icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

La desesperación de más de 400 argentinos varados en Australia: "Solo pedimos que autoricen a las aerolíneas con las que tenemos pasajes"

La desesperación de más de 400 argentinos varados en Australia:
El 26 de marzo se enteraron en el aeropuerto que Argentina prohibía el ingreso al país.

402. No es un número aleatorio. Es la cifra de argentinos varados en Australia que piden retornar a la Argentina por la pandemia. Cargaron sus vidas, sus pedidos e información en un excel para visualizar sus necesidades y encontrar una respuesta del gobierno nacional. Según afirman, ni Cancillería ni el Consulado les dan una solución. No tienen dinero, se les vencen las visas y una cuenta en rojo por los pasajes que sacaron para retornar al país.

La fila 141 del listado la ocupa Ignacio García Hervás, docente de 25 años, quien reside en Sydney. La cancelación final de su pasaje ocurrió el 26 de marzo, día en el que el presidente Alberto Fernández ordenó el cierre total de las fronteras durante la extensión de la cuarentena, incluso para los vuelos de repatriación. Ignacio se imaginaba retornando con su familia, sin embargo, el avión de Latam emprendió el vuelo vacío de argentinos.

La misma situación le ocurrió a la economista Analía María Lucci (25 años) en el puesto 36; y a Gisele Graciela Linsalata, una contadora de 34 años que ocupa el número 123 de la grilla. “Estoy junto a mi papá de 63 años, una persona de riesgo, y con mi mamá que es una paciente hipertensa de 58 años. Se nos está terminando la plata”, explica.

El grito de desesperación de estos compatriotas resonó en los aeropuertos de Australia y en las redes, donde decidieron organizarse. Sofía Pirsch, una politóloga de 28 años, encolumna la difusión del petitorio global. “No estamos pidiendo que nos venga a buscar Aerolíneas Argentinas, sino que autoricen a volar a las aerolíneas con las que tenemos pasajes comprados”, dice.

“Quienes estamos con visas de trabajo o estudio en Australia nos dedