La llamativa táctica que usaba Federer para amedrentar a Del Potro un día antes de los partidos
ElCircuitoATP

La llamativa táctica que usaba Federer para amedrentar a Del Potro un día antes de los partidos

Juan Martín del Potro volvió a vencer a Roger Federer en una final y se alzó con Indian Wells. Ya no tiene que descolgar el póster de su ídolo para ganarle finales como en otros tiempos cuando respetaba mucho más en la cancha al suizo.

A los 36 años, Federer sigue siendo el N°1 del mundo, lo mismo pasaba hace poco más de 10 años cuando el tandilense comenzaba a aparecer en el circuito. El juego de Delpo le resulta difícil de descifrar a Roger. Antes, tenía una llamativa táctica para amedrentar a Del Potro.

Una actitud llamativa

En los primeros choques entre Del Potro y Federer se repetía una situación particular. El suizo antes de los partidos se acercaba a charlar con Del Potro de diversos temas de conversación, según describe el libro El Milagro Del Potro de Sebastián Torok. Según Franco Davín, por entonces coach del tandilense, el objetivo era que el tandilense entrara acobardado a la cancha.

"Cada vez que Federer jugaba contra Juan, que generalmente era en instancias importantes, venía al vestuario cuando ya no quedaba mucha gente, hablaba, jugaba a las cartas con nosotros, hacía chistes con el grupo... Al principio no me llamó la atención, pero después empecé a notar que eso a Juan lo relajaba, lo sacaba del foco de querer ganarle sí o sí", contó Davin en “El Milagro Del Potro”.

“Juan se ponía a hablar con él y perdía ese fuego interno. Hablaban de los relojes, porque los dos comparten el mismo sponsor, o hablaban de la raqueta, de la Argentina, de Suiza o de fútbol, porque Roger es muy fanático. Pero en definitiva era como tener una charla agradable con un amigo, y después Juan no entraba con el cuchillo entre los dientes", explicó Davín.

Cambio de hábito

Davín y Martiniano Orazi, por entonces el preparador físico de Del Potro, hablaron con el tandilense para hacerle notar esta actitud de Federer. Le pidieron que dejara de hablar con el suizo antes de los partidos. “Olvidate, a éste hay que ganarle”, fue el mensaje. “Le pedimos que no le prestara atención, que con respeto se levantara y se fuera a otro lugar”, explicó Orazi.

Fue la manera que encontraron para que Del Potro dejara de mirar a Federer como un mito y una leyenda para empezar a ganarle dentro de la cancha. Vaya si lo logró: en finales Del Potro aventaja 4-2 al suizo y entre ellas se anota los títulos del US Open 2009 y el de Indian Wells de ayer. En el historial total, Roger está 18-7 arriba, pero a la hora de las definiciones otra es la historia.