Muy fuertes

Se filtró el chat completo de la China Suárez y Mauro Icardi

En las últimas horas trascendieron los chats entre La China Suárez y Mauro Icardi. La actriz está harta de ser juzgada públicamente y empezó a filtrarlos.
Se filtró el chat completo de la China Suárez y Mauro Icardi

Parece que La China Suárez está harta de que la traten de tercera en discordia y de a poco empezó a filtrar los chats que mantuvo con Mauro Icardi y que puso en crisis aguda al matrimonio con Wanda Nara.

Es sabido que Wanda Nara habla con Yanina Latorre de Los ángeles de la mañana y ahora el conductor del programa, Ángel de Brito, salió a contrarrestar con información que viene del lado de La China Suárez.

“Lo que dice la China Suárez a su gente cercana es que efectivamente Icardi empezó con este jueguito de los likes. Hace varios meses que empezaron a hablar los dos. Lo primero que le dice él es esto que ya se sabe: ‘sos la mujer de mis sueños, sos mi ídola, te veo desde chiquito’. Así arranca”, empezó Ángel de Brito.

Embed

“Solo, sin que nadie le pregunte nada, le empezó a contar que estaba en crisis con Wanda. Crisis de la que se habló, pero ellos desmintieron enseguida con fotos”, siguió el conductor.

De Brito continuó: “Lo que le dijo Icardi es ‘No la quiero más como pareja´. Y algo bastante fulero, que va en sintonía con los mensajes de Instagram de Icardi. Le contaba qué tipo de discusiones tenía con Wanda, intimidades de la pareja, que se pelearon por los chicos, equis motivo”.

“‘La dejé de querer, la quiero como hermana o como madre’”, remató el conductor, y Cinthia Fernández estalló: “¡Ay, Dios! ¡Dicen las mismas frases todos! De manual”. “Es lo que leí cuando me cuernearon. Lo leí yo, estaba con la panza, mandaba fotos mías roncando”, cerró la angelita, con esa dolorosa anécdota con Matías Defederico.

La carta de Mauro Icardi a Wanda Nara

Este martes, Yanina Latorre leyó en LAM la carta que Icardi le escribió a Wanda el domingo y que fue decisiva para que la rubia acepte sus disculpas y le diera una nueva oportunidad.

“Una vez más te demostré las cosas como te las digo. Nunca te mentí ni te inventé nada, solo tuve un error de pelotudo. Ahí tenés firmado todo lo que fueron nuestros sueños de hace ocho años, los que queríamos cumplir y proyectar un futuro juntos”, leyó la panelista.

Y siguió: “Espero que ahora lo disfrutes y estaré tranquilo porque sé que por el resto de mi vida no tenés nada para reprochar. No te das cuenta que lo único que querés es divorciarte, también te dije que lo pidas, aunque en mi interior y mi alma sea lo peor que me puede pasar. Espero que disfrutes todo porque sé que no soy una persona de mierda”.

“Soy una persona de bien y me entregué completamente a vos. Lo sabés vos y lo saben todos. Soy un gran padre, doy la vida por mis hijas y eso me hace sentir orgulloso. Soy un gran padrastro, que desde el minuto cero di la vida por los nenes para hacerlos felices. Soy todo eso y no hace falta que lo diga nadie. Basta con que yo lo sepa”, siguió Latorre.

“No me interesa lo material, eso te lo entregué siempre a vos. Siendo millonario me visto de H&M y ropa de Amazon, para que tengas una idea, y lo sabés muy bien. A raíz de todo esto que te cuento no puedo seguir aguantando tus malos tratos, tu ningunearme, tu pelotudearme como haces siempre. Todo esto y mucho más. No soy una mierda y no me lo merezco. Espero que, con todo lo material, seas feliz. Eso ya lo tenés en tu poder”, puntualizó Icardi en la misiva.

“Ahora querés la joda, querés escribirte con tipos… Espero que el próximo futbolista sea el 1% de lo que fui yo con vos. Arruinaste todo por un chat de mierda que no significaba nada para mí. Estás ciega y ya ni podés ver más allá del teléfono. Solo miras pelotudeces y mandas data a la prensa. Nunca me lo hubiera esperado de vos, pero soy real y sé que la gente cambia. Gracias por todo lo que fuimos. Gracias por las dos hijas que me diste. Gracias por darme el apoyo que necesité y perdón por ser la mierda que fui y perder todo por un error. Espero que seas feliz, te lo mereces, y si no es a mi lado que encuentres dónde serlo”, cerró Latorre su relato.

Embed
s