Qué pasó. En una conferencia de prensa, el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, contó que padece un cáncer de próstata que se extendió a los huesos, por lo que deberá pedir licencia para profundizar su tratamiento y no se presentará a la reelección en 2019.

Con lágrimas en los ojos, el mandatario sostuvo que "lo que era originalmente un cáncer de próstata ha devenido en una extensión de la enfermedad", y expresó: "Ahora tengo cáncer de huesos, fundamentalmente el fémur y una costilla, y algunos ganglios en las arterias ilíacas. Eso hace que ese una pelea dura con un tratamiento riguroso y complicado".

Cómo sigue su tratamiento. Verna precisó que tendrá que hacer un "duro" de lunes a viernes, que puede durar hasta ocho semanas. "Esto me obliga a tomarme licencia sin goce de haberes".

También precisó que hay equipo formado por oncólogos, urólogos y médicos que se ocupan de su enfermada y que ya le están dando las primeras aplicaciones, que se irán "intensificando con el tiempo".