Comercio exterior

Creó su marca durante la crisis del 2001 y hoy exporta a Europa, Asia y Estados Unidos

Decidió lanzar su empresa de confección de indumentaria durante un período difícil para el país. La creatividad, la pasión y capacitarse constantemente fueron clave a la hora de abrir nuevos mercados. Conocé el caso de Agostina Bianchi.
Lionel Paredes
por Lionel Paredes |
Agostina Bianchi desde su showrrom de Palermo asegura que fue clave para la empresa tener una estrategia a la hora de exportar.

Agostina Bianchi desde su showrrom de Palermo asegura que "fue clave para la empresa tener una estrategia a la hora de exportar".

El diseño argentino en la confección de indumentaria es quizás el as bajo la manga de la industria textil, una carta que le permite exportar a una empresa a pesar de tener el viento en contra.

El sector enfrenta grandes desafíos en el mercado interno por los altos impuestos, la pandemia y las importaciones. Sin embargo, a modo de defensa, el diseño y la calidad de las prendas nacionales apuntan a sectores premium en el exterior. Existen empresas –en su mayoría PyMES– que le hacen frente a la adversidad y, a través de diferentes estrategias, se posicionan en el exterior con materiales sustentables y con el sello local.

Agostina Bianchi, que desde el 2001 desarrolla la marca que lleva su nombre y es concebida como sello de autor, asegura que “fui hija de la crisis, ya que en 2001 Argentina presentaba un contexto económico poco favorable, pero propicio para utilizar la creatividad y las buenas ideas para comenzar”.

Sus colecciones rescatan técnicas ancestrales del tejido hecho por los indígenas Tobas, combinadas con otras técnicas manuales, junto a la reutilización de hilados sobrantes de producción para no generar desperdicios en el medio ambiente. Se genera así un producto de consumo consciente.

"Tuve la posibilidad de viajar y vivir en el exterior por tres años, y comencé a comercializar mi marca en el extranjero, principalmente en Europa y países vecinos, a los cuales se les fueron sumando otros", cuenta Bianchi.

"La marca fue concebida como sello de autor: el objetivo fue y es lograr un producto diferenciado, con estilo propio, de elaboración artesanal y calidad, sin dejar de lado el diseño ético y la funcionalidad de la prenda. Además, hay una conciencia en toda la cadena productiva y con los animales que proveen el material, ya que su bienestar es sumamente importante para nosotros, para obtener un producto ecofriendly", agrega la diseñadora.

"Actualmente desarrollamos un universo de tejidos tanto para el hogar, como la línea home y prendas tejidas de todo tipo para la mujer actual", explica Bianchi.

Durante este año la empresa prevé destinar el 10% de su producción a exportación y calcula que para el 2022 podrá duplicar sus exportaciones.

La mirada exportadora

"En los primeros años, tuve que capacitarme en comercio internacional ya que mi carrera se basa en lo textil y el marketing. Fue un gran desafío aprender a negociar y además comprender que cada país es un mundo", comente Bianchi.

"No es lo mismo comenzar negociaciones con un país como Japón, donde se toman su tiempo, analizan y son culturalmente más protocolares hasta que deciden darte su tarjeta para, recién para iniciar una charla comercial. Todo lo contrario sucede al vender en Estados Unidos donde son más inmediatos, prácticos y rápidos a la hora de efectuar una compra. No suelen dar vueltas: si algo les gustó cierran el trato y ya quieren que al otro día les estés enviando la mercadería. Poder entender las diferentes culturas y cómo cada una se maneja en los negocios es clave", enfatiza Bianchi.

La ferias

Dentro de la industria textil del diseño, se destaca la participación local en las ferias internacionales del sector más importantes del mundo, como Miami Fashion Week (EE.UU.), Rooms Tokio (Japón), NY Now (New York EE.UU.), Mi Milano Pret a Porter (Milán, Italia), Fashion District (Los Ángeles Estados Unidos) y La BREAD BUTTER (en Berlín y en Barcelona).

Existen diferentes herramientas de promoción comercial en las cuales se pueden incluir la participación en misiones comerciales específicas, (como por ejemplo las semanas argentinas), como así también misiones comerciales inversas, donde se invita a importadores y distribuidores de los países considerados estratégicos a conocer productos y así promocionar negocios en nuestro país.

Además se pueden realizar visitas a zonas productivas y rondas de negocios.

Bianchi asegura y destaca que para el negocio "es vital crecer a pasos sólidos y desarrollar nuevos mercados con relaciones comerciales a largo plazo".

Actualmente la empresa exporta a Italia, España, Inglaterra, Uruguay, Japón, Hong Kong, Noruega, Francia, Costa Rica, Estados Unido y Chile. Si bien durante la pandemia en muchos de estos países estuvieron paradas las exportaciones, hoy en día están volviendo a invertir en el diseño argentino.

-

Últimas Noticias

s