Entrevista en A24

Sergio Berni: "El confinamiento no se cumple en la medida que se tiene que cumplir"

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires criticó el comportamiento de la sociedad a la hora de cuidarse contra el Covid-19.
Sergio Berni: El confinamiento no se cumple en la medida que se tiene que cumplir

Sergio Berni: "El confinamiento no se cumple en la medida que se tiene que cumplir"

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, habló en A24 sobre la situación sanitaria en medio de la segunda ola de coronavirus y afirmó que el confinamiento impuesto para contener la enfermedad "no se cumple en la medida que se tiene que cumplir".

“Cualquier medida restrictiva tiene un resultado esperado. Estamos en una situación sanitaria crítica que va a llevar por lo menos un mes más, calculo. Ahora la diferencia es que la vacuna es una realidad y que Argentina está teniendo un ritmo de vacunación muy importante", sostuvo el funcionario bonaerense en diálogo con Romina Manguel.

Embed

En relación con la efectividad de las restricciones, consideró: "No hay otra cosa que el confinamiento, pero no se cumple en la medida que se tiene que cumplir. Cuando la medida no es restrictiva y profunda para todo el mundo, es muy difícil el cumplimiento. Cuando empezamos en tres o cuatro semanas no volaba una mosca. Después se fue relajando y hoy estamos en la situación que estamos. Es culpa de la sociedad, somos trasgresores por definición".

"No somos una sociedad entrenada en ciertas normas. Esto no es ni bueno ni malo. Es una descripción. Al mediodía hay cola en los lugares para almorzar y uno piensa: 'no puede ser'. Deberían estar cuidándose. Es el comportamiento argentino. Así estamos transitando esta enfermedad", insistió Berni.

Por último, sobre los vínculos dentro del espacio político del Frente de Todos, expresó: "Tengo muchas diferencias, algunas son de forma, otras de fondo. Unas pueden a llegar a ser irreconciliables. El limite es el respeto de la soberanía nacional. Para quienes tenemos una visión nacionalista de la conducción política hay algunos temas pendientes. No soy un obsecuente, tampoco el dueño de la verdad. El Gobierno no es un club de amigos. Vinimos a gobernar, a generar políticas de estado para llevarlo a una situación de bienestar. No hay que tener miedo a las discusiones".