Salud

"Wado" de Pedro se reunió con el arquero de Gimnasia y chicos con disfluencia, ¿qué es este trastorno y cómo identificarlo?

El encuentro del ministro del Interior con Rodrigo Rey y jóvenes con tartamudez buscó concienciatizar sobre la discrimación. Las burlas de los hinchas de Estudiantes que marcaron al arquero de Gimnasia.
La tartamudez es un trastorno del habla que causa interrupciones en la fluidez al hablar.

La tartamudez es un trastorno del habla que causa interrupciones en la fluidez al hablar.

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, se reunió este sábado con el arquero de Gimnasia y Esgrima La Plata, Rodrigo Rey, y jóvenes con disfluencia con el objetivo de compartir experiencias personales y generar un espacio de concientización contra el maltrato y la discriminación.

El encuentro -del que participaron también dirigentes de Gimnasia, de Estudiantes de La Plata y de la Asociación Argentina de Tartamudez- tuvo lugar en el predio que Gimnasia tiene en Estancia Chica y buscó fortalecer la lucha contra la discriminación, además de crear conciencia de la necesidad de terminar con los episodios de intolerancia.

"Tenemos que aprender a ponernos en el lugar del otro, a ser más tolerantes frente a las diferencias y a respetarnos entre todos. No debemos ser testigos ni espectadores de los hechos de maltrato, y a los chicos les pido que alcen la voz y pidan ayuda a un adulto, porque así vamos a construir una sociedad más justa", dijo "Wado".

Las burlas contra Rodrigo Rey por hinchas de Estudiantes

Rodrigo Rey por las burlas por su tartamudez.jpg
Las burlas contra Rodrigo Rey por hinchas de Estudiantes.

Las burlas contra Rodrigo Rey por hinchas de Estudiantes.

La actividad surgió a partir de lo sucedido con Rodrigo Rey en el clásico platense: el arquero denunció que fue hostigado por la parcialidad de Estudiantes justamente por su disfluencia.

“Lo que hice fue buscar mi agua, saludar e irme. No insulté a nadie ni dije nada. Pero meterse en cierta forma con una dificultad que tengo yo de chico es algo que no va, que no suma como sociedad y que no le suma a nuestro fútbol”, había explicado en diálogo con la prensa.

"Wado" De Pedro, quien sufre la misma dificultad, se comunicó con Rey apenas conocido el episodio y expresó su solidaridad a través de sus cuentas en las redes sociales.

Wado de Pedro: la historia de sus trastornos del habla

Wado de Pedro.jpg
El Ministro del Interior, Wado de Pedro, habló sobre su tartamudez.

El Ministro del Interior, Wado de Pedro, habló sobre su tartamudez.

Cuando era chico me costaba pedir helado, pedir la comida, tocarle la puerta al portero a la casa de un amigo”, relató sobre sus primeros años de vida. Luego, con una emoción que se manifestó en lágrimas, agregó: “De adolescente, no ir a hablar con una chica que te gusta”, contó el ministro en una entrevista al canal Telefe.

El funcionario nacional dio detalles de su “disfluencia” en el habla, mal llamada “tartamudez”. “Tenés los estudios que demuestran que la disfluencia o la tartamudez son consecuencia de traumas emocionales”, dijo, y detalló que los traumas “están en mi infancia”. En este marco, planteó que hay estudios científicos que lo relacionan a cuestiones de los hemisferios del cerebro.

¿Qué es la disfluencia o tartamudez?

Según la Fundación Americana de la Tartamudez, puede ser difícil distinguir entre la disfluencia que es parte normal del desarrollo y las primeras señales de tartamudez.

Por consiguiente, el diagnóstico de la tartamudez es casi siempre provisional y se basa tanto en la observación directa del niño como en la información que proporcionen los padres respecto a cómo éste se expresa en diferentes situaciones y momentos.

La disfluencia normal

Tartamudez.jpg

"Wado" de Pedro se reunirá con Rodrigo Rey de Gimnasia y jóvenes con disfluencia.

Entre los 18 meses y los siete años de edad, muchos niños atraviesan períodos de disfluencia del lenguaje vinculada a sus esfuerzos por aprender a hablar. Los niños de entre 18 meses y tres años de edad con disfluencia normal suelen repetir los sonidos, las sílabas y las palabras, casi siempre al iniciar una oración. Por lo general, esto ocurre en una de cada diez oraciones.

Después de los tres años de edad, el niño con disfluencia normal no suele repetir sonidos o sílabas sino palabras ("No-no-no puedo.") y frases completas ("No puedo-no puedo-no puedo ir".) También es común que usen "expresiones de relleno" como "eh" y "um", que cambien de tema en medio de una oración, que se corrijan y que dejen oraciones sin terminar.

La tartamudez leve

Al igual que la disfluencia normal, la tartamudez leve puede hacerse más evidente cuando el niño comienza a formular frases de dos palabras. Los niños con tartamudez leve pueden demostrar las mismas repeticiones de sonidos, sílabas y palabras que los niños con disfluencia normal, pero suelen repetirlos más a menudo en general y más veces en cada ocasión que lo hacen.

Por ejemplo, en lugar de repetir una o dos veces una sílaba, la repiten cuatro o cinco veces: "¿Me-me-me-me lo puedes alcanzar?".

Pueden, por ejemplo, parpadear o cerrar los ojos, mirar hacia un costado o tensar la boca al tartamudear. Otro signo de tartamudez leve es la persistencia cada vez mayor de las trabas normales.

La tartamudez grave

Los niños con tartamudez grave dan muestras de gran tensión, esfuerzo físico y lucha por esconder su tartamudez y pueden incluso evitar hablar. Aunque la tartamudez grave es más común entre los niños mayores, puede surgir en cualquier momento entre el año y medio y los siete años de edad.

Se caracteriza por la disfluencia de lenguaje en casi todas las expresiones verbales del niño:

  • El tartamudeo suele durar un segundo o más.
  • El alargamiento de los sonidos y los bloqueos verbales ocurren a menudo.
  • Puede manifestar actitudes relacionadas con la tartamudez, tales como cerrar los ojos, parpadear, apartar la vista o tensar los músculos de la boca y otras partes de la cara.
  • La voz se le atipla o agudiza al repetir o alargar los sonidos.
  • Es posible que anteponga sonidos como "um", "eh" y "bueno" a las palabras con las cuales espera trabarse.

La tartamudez grave es más probable que persista, especialmente en aquellos niños que han tartamudeado por 18 meses o más, aunque algunos se recuperarán de manera espontánea.

s