Casos de éxito

Dos emprendedoras lanzaron un eCommerce de cosmética y esperan facturar $30 millones a fin de año

Paola y Fernanda crearon a principios de año Refill Lab, una empresa que fabrica y comercializa productos cosméticos que cuidan el ambiente.
Christian Dátola
por Christian Dátola |
Paola Pandra y Fernanda Meza

Paola Pandra y Fernanda Meza, fundadoras de Refill Lab, una innovadora empresa de cosmética comprometida con el planeta.

Desde hace años soñaban con tener una empresa que venda productos innovadores y, sobre todo, sea sustentable. Entonces, comprometidas con el cuidado del ambiente, Paola y Fernanda decidieron crear Refill Lab, un emprendimiento de cosmética que se adaptó a los nuevos hábitos de consumo, a las exigencias de las nuevas generaciones y a las oportunidades que brinda el eCommerce.

Antes, en 2005, juntas ya habían fundado María Casabal, una empresa que se especializa en fabricar productos cosméticos y de hogar para grandes empresas, como Arredo, por ejemplo. "La empresa que tenemos hace 16 años es un negocio B2B, es decir, le vendemos a los mayoristas y los mayoristas al cliente final. Por eso, además de armar un negocio sustentable, teníamos ganas de armar un B2C para ir directamente al público final", explicó Paola Pandra, una de las emprendedoras, para PyMES de A24.com.

"Hace varios años teníamos las ganas y la convicción de armar una empresa sustentable que nos represente", agregó, siempre con una sonrisa en su cara y un entusiasmo muy lindo. Además, detalló, "estuvimos trabajando y pensando qué hacer durante mucho tiempo, después articulamos toda nuestra experiencia y algunas tendencias a nivel mundial para desarrollar el concepto del Refill que, en otras partes del mundo, avanza con mucho éxito".

Para Paola, "si bien en Argentina somos los primeros en desarrollar el refill para productos de cosmética y hogar, en otras partes del mundo, como Europa, Australia y Estados Unidos ya existe desde hace algún tiempo".

El refill, una tendencia mundial

Por ejemplo, contó, "en Europa hay muchas marcas de primera línea que ofrecen el refill de perfumes. La persona se acerca al local, compra por primera vez el producto, con el pack, el frasco y la cajita, como siempre. Pero a partir de la segunda vez, puede rellenar el frasco con el perfume directamente. Este concepto nos pareció súper innovador porque en términos de reducción de desechos y de huela ambiental es clave".

De esa manera, "como queríamos armar una empresa sustentable y hacer un negocio B2C en el que nuestras fragancias sean súper exclusivas, unimos todo esto y así nació la idea", relató Paola.

A diferencia de muchas empresas y emprendedores, el 2020 para ellas representó un año de mucho aprendizaje, trabajo y entusiasmo porque encontraron la misión de su nuevo emprendimiento. "Durante la pandemia diseñamos el packaging, las fragancias, los procesos y después de 6 meses, en enero de 2021, lanzamos nuestra tienda virtual", explicó.

Actualmente, la empresa tiene 10 empleados, vende todos sus productos en bidones de 2 litros a través de su comercio electrónico, que es su principal canal de venta, y cuenta con alcance nacional y envío gratuito. Asimismo, tienen desarrollado el canal mayorista con más de 35 puntos de venta en todo el país.

"Como es un concepto muy nuevo, aplicamos tecnología a la tienda digital para brindar al usuario herramientas cross selling que lo ayuden a lo largo de todo el proceso de compra y genere una linda experiencia de venta", resaltó Paola. Y destacó: "todos los productos que lanzamos son naturales, aprobados por ANMAT, cruelty free, veganos, sin parabenos, sin sulfatos y sin minerales. Son súper cuidados en términos de formulación y elaboración para ofrecerle lo mejor a nuestros clientes y que puedan contar con un producto realmente biodegradable. Esa es nuestra propuesta diferencial"

Los desafíos del emprendimiento

Al ser consultada sobre los desafíos, Paola reflexionó: "nos pusimos como objetivo terminar el año con más de 60 productos y accesorios". Además, dijo, quieren consolidar el canal online para que la experiencia sea "súper completa y amable", crecer en canal de mayorista y alcanzar al menos 50 para terminar el 2021 facturando $30 millones y alcanzar la meta de duplicar la facturación.

También tienen en mente abrir nuevos mercados porque "en Latinoamérica este concepto del refill tiene muy buena aceptación y queremos ser parte de este cambio de paradigma".

Paola explicó que desean "fortalecer las alianzas con cadenas de supermercados zero waste (residuo cero) porque están alineadas con el concepto de cero desperdicio. Como compartimos la misma filosofía de consumo diferente, queremos desarrollar ese canal también".

El foco en cuidar el ambiente

Durante toda la entrevista, Paola hizo hincapié en proteger el ambiente a partir de prácticas amigables con el planeta. "Durante este año buscamos reducir el uso de 100.000 envases de plástico. Tenemos un medidor en la página para generar conciencia y mostrar cuántas botellas y envases le estamos ahorrando al ambiente", señaló la emprendedora.

Y puntualizó: "imaginá que con un bidón de 2 litros que compras en Refill Lab estás ahorrando 20 frascos de entre 100 mililitros. Llevamos más de 56.000 envases ahorrados que hoy irían a un basural. Esa es nuestra mayor meta y nos empuja para ahorrar plástico y cuidar a nuestro planeta".

Los bidones de la empresa son de plástico y reutilizables. Cuando los usuarios los terminan de usar, tienen la opción de entregar el bidón en cualquiera de los 35 puntos mayoristas que tiene la empresa.

"Nuestros clientes también pueden iniciar la devolución por internet, entonces con la nueva compra que realizan, premiamos a los usuarios con $100 y nosotros lo recuperamos, así lo podemos reutilizar", aclaró Paola. Y concluyó: "además elaboramos unos dispenser que van a estar en los puntos de nuestros mayoristas y supermercados zero waste para que los usuarios puedan ir a llenar el bidón directamente y lo reutilicen ellos".

-

Últimas Noticias

s