Elecciones 2021

Últimas negociaciones entre Alberto y Cristina por los candidatos de la provincia, mientras se tensa el PJ del interior bonaerense

El Presidente y Cristina estudian las piezas del ajedrez. La amenaza de PASO en las ciudades bonaerenses donde no gobierna el peronismo.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Alberto

Alberto, Cristina y Massa. (Foto: archivo)

Dos negociaciones cruzadas habitan en estos momentos los pasillos de la Casa Rosada y el Instituto Patria. Alberto Fernández y Cristina Kirchner dirimen, con delegados o intervenciones directas, la lista de candidatos a diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires, el territorio donde el kirchnerismo hace base, mientras al mismo tiempo hay tensión en el PJ del interior bonaerense por la necesidad de distintos sectores de competir en las PASO.

Para la boleta “grande” -la de diputados nacionales- la cuestión a resolver es de balance. Ninguno de los socios de la coalición está dispuesto a que los enroques de nombres o la composición final de la tira los deje en inferioridad de condiciones.

Ejemplo: Alberto no quiere ceder a Santiago Cafiero para el Congreso porque sabe que sería visto como una señal de debilidad, y en la Casa Rosada tienen en claro además que ese sillón vacante sería ocupado por un delegado del cristinismo.

cafiero ok.jpg
Cafiero, una prenda de negociación. (Foto: archivo)

Cafiero, una prenda de negociación. (Foto: archivo)

Entre los de su confianza, el Presidente empuja por Victoria Tolosa Paz, titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales, y los intendentes del Conurbano Juan Zabaleta, de Hurlingham, y Mariano Cascallares, de Almirante Brown. Para la Ciudad es casi número puesto que el radical K Leandro Santoro será cabeza de lista.

Otro nombre que surge en las discusiones es el de Gabriel Katopodis, el ministro de Obras Públicas que tiene buen diálogo con todos los sectores. Ex massista y ex delegado de Florencio Randazzo en las elecciones de 2017, el hombre de San Martín prefiere quedarse en la gestión -y el Presidente tampoco quiere moverlo-.

Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, en entrevista con A24.com. (Foto: Presidencia)
Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas. (Foto: Presidencia)

Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas. (Foto: Presidencia)

Aunque perdido en el fragor fetichista de la danza de nombres, surge un interrogante que no puede pasarse por alto: si finalmente hubiera intendentes del Conurbano en la lista de diputados y resultaran electos, ¿asumirían sus bancas o replicarían el modelo “testimonial” de Néstor Kirchner en 2009?

El último antecedente en ese rubro no es alentador: el lomense Martín Insaurralde llegó al Congreso tras las elecciones legislativas de 2013 y renunció un año después para volver al municipio.

Como fuera, la selección "sub 40" del Frente de Todos deberá contener a los albertistas, la tropa de Cristina, el PJ del Conurbano, el massismo, el sindicalismo y los movimientos sociales. El Presidente y la vice siguen frente al tablero de ajedrez estudiando las piezas.

La otra disputa

A diferencia de la unidad monolítica en el Conurbano, el peronismo del interior bonaerense puja por lugares en las listas seccionales y amenaza con utilizar las PASO si no hay acuerdo. La “rosca” metropolitana y los observadores del mainstream no suelen prestarle demasiada atención al territorio árido de la llanura, pero en esos pagos pudiera estar cociéndose una nueva interna.

Lo dijo Rodolfo "Manino" Iriart, director del Correo Argentino y referente peronista de la Quinta Sección, que nuclea a Mar del Plata: “En 2009, 2013 y 2017 los intendentes estaban bien posicionados. En todos esos años ganamos en la Tercera Sección electoral (que es el sur del Conurbano) pero perdimos en la provincia. Si no tenemos en cuenta que necesitamos hacer ofertas amplias en todos los distritos ponemos en riesgo lo que construimos", advirtió.

sergio-berni.jpg
Sergio Berni amenaza con jugar en las PASO. (Foto: archivo)

Sergio Berni amenaza con jugar en las PASO. (Foto: archivo)

Iriart, un ex sciolista, dijo lisa y llanamente que en algunos distritos “no descartaría” una PASO en el Frente de Todos. Es lo mismo que viene planteando un hombre de peso como Sergio Berni, que ya fue senador provincial y no rechaza la posibilidad de fogonear una lista en la Segunda Sección, en el norte bonaerense.

Es conocido el enfrentamiento de Berni con el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, un socialista aliado al peronismo, por lo que no debería sorprender que el ministro de Seguridad de Axel Kicillof terminara apadrinando a una figura propia o poniendo el cuerpo en una nómina para diputados provinciales. ¿Otra candidatura testimonial?

También salió a pedir lugares en las listas el partido Proyecto Sur, que fuera propiedad del fallecido Pino Solanas. "Me preocupa que el marketing o las encuestas terminen definiendo la estrategia”, dijo Jorge Selser, el nuevo presidente del sello. “Es un proceso que vemos que ocurre en otros partidos, que privilegian la fama o la presencia mediática al debate de las ideas", insistió.

¿En qué ciudades puede haber PASO en el PJ?

En los distritos del interior bonaerense donde no gobierna el PJ las quejas apuntan a La Cámpora. “Ellos arman ahí, pero los sectores que representamos nosotros tienen que ver con el peronismo, Sergio Massa, la clase media y el comerciante”, se quejan los justicialistas, que apuntan que, a diferencia de 2019, “hoy no se está convocando a todos”.

Para lograr la reacción de quienes tienen la lapicera, los peronistas del interior avisan que, en 2015, Cambiemos “se abrió” , el PJ se cerró y la elección terminó en derrota, una situación que el Frente de Todos revirtió cuatro años después con la unidad de todas las tribus.

Jorge Ferraresi, flamante ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat. Foto: NA.
Ferraresi, aliado de Cristina. (Foto: NA)

Ferraresi, aliado de Cristina. (Foto: NA)

“La síntesis garantiza la posibilidad de tener la mejor elección. Tienen que haber un esfuerzo hasta el último minuto para que se logre en cada lugar del territorio”, razonan. Como parte de esa argumentación, el PJ puntea que Pinamar, Lobería y Necochea, entre otros, están pidiendo PASO porque “en un año y medio no tuvieron ni una reunión”, igual que en Mar del Plata, donde -dicen- “hace 9 meses que no hay actividades del Frente de Todos”.

Por eso no debería sorprender que aparecieran listas B del peronismo en ciudades como Dolores, San Cayetano, Tandil, Azul, Olavarría, Balcarce, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Tres Arroyos, Junín, Bahía Blanca y La Plata, la ciudad de Tolosa Paz.

Tal vez la respuesta a este reclamo la tenga el ministro de Desarrollo Territorial e intendente de Avellaneda en uso de licencia, Jorge Ferraresi, que dijo en diálogo con Futurock que Cristina es lisa y llanamente "la madre del Frente de Todos” y por eso es quien decide. Fin de la discusión.