Hoja de ruta

Sergio Massa arma un sendero de precios que lo puede obligar a ser candidato presidencial aunque por ahora lo niega

El ministro tiene una hoja de ruta con bajas de 1% de inflación por bimestre; los economistas descreen de ese pronóstico. Cristina jugaría en Provincia. La resistencia de Massa. ¿Scioli, Manzur y otros "tapados"?
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Massa anunció un acuerdo de precios de los combustibles con las principales empresas petroleras

Massa anunció un acuerdo de precios de los combustibles con las principales empresas petroleras

Con el presidente Alberto Fernández cada vez más devaluado y ante una reelección que parece imposible, el ministro de Economía, Sergio Massa, construye una hoja de ruta o “sendero” de descenso de la inflación que, si tiene éxito, lo instalaría naturalmente como potencial candidato presidencial en 2023. Por ahora él se resiste y dice que se retirará al menos por dos años.

Según confiaron a A24.com en el equipo económico de Massa, el plan Precios Justos, al que ayer se sumaron las principales petroleras del país, le aseguraría un sendero de descenso de la inflación.

Es el principal problema que afronta junto con la llegada de dólares para engrosar las reservas del Banco Central, evitar una devaluación y reabrir las importaciones, cuyo cierre tiene paralizada a la economía.

Sin embargo, economistas más ortodoxos descreen de ese plan. Ante la consulta de A24.com aseguraron que el nivel de emisión monetaria por el plan del Dólar Soja II, las subas de tarifas y de los dólares financieros, más el ajuste de salarios para ganarle a la inflación, impedirán ese descenso. “Para alcanzar esa meta debería haber un fuertísimo ajuste fiscal, freno de la actividad y además credibilidad”, señaló com la economista María Castiglioni Cotter, de C&T.

Una apuesta económica que deriva en especulaciones políticas sobre 2023

sergio massa presentó precios justos - FOTO PRENSA ECONOMIA.jpeg

Ese debate económico tiene objetivas implicancias políticas. En la Casa Rosada aseguraron a A24.com que el éxito de Massa desencadenaría una fuerte presión del Frente de Todos para que Massa asuma la candidatura presidencial en 2023. El entorno de Massa asegura que no será candidato y que, como él anticipó, terminará su carrera. Sin embargo, todos sus anuncios y discursos tienen una puesta en escena presidencial.

Según el Plan Massa, el programa de Precios Justos, al que ayer se sumaron las principales empresas petroleras, garantizará que la inflación de noviembre, diciembre y enero de 2023 bajará a una cifra que comience con 5. “Sería 5 y pico durante tres meses: 5,7 o 5,5, pero debe arrancar en 5”, dijo una fuente del Ministerio de Economía a A24.com.

En ese sendero decreciente, en febrero y marzo de 2023 el índice debería bajar a “4 y pico”, y en abril y mayo a 3 y monedas, para comenzar a controlar la inflación. De ese modo, Massa buscaría darle una posibilidad al Frente de Todos de poder competir en las presidenciales de 2023.

Si baja la inflación, Cristina Kirchner también juega su partido

17-11-2022_vicepresidenta_debe_haber_un_acuerdo.jpg
El discurso de Cristina Kirchner en La Plata (Foto: Télam)

El discurso de Cristina Kirchner en La Plata (Foto: Télam)

Pese a que la militancia, La Cámpora e intendentes reclaman que la vicepresidenta Cristina Kirchner sea candidata presidencial en 2023, las voces más moderadas del Instituto Patria aseguran que ella no querrá postularse: no está segura de ganar y prefiere ser candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires para asegurarse la banca y los fueros parlamentarios en caso de sentencias judiciales adversas.

Pero ella tendrá y elegirá a un candidato. Podría ser Massa, o el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Sin embargo, también el embajador en Brasil, Daniel Scioli, siempre está dispuesto a sacrificarse. Los gobernadores y voces cercanas a la CGT proponen también al jefe del Gabinete, Juan Manzur. Estos serían los candidatos “tapados” del Frente de Todos.

"El pidió no meterse en política", repiten cerca de Massa

“Massa pidió no meterse en política cuando asumió. Eso será más adelante. La familia le pide que no sea candidato. Y él está concentrado en la economía, falta mucho para eso”, dijo un funcionario de su entorno.

Para fortalecer la hipótesis de ese “sendero” de baja en la inflación, en el Palacio de Hacienda aseguran que el Plan Precios Justos, que reemplazó al de Precios Cuidados, aplacará la presión inflacionaria por el congelamiento de 2000 productos de primera necesidad hasta marzo próximo.

Además, hay 30.000 productos acordados que solo podrán aumentar en esos meses hasta un 4%. En esta lógica, Massa anunció un acuerdo con las principales petroleras, YPF, Shell, Axion y Trafigura, que se incorporaron al programa de Precios Justos y seguirán el mismo “sendero”.

