Vuelve la discusión por los vuelos cancelados

Varados: por la presión de las aerolíneas, el Gobierno analiza flexibilizar el cupo de pasajeros para ingresar en el país

En Salud, quieren mantener el cupo actual de 1000 ingresos por día para contener la variante Delta. Pero otros organismos quieren abrir el cupo gradualmente. Cómo sería el plan.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Presión por los varados. 

Presión por los varados. 

El gobierno de Alberto Fernández analiza si flexibiliza aún más desde el sábado próximo el cupo de 1000 pasajeros permitidos por día para ingresar en el país ante una fuerte presión de las aerolíneas. La ministra de Salud, Carla Vizzotti, es la más reticente para ampliar el cupo, porque busca evitar que se dispare la propagación de la cepa Delta de Covid 19 que circula en el país con 89 casos.

Pero otros sectores buscan permitir que se abra el cepo migratorio a un mayor número de pasajeros para evitar más vuelos cancelados, aunque en ningún caso habrá un salto abrupto sino que sería gradual. En la Casa Rosada aseguraron a A24.com que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) impulsa la idea de flexibilizar el ingreso de pasajeros para repatriar a los varados.

Paralelamente, la Dirección Nacional de Migraciones dispuso autorizar el ingreso de extranjeros que sean familiares directos de residentes argentinos en el marco de un programa de "reunificación familiar". Aunque podrán entrar siempre dentro del cupo que fije el Gobierno a partir de la caída del DNU que vence este viernes.

El viernes próximo vencerá la Decisión Administrativa 683 que disponía en esta etapa un límite de ingresos de 7000 pasajeros por semana, es decir un promedio de 1000 por día. Todos los días hay reuniones entre los organismos. Pero este jueves se comenzará a analizar el tema en un encuentro entre las segundas líneas de todas las áreas involucradas en el conflicto.

Según pudo saber A24.com, las empresas aerocomerciales le transmitieron al Gobierno que tienen su operatividad en serio riesgo por las limitaciones para transportar pasajeros por las restricciones que buscan postergar la llegada de la variante Delta a la Argentina. Muchas de ellas deben suspender vuelos programados para noviembre, diciembre y enero.

Comienzan las reuniones definitorias del cepo migratorio

“Todavía no está la definición, pero hay preocupación y malestar porque Salud no quiere flexibilizar vuelos, o al menos es la más reticente, aunque la Anac y otros organismos quieren que se amplíe el cupo. Todavía no hay precisión”, dijeron a A24.com fuentes de la Casa Rosada. El Ministerio del Interior, que dirige Eduardo De Pedro, no definió una postura. “No hay nada, mañana comienza a hablarse”, dicen.

Otras fuentes aseguran que la directora de Migraciones, Florencia Carignano, también quiere flexibilizar, así como los ministros de Transportes, Alexis Guerrera, y de Turismo y Deportes, Matías Lammens. Sin embargo, en ambas carteras aseguraron que Guerrera y Lammens no tienen “posición tomada y que los criterios que se seguirán son los sanitarios que dicte Salud”.

En principio, la reunión será entre los funcionarios de segundas líneas de la jefatura de Gabinete, que dirige Santiago Cafiero, Salud, Interior, Transporte, Turismo y la ANAC, que dirige Paola Tamburelli. Las presiones de las aerolíneas recaen sobre varios organismos estatales y muchas empresas dijeron que “están inoperables y suspendiendo vuelos”.

“Seguramente más restricciones que ahora no habrá, y si hay flexibilización será gradual no va a haber un salto de 1000 a 10.000 pasajeros por día”, dijo una fuente involucrada en el asunto.

“Cada organismo pone su visión: la ANAC tiene siempre la postura de abrir, pero lo que más pesa es el análisis de la evolución de la pandemia que hace el Ministerio de Salud”, dijo a A24.com una alta fuente de la Casa Rosada, donde el tema preocupa.

Salud quiere cerrar siempre para evitar que se propague la cepa Delta

Si bien cerca de Vizzotti aseguraron a A24.com que “el tema no se trató hoy (por ayer) porque la ministra se focalizó en el anuncio sobre las segundas dosis de vacunación”, en el Gobierno confiaron que Salud se opone a una mayor apertura de cupo.

“Salud quiere cerrar siempre. No quiere incrementar el cupo. Tenemos 89 casos circulando”, dicen en Balcarce 50. En cambio, en la ANAC y en la Cancillería, que dirige Felipe Solá, se evalúan alternativas con las aerolíneas para repatriar a los varados cuyos vuelos fueron reprogramados y permanecen en el exterior.

Sin embargo, las definiciones correrán por cuenta del Presidente, del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y de Vizzotti. “La variante Delta está circulando si bien los contagios son circunscriptos a viajeros y contagios de contactos estrechos. No estalló. Pero hay que cuidar para que no se dispare. Por eso no quieren abrir hasta que avance la doble vacunación”, dicen en la Casa Rosada.

Precisamente, Vizzotti anunció ayer que el Gobierno comenzará a combinar la primera dosis de Sputnik V con las segundas dosis de AstraZeneca y Moderna para acelerar la vacunación. Quienes quiera esperar la segunda dosis de Suptnik podrá hacerlo también.

Mediante la Decisión Administrativa 683/2021 que caduca el viernes 6 de agosto, se había dispuesto un régimen de cupos que quizás se amplié desde el sábado próximo. Se habían dispuesto cupos de 5200 hasta el 16/7/2021, unos 742 ingresos diarios; 6300 pasajeros hasta el 23/7/2021, o sea 900 ingresos diarios, y 7000 hasta 6/8/2021, lo cual representaba 1000 ingresos diarios de promedio.

s