Informe UCEMA

La vulnerabilidad de las PyMES y su impacto en el empleo

A partir de 2018, se observa una caída persistente en la cantidad de empresas que no se detiene hasta la actualidad. El trabajo formal también muestra una tendencia negativa a partir de ese año. ¿Cómo influyen las crisis en las PyMES?
Anatilde Salerno
por Anatilde Salerno |
El empleo PyME muestra una tendencia negativa a partir de 2018.

El empleo PyME muestra una tendencia negativa a partir de 2018.

La evidencia está demostrando que las empresas pequeñas son las más vulnerables a las crisis. ¿Cuál es el efecto de las crisis en el rol de las PyMES como empleadoras? ¿Cómo es el contexto para la creación de nuevas empresas?

A junio de 2021 existe un total de 518.000 empresas registradas en Argentina. El 98% del total son empresas con hasta 100 empleados. Estas empresas generan el 51% del empleo privado formal mientras que las restantes representan el 49%. Esta relación era del 54/46 hasta el año 2011 y se ha venido deteriorando hasta el 51/49 vigente.

Según el registro de empleadores activos de la AFIP, desde el año 2003 hasta el 2011, se evidencia un incremento firme en la cantidad de empresas PyMES (a efectos de esta nota se define a las PyMES como empresas empleadoras del sector formal con 100 empleados o menos).

Anatilde-Salerno.jpg
Anatilde Salerno es Mg en Economía y miembro del Centro de Desarrollo PyMES de UCEMA

Anatilde Salerno es Mg en Economía y miembro del Centro de Desarrollo PyMES de UCEMA

Se destaca el aumento neto de 53.000 empresas en el año 2008. Entre 2012 y 2018, la cantidad de empresas se mantuvo constante en correlato con el estancamiento del PBI. A partir de 2018, se observa una caída persistente en la cantidad de PyMES que no se detiene hasta la actualidad.

UCEMA 01 OK.jpg

El primer semestre de 2021 no estaría dando señales de reactivación para el sector PyME con una caída neta de 3.800 empresas desde enero a junio de este año (último dato disponible). A diferencia de la evolución de las empresas más grandes que verifica un cambio de tendencia a partir de octubre 2020 y un incremento neto de 240 empresas en el primer semestre del año. Las PyMES no logran revertir su tendencia a la baja.

UCEMA 02 OK (2).jpg

Paralelamente con la evolución de la cantidad de empresas, el empleo PyME también muestra una tendencia negativa a partir de 2018. Este descenso se acentúa con la pandemia. En base a los datos de la AFIP, a fines de 2020 se registra una pérdida de 121.000 puestos de trabajo del sector privado formal con respecto a un año atrás.

Luego de 34 meses consecutivos de caídas interanuales, la dotación de empleo PyME registró una variación positiva del 1,7% interanual en mayo 2021 y de apenas el 0,2% en junio con respecto a junio de 2020. Si embargo, las PyMES no logran recuperar a junio el nivel de empleo formal que verificaban antes de la pandemia.

UCEMA 03 OK.jpg

Según lo que se observa en el siguiente gráfico, en momentos de crisis, las PyMES ajustan su personal de manera más paulatina que las grandes empresas y la reincorporación de personal también se da de manera más gradual. La evidencia muestra que las empresas pequeñas son más resistentes al momento de despedir o contratar empleados por motivo de la rigidez laboral.

UCEMA 04 OK.jpg

Los trabajadores que han logrado mantenerse en sus puestos de trabajo, han recibido aumentos de salario por debajo de la inflación. A partir de 2018, el salario real de las PyMES viene sufriendo un retroceso importante debido a la tasa de inflación que supera año tras año a los aumentos del salario nominal promedio. Desde fines de 2017 a junio 2021, el salario promedio de las Pymes según datos de la AFIP perdió aproximadamente un 15% de su poder adquisitivo medido contra el IPC del INDEC.

UCEMA 05 OK.jpg

Otro indicador que brinda información sobre la economía de las PyMES es la productividad de las ventas de los comercios. Este indicador se compone de las ventas en centros de compra y supermercados y los puestos de trabajo del sector de actividad formal del comercio.

El mismo viene sufriendo caídas desde 2018 por el retroceso de las ventas que no se ve proporcionalmente reflejado en la pérdida de puestos de trabajo. Cuando se produce una reactivación en la actividad económica (en este caso medida en centros de compra y supermercados) como la que se observa en junio de este año (+36%), no se verifica un incremento proporcional en la cantidad de contrataciones formales (+0,4%) por la falta de flexibilidad en el mercado laboral.

UCEMA 6 ok.jpg

A partir de marzo de este año se verifica una mejora en la productividad de los comercios registrados que se explica por el aumento interanual de las ventas si bien la base de comparación son los meses más castigados por la pandemia. Así y todo, el nivel de la productividad muestra una caída del 20% con respecto a los niveles alcanzados antes de la pandemia.

La cantidad de PyMES se encuentra en los niveles de 2008. El empleo de las pequeñas y medianas empresas en los niveles de 2009. Los trabajadores han recibido en los últimos años aumentos de salario por debajo de la inflación y el retraso en la productividad de los comercios demanda una mayor flexibilidad laboral. Todo emprendimiento es, en su origen, una empresa de pocos empleados. Si la evidencia muestra que las empresas pequeñas son las más vulnerables a las crisis, se desalienta la creación de nuevos emprendimientos.

Se habló de
-

Últimas Noticias

s