Restricciones

Advierten que los argentinos varados en el exterior "podrían tardar hasta cinco meses en regresar"

La Cámara de Líneas Aéreas en Argentina ( JURCA) lanzó un comunicado sobre las consecuencias de extender el cupo máximo de 600 pasajeros por día.
Argentinos varados en el exterior

Argentinos varados en el exterior

En medio de la incertidumbre de muchos argentinos que se encuentran varados en el exterior tras el DNU dispuesto por el Gobierno, desde la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (JURCA) advirtieron que “la demora de muchos pasajeros para retornar a sus hogares podría extenderse en hasta cinco meses”.

Para demorar el ingreso al país de la variante Delta, las medidas disponen que solo pueden ingresar al país por vía aérea 600 pasajeros por día, y las aerolíneas tuvieron que adecuarse y cancelar vuelos con el resultante de miles de pasajeros varados en el exterior a la espera de reprogramar su regreso.

Desde JURCA, que agrupa a más del 90% de las operaciones aerocomerciales regulares de aerolíneas nacionales y extranjeras, reclamaron una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para exponer la preocupación y encontrar una solución para los pasajeros varados en el exterior.

Mediante una solicitada que difundieron este domingo, advirtieron que con las actuales restricciones, las personas demoradas podrían continuar hasta cinco meses en esas condiciones.

“La norma publicada el 25 de junio y aplicada en forma inmediata redujo en forma repentina el ya muy limitado cupo de pasajeros diarios que las compañías aéreas podíamos transportar hacia Argentina, de 2.000 pasajeros previo a su dictado a solo 600 pasajeros diarios. Esta drástica medida representa un tope promedio de dos vuelos diarios en todo el país, que equivale al 2% de lo que la industria transportaba prepandemia”, señalaron desde la cámara en el texto.

Desde la entidad expresaron que no es posible reprogramar los vuelos ya que el Gobierno no autorizó ninguna operación aérea para una fecha posterior al 12 de julio.

“En consecuencia, ninguna compañía puede brindar una solución de viaje cierta a sus clientes con el agravamiento de que, si el actual cupo máximo de 600 pasajeros diarios fuera prorrogado, y en función de la cantidad de pasajeros que se encuentran pendientes de retorno, la demora de muchos pasajeros para volver a sus hogares podría extenderse en hasta cinci meses”, advirtieron.

Solicitada completa :

La Cámara de Líneas Aéreas en Argentina – JURCA – le solicita al Jefe de Gabinete de la Nación tenga a bien evaluar y reconsiderar la Decisión Administrativa 643/2021 dictada recientemente, la cual lamentablemente fue emitida sin coordinación previa ni trabajo conjunto de las autoridades locales y los organismos de aviación con las compañías aéreas en Argentina. Esta norma ha dispuesto un virtual Cierre de Fronteras total sin considerar simultáneamente un plan de contingencia que facilite la imperiosa repatriación de los miles de argentinos que se encuentran en exterior sin solución de regreso.

La norma publicada el 25 de junio y aplicada en forma inmediata redujo en forma repentina el ya muy limitado cupo de pasajeros diarios que las compañías aéreas podíamos transportar hacia Argentina, de 2.000 pasajeros previo a su dictado a solo 600 pasajeros diarios. Esta drástica medida representa un tope promedio de 2 (dos) vuelos diarios en todo el país, que equivale al 2% de lo que la industria transportaba prepandemia.

Las autoridades han declarado que los pasajeros deben comunicarse con las líneas aéreas para la reprogramación de sus vuelos. Sin embargo, el gobierno argentino no ha autorizado ninguna operación aérea para fecha posterior al 12 de julio. En consecuencia, ninguna compañía puede brindar una solución de viaje cierta a sus clientes con el agravamiento de que si el actual cupo máximo de 600 pasajeros diarios fuera prorrogado, y en función de la cantidad de pasajeros que se encuentran pendientes de retorno, la demora de muchos pasajeros para retornar a sus hogares podría extenderse en hasta 5 meses.

La industria aérea requiere contar con un marco de funcionamiento de mayor previsibilidad, como sucede incluso en esta época de pandemia en los más de 1.500 destinos a los que se vuela hoy alrededor del mundo. Desde la implementación de estas restricciones y modalidades de aprobación de vuelos, la República Argentina ha visto fuertemente afectada su conectividad con el resto del mundo y tememos que ello se agrave más aún.

No debe dejarse de considerar que:

  • la industria aérea es la mayor transportadora de los insumos y vacunas necesarios para afrontar esta pandemia, y la reducción de vuelos de pasajeros significa una reducción de la red de transporte de dichas mercaderías;
  • nuestra industria opera con los Protocolos de Bioseguridad aprobados por la Organización Mundial de la Salud y las autoridades de los diversos países desde y hacia los cuales volamos, incluyendo la obligación de los pasajeros de presentar PCR Negativo previo al embarque, el uso obligatorio de mascarillas por pasajeros y tripulantes durante todo el trayecto de vuelo, y que las aeronaves cuentan con sistemas de Filtrado del Aire HEPA que eliminan el 99,9% de las partículas, incluidos virus y bacterias;
  • los pasajeros realizan testeos de PCR al arribo al país, el cual ha dado tasas de positivos menores al 0,5%;
  • aún con PCR negativo al arribo, todos los pasajeros deben realizar la cuarentena obligatoria que determina la autoridad Sanitaria de la Nación;
  • la Sra. Ministra de Salud informó públicamente que en las últimas semanas ha habido un claro descenso en la tasa de contagiados en el país;
  • se ha anunciado la llegada de 8.000.000 de vacunas adicionales para los próximos 15 días, de un contrato por 24.000.000;
  • ya existen más de 21.000.000 de dosis aplicadas;
  • se ha informado un descenso en los factores de ocupación de camas UCI/UTI;
  • la inmensa mayoría de los pasajeros que regresan lo hacen ya vacunados.

Por ello, solicitamos con urgencia una reunión con el Sr. Jefe de Gabinete de Ministros para analizar, en primer lugar, la imperiosa necesidad de programar vuelos que permitan el retorno de los argentinos que se encuentran en el exterior, pero asimismo la eliminación de cupos restrictivos, la ampliación de la capacidad de testeos/hora en los aeropuertos habilitados, la habilitación de aeropuertos internacionales del interior como corredores sanitarios seguros, y la autorización de vuelos internacionales para periodos de por lo menos 3 meses vista.

s