Opinión

Pymes: qué hacer después de migrar a la nube

La decisión y concreción de ese hito en la compañía es apenas un primer gran paso. Luego, sigue un conjunto de nuevos desafíos y demandas de continuidad necesarias para el éxito.
Tecnología: Para saber si una empresa está haciendo un buen uso de la nube

Tecnología: Para saber si una empresa está haciendo un buen uso de la nube, o no, existe un conjunto de indicadores llamados KPIs. (Foto archivo)

Por Federico Zabala (*)

Para tener éxito en este entorno informático es clave hacer un correcto proceso de adopción y un buen uso de herramientas específicas.

Se requiere capacitación constante y aceptar que la evolución será dinámica y continua.

Si bien los temas relacionados al Cloud Computing tienen larga data, todavía en las organizaciones en general hay desconocimiento respecto a su adopción e incluso existen muchos mitos.

Por ejemplo, se mencionan beneficios que a veces no se ven tan claramente, e incluso suele decirse que las migraciones son simples.

Cambiando para bien

La realidad es que el hecho de migrar a la nube brinda acceso a numerosas herramientas y genera varias ventajas.

Por algo es una tendencia que avanza: en una investigación internacional de 2022, el 69% de las empresas dijo que había acelerado su migración a la nube en los últimos 12 meses; y se esperaba que el porcentaje de compañías con la mayor parte o toda la infraestructura de TI en la nube aumentase del 41% al 63% en los siguientes 18 meses.

Pero migrar a la nube es apenas un primer gran paso. Luego siguen todo un conjunto de nuevos desafíos y demandas de continuidad como para poder seguir transformando y mejorando la compañía.

Por otra parte, una cosa es migrar a la nube, y otra es tener éxito en el nuevo entorno.

Muchas veces el cambio no resulta eficiente y las organizaciones terminan gastando más que antes: esto suele ocurrir con las empresas que no se especializaron, no se capacitaron antes de hacer este gran cambio o no eligieron al partner tecnológico adecuado.

Esto las lleva a hacer una mala adopción de las herramientas.

Cuando se habla de las ventajas del ambiente Cloud se pone el eje en la agilidad, la escalabilidad, el menor costo y las capacidades de innovación. Esto suena lindo y marketinero.

Pero estos beneficios solo se obtienen en la medida en que haya una buena adopción de la nube y un buen uso de las herramientas que involucra.

El camino correcto

Para saber si una empresa está haciendo un buen uso de la nube, o no, hoy existen todo un conjunto de indicadores que llamamos KPIs.

Si bien el entorno Cloud brinda herramientas de monitoreo y control, cada empresa tiene que generar sus propios indicadores financieros, de eficiencia operativa, tecnológicos y demás, que le permitirán entender la medida del éxito de la adopción de la nube.

Sin estos termómetros es imposible saber si el cambio fue redituable y conveniente.

En tal sentido, hay compañías que desarrollan estos indicadores internamente, aunque nosotros recomendamos hacerlo con terceros, ya que éstos aportan una visión externa que no está sesgada, con indicadores del mercado y con especialistas que trabajaron en múltiples industrias y saben lo que significa dar este paso.

En la actualidad el conocimiento avanza cada vez más rápido y hay que capacitarse constantemente, en un contexto en el que existe el gran problema de la escasez de perfiles calificados.

Además, permanentemente formamos jóvenes profesionales y los acompañamos para que den sus primeros pasos en la tecnología.

De esta forma, estamos en condiciones de acompañar los procesos de migración de las empresas con equipos preparados y con amplia experiencia en diferentes mercados verticales, de forma tal que las organizaciones puedan alcanzar sus objetivos y recibir beneficios tangibles al adoptar la nube.

(*) El autor es Regional Cloud Pre-Sales Leader en BGH Tech Partner.

Se habló de
-

Últimas Noticias