28-11-22 | PETROLERAS SE SUMAN AL PROGRAMA PRECIOS JUSTOS | DISCURSO

La apuesta de congelar el precio de los combustibles busca abaratar el precio del transporte, que es uno de los ítems que impacta decisivamente en la inflación. Pero el mismo día en que el gobierno anunciaba un control de precios en las petroleras, estalló otro corte de rutas en Vaca Muerta por parte de grupos mapuches que reclaman tierras y que el Gobierno no puede o no quiere controlar.

Los elementos que le dan esperanza a Massa para bajar la inflación

Un alto funcionario cercano a Massa señaló a A24.com que allí está la apuesta central. “Massa dice que a mediados de 2023 va a ser 3,5 o 3,6%. Están todos los cañones ahí. Rápido vamos a ver si el efecto precios sobre alimentos funciona, el tema combustible es importante porque todo se transporta en la Argentina, el país es eterno. El va día a día tocando cosas para por lo menos torcer la tendencia”, dijo.

Los técnicos del equipo económico plantean que “existe una desaceleración de la inflación que se va a empezar a ver en los próximos meses”. Argumentan que el índice de octubre arrojó dos datos positivos: la inflación “núcleo” fue de 5,5%, bastante menor que la general, del 6,3%. Y la mayorista fue de 4,8%, que signifca menos presión de costos a los privados.

Además, dicen que la inflación de septiembre fue 6,2% y que en agosto, cuando asumió Massa, fue de 7%, por lo cual la tendencia es a la baja. ¿Alcanzará para consolidarse?

En la Casa Rosada aseguran que Massa se resistirá para lograr autonomía

Otro funcionario que responde al Movimiento Evita señaló a A24.com que “esa es la apuesta centralmente de todos y particularmente de Sergio” y que el ministro de Economía “va a decir que no quiere ser candidato para provocar que tengamos que pedirle por favor que lo sea, para tener más poder al interior de la coalición y poder mostrar una candidatura que no quede atada a Cristina Kirchner y tampoco a Alberto Fernández”.

Y remató: “Cuanto más logre estabilidad económica y logre que todos le pidamos que sea candidato, más libertad va tener para hacer la campaña y mejor le va a salir”.

En línea con el massismo, otras fuentes del Frente de Todos aseguran que Massa efectivamente quiere retirarse el 10 de diciembre próximo a cuarteles de invierno, con un cierto éxito de estabilización en la inflación.

Eso le daría autoridad para convertirse en un crítico del futuro gobierno, si es que no gana el Frente de Todos, y construir su regreso electoral en 2025 como candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires y proyectarse hacia 2027 como un candidato presidenciable sin competidores en el Frente.

Claro que las circunstancias políticas de 2023 y las necesidades del Frente de Todos están a la vuelta de la esquina y Massa podría tener presiones para asumir una candidatura presidencial que hoy niega.

Optimismo en Economía por la llegada de dólares y la baja de gasto

En Economía, ayer había optimismo por la primera jornada de liquidación de soja luego del anuncio del Dólar Soja II a 230 pesos que durará hasta el 31 de diciembre próximo. El Banco Central informó que retuvo 292 millones de dólares. La meta que se impuso Massa fue de 3000 millones.

En Economía, además, existe optimismo porque se espera el desembolso del BID de 500 millones de dólares, un incentivo a los hidrocarburos por ley, y un blanqueo de los dólares en negro tras un acuerdo con los Estados Unidos, entre otras medidas. La acumulación de reservas busca cumplir con la meta del FMI y evitar a toda costa una devaluación.

Además, esgrimen que el gasto público se está bajando. El Monitor de Ajuste del Gasto (MAG) de la consultora Analytica indicó que la tercera semana de noviembre, el gasto primario real fue 1,1% inferior de la misma semana de octubre y 16,8% de un año atrás.

Los economistas más ortodoxos desconfían de la baja de la inflación

Todo el armado económico de Massa encuentra fuertes críticas entre los economistas más ortodoxos. “No vemos una baja de la inflación. Ya parece difícil que noviembre y diciembre la inflación esté abajo de 6% y los otros meses más difícil todavía”, dijo a A24.com María Castiglioni, economista de C&T.

“Con estas medidas para evitar la devaluación brusca o crisis de deuda está acumulando más desequilibrios especialmente en el Banco Central”, observó Castiglioni.

El economista Roberto Cachanosky señaló a A24.com que “salvo que dibujen el IPC no lo veo posible”. Su colega Carlos Melconián señaló que la baja al orden de 5 puntos en la inflación en "sólamente puede ser en noviembre". Y Luis Palma Cané lo consideró un mero entretenimiento intelectual.

s