Emoción

Fue madre a los 16 años, debió dejar a su hijo y se reencontró con él dos décadas después

Emotiva historia: ambos retomaron el contacto por Facebook.
Fue madre a los 16 años, debió dejar a su hijo y se reencontró con él dos décadas después

Un hombre de 20 años residente de Utah, Estados Unidos, reveló cómo se reunió con su madre biológica a través de un mensaje de Facebook y luego descubrió que ambos trabajan en el mismo hospital.

Benjamin Hulleberg habló sobre su adopción durante una reciente entrevista Good Morning America, recordando cómo a una edad temprana, sus padres adoptivos, Angela y Brian Hulleberg, le hablaron sobre su madre biológica, Holly Shearer.

Todo ocurrió en noviembre del 2021, cuando Benjamin recibió un mensaje de Facebook de una persona desconocida que le deseaba un feliz cumpleaños. Al enterarse de que se trataba de su madre biológica, el joven pidió conocerla inmediatamente.

image.png

Benjamin tiene 20 años y desde muy chico supo que sus padres, Angela y Brian Hulleberg, lo habían adoptado y quería conocer a madre biológica, de quien solo sabía su nombre: Holly. En diálogo con Good Morning America, Benjamin aseguró que nunca sintió rencor con la mujer que lo dio en adopción y que, además, el tema con sus padres adoptivos “siempre fue una conversación muy positiva”

Con respecto a sus orígenes, el joven aseguró que el tema con sus padres adoptivos “siempre fue una conversación muy positiva”, sostuvo que nunca tuvo rencor con la mujer que lo dio en adopción.

Por su parte, Holly Shearer, de 36 años, jamás se olvidó del bebé que había dado en adopción el Día de Acción de Gracias, cuando ella tenía 16 años. “Siempre estuvo en mi mente. Más aún en las vacaciones y su cumpleaños, era una montaña rusa de emociones”, aseguró la mujer, “Pensé en él todo el tiempo”.

Holly fue madre cuando era una adolescente. Durante los primeros tres años, los Hulleberg le enviaron cartas y fotos del pequeño, pero luego cesaron las actualizaciones y su agencia de adopción cerró en 2014, lo cual hizo que la curiosidad de la mujer creciera.

La mujer buscó en internet y encontró las redes sociales de Benjamin. “Tenía 18 años cuando lo encontré y estaba muy indecisa”, relató. “Lo último que quería era ser una piedra en su vida. Así que solo observé desde la distancia”, agregó.

A la par de esto, Benjamin escribió cartas durante mucho tiempo, se inscribió en un registro de adopciones e incluso se hizo una prueba de ADN con la esperanza de encontrar a la mujer que solo conocía como Holly.

image.png

Finalmente, el día que tanto esperaba el joven llegó: Holly le envió un mensaje de Facebook deseándole feliz cumpleaños.

“Puedo recordar el lugar exacto en el que estaba cuando recibí el mensaje. Estaba en el trabajo. Yo era operador de máquinas y recuerdo que estaba en la máquina No. 15″, relató Bejnamín.

Además, el joven contó cuál fue su reacción al recibir ese mensaje: “cuando ella me explicó quién era, fue como si me golpearan un montón de ladrillos”. A su vez, contó que “el día que había estado esperando durante los últimos 20 años, llegó. Fue mucho para asimilar”.

FUENTE: Clarín
s