alarma

"Argentina es un país mejor con De Vido condenado": el alivio de los familiares luego de la sentencia

Diego Geddes
por Diego Geddes |
Argentina es un país mejor con De Vido condenado: el alivio de los familiares luego de la sentencia

“Soy un tipo común al que un día se le destrozó la vida”, dice Paolo Menghini afuera de los tribunales de Comodoro Py. Los jueces ya leyeron la condena de 5 años y 8 meses para el ex ministro Julio De Vido, pero en las palabras de Menghini no hay revancha ni rencor.

Es uno de los referentes del grupo de los 51 familiares de las víctimas de la tragedia de Once, pero tampoco eso parece ubicarlo en una situación especial. “Yo no sabía lo que significaba ser querellante, presentar un recurso, una apelación. Todo esto lo hemos aprendido de los familiares de otras tragedias como Cromañón, AMIA o Kheyvis”, agrega Paolo.

Argentina es un país mejor con De Vido condenado”, asegura. Argentina es también el país que encadena tragedias y son los familiares de las víctimas los que tienen que movilizar a la Justicia.

Cuando el tribunal leyó la sentencia, no hubo festejos desmedidos ni tampoco reclamos porque la condena fue menor a la esperada. Unos minutos antes De Vido apareció en la pantalla gigante desde el penal de Marcos Paz. Es una figura pixelada que mueve los dedos nerviosamente. Su alegato bíblico parece el de alguien completamente desorientado, pero al momento de la sentencia no aparece en la pantalla. 

 Embed      

“Es un fallo salomónico”, admite el abogado querellante Leonardo Menghini, hermano de Paolo y tío de Lucas Menghini Rey. A De Vido se lo condenó por administración fraudulenta pero fue absuelto por el estrago culposo. “Vamos a apelar el fallo”, dice María Luján Rey apenas termina la lectura de la sentencia.

"Tenemos que estar tranquilos y conformes. De Vido era un intocable y hoy está condenado", agrega Luján. 

El 10 de diciembre se conocerán los fundamentos de la sentencia y ahí se podrá presentar la apelación. 

 Embed      

¿Cómo siguen los familiares después de esto?, pregunta A24.com

“Sentimos algo de alivio, pero vamos a seguir unidos para trabajar por más Justicia. Ni un solo día vamos a parar”, dice Paolo. Nadie se atreve a contradecir lo que dice este hombre común, al que la vida cambió para siempre el 22 de febrero de 2012. 

Se habló de
s