Vacunas COVID-19: ¿Cuál es la vacuna en aerosol nasal que está por implementar Australia?

Investigadores en Australia se encuentran desarrollado una vacuna en aerosol nasal, lo que llaman la segunda generación de vacunas Covid-19.
Vacunas COVID-19: ¿Cuál es la vacuna en aerosol nasal que está por implementar Australia?

Vacunas COVID-19: ¿Cuál es la vacuna en aerosol nasal que está por implementar Australia?

En diferentes países del mundo se han desarrollado (y se siguen desarrollando) vacunas Covid-19 con el objetivo de lograr la inmunización del coronavirus lo más pronto posible.

Algunas naciones ya han avanzado en el proceso de vacunación que, según expertos, podría extenderse hasta el 2023. No obstante, se trata de una de las alternativas para evitar la propagación y síntomas graves de la enfermedad causada por el Covid-19.

En este sentido, científicos en Australia desarrollaron una vacuna de adenovirus modificada genéticamente y que sería administrada a través de aerosol nasal.

El primer ensayo clínico de esta fórmula está previsto que comience en junio y se extienda hasta septiembre de este año. Esta vacuna está basada en la modificación genética para evitar que el virus se multiplique, así como proponen insertar un gen que codificaría la proteína pico del Sars-CoV-2 de manera de ayudar a las personas a producir anticuerpos contra la enfermedad, según reseñó MDZ.

Por su parte, la organización australiana de investigación Avance Clinical, pidió autorización a la oficina del regulador de tecnología genética para llevar a cabo el ensayo clínico de Fase 1 en nombre de la empresa estadounidense Tetherex Pharmaceuticals Corporation.

De acuerdo a información de The Guardian, estas vacunas Covid-19 mediante aerosoles tendrán especificaciones de refrigeración menos rigurosas y podrían ser administradas directamente en el hogar.

“Los adenovirus modificados para ser administrados vía aerosol nasal son un campo prometedor para lo que los investigadores llaman la segunda generación de vacunas covid-19”, aseguraron.

Asimismo, la agencia científica australiana CSIRO llevó a cabo estudios preclínicos que aún no han sido publicados, y consiguieron que los aerosoles nasales son comparables de manera positiva con las inyecciones, cuando se trata de desarrollar la inmunidad contra el coronavirus de forma efectiva.

“Se han realizado estudios preclínicos en modelos animales que mostraron una buena eficacia y sin reacciones adversas importantes”, aseguraron los investigadores en Australia.