RENACER

Cabito hoy: "No moriría por la comida, sin embargo..."

El actor Eduardo Massa Alcántara visitó a Gastón Pauls en su programa "Seres Libres" y dejó varios mensajes importantes tras haber llegado a pesar cerca de 200 kilos.
17 de marzo de 2021 - 16:28
Cabito hoy: No moriría por la comida, sin embargo...

El actor llegó a pesar cerca de 200 kilos y habló sobre su historia de vida en una entrevista profunda.

“Siempre fui gordito. Llegué a ser hiper obeso. Empecé a ser diabético tipo 2. Llega un momento en el que todo se descontrola”, comenzó su relato.

Cabito se operó de un bypass gástrico en marzo del 2017. “No lo tengo tan claro. Fue paulatino. Como pasa en cualquier exceso de tu vida, hay una trampa en sí misma respecto a mañana tengo la chance de mejorar. ‘Mañana empiezo la dieta’, ‘mañana dejo la merca’, ‘mañana dejo de jugar’ o cualquier adicción que vos tengas”, contó sobre el momento donde la obesidad le fue ganando.

image.png
Cabito hoy: "Yo no moriría por la comida, sin embargo hubiera muerto comiendo"

Cabito hoy: "Yo no moriría por la comida, sin embargo hubiera muerto comiendo"

Además, habló de un punto que muy pocos tienen en cuenta y que sirve para repensar la gordofobia reinante en la Argentina: “El problema de la adicción a la comida, que hay distintos factores que hacen que una persona sea obesa o hiper obesa que tienen que ver con la información…. Quien es adicto al cigarrillo, un día deja el cigarrillo, rompe esa barrera y no fuma más. A la cocaína, lo mismo. El gordo, toda la vida tiene que seguir probándose a sí mismo porque toda la vida tiene que comer, porque de eso depende su vida. Es muy difícil”.

“Uno se acostumbra a convivir con el dolor. Lo naturalizás. Yo no me podía poner las medias. Cosas tan básicas como esas. De hacer veinte o treinta metros y que valgan la pena. Me agitaba. Tenía apneas. He llegado a dormir medio sentado. He llegado a pesar 198 kilos. La gente piensa que sos gordo porque no tenés fuerza de voluntad. Hoy por hoy, gordo es la única calificación que podés decir en televisión y no pasa nada”. Entonces recordó: “Me hice el bypass gástrico. Previo a la operación estuve 40 días sin ingerir alimentos. Solo gelatina y caldo”, añadió.

Cuando Pauls le preguntó sobre el mensaje que le daría a las personas que padecen esta enfermedad.

"Les diría que se puede, que si lo logré yo, lo logra absolutamente cualquiera. Puedo salir de acá y que me pise un colectivo en la esquina. Pero no me voy a morir de gordo. Estoy convencido que el amor es lo único por lo que vale la pena vivir o morir en este mundo. Vos no darías la vida por otra cosa que no sea por amor, amor a un hijo, a tu pareja, no hay otra razón, yo no moriría por la comida, sin embargo hubiera muerto comiendo. Te lo está diciendo alguien que la comida fue su veneno y también su medicina. Creo que tiene que ver con decidir de qué manera vivir, estás determinando de qué manera vas a morir", finalizó.

Embed