Fenómeno poco común

Impresionante: hallaron un pez en el interior de una medusa

Las hipótesis plantean que ese pez habría sido la última comida de Chrysaora hysoscella, como se conoce a esa especie de medusa.
Algunos peces jóvenes buscan refugio de los depredadores entre los tentáculos de las medusas. Desafortunadamente

"Algunos peces jóvenes buscan refugio de los depredadores entre los tentáculos de las medusas. Desafortunadamente, este parece haber sido picado y se convirtió en el almuerzo de la brújula", explicaron los expertos.

Es sabido que el mar está lleno de misterios, criaturas que uno desconoce, especies pocas veces vista, pero lo raro es que se presente un hallazgo como el que se dio en una playa de Cournalles, Inglaterra.

Ian Watkin, un fotógrafo de la zona, captó un pez que se encontraba intacto dentro de una medusa. "No es algo que se vea todos los días", expresó.

La Chrysaora hysoscella, llamada así por sus manchas marrones en forma de V que se parecen a las líneas de una brújula, estaba muerta, por lo que las hipótesis plantean que ese pez que se ve dentro habría sido la última comida de la medusa.

MEDUSA.png
Las medusas brújula pueden crecer hasta alrededor de 30 centímetros de diámetro y se muestra en aguas británicas entre mayo y octubre

Las medusas brújula pueden crecer hasta alrededor de 30 centímetros de diámetro y se muestra en aguas británicas entre mayo y octubre

Cornwall Wildlife Trust, en una publicación en Facebook, dio una explicación de por qué se habría producido este fenómeno tan poco común.

"Algunos peces jóvenes buscan refugio de los depredadores entre los tentáculos de las medusas. Desafortunadamente, este parece haber sido picado y se convirtió en el almuerzo de la brújula", manifestaron desde la organización.

Las medusas brújula pueden crecer hasta alrededor de 30 centímetros de diámetro y se muestra en aguas británicas entre mayo y octubre. Estas se alimentan de peces pequeños y cangrejos, así como de otras medusas, y su picadura puede ser muy dolorosa pero no letal para los humanos.

MEDUSA (2).png
La Chrysaora hysoscella, llamada así por sus manchas marrones en forma de V que se parecen a las líneas de una brújula, estaba muerta, por lo que las hipótesis plantean que ese pez que se ve dentro habría sido la última comida de la medusa.

La Chrysaora hysoscella, llamada así por sus manchas marrones en forma de V que se parecen a las líneas de una brújula, estaba muerta, por lo que las hipótesis plantean que ese pez que se ve dentro habría sido la última comida de la medusa.

Hasta el momento no se supo que especie de pez es la que estaba dentro de "la brújula".

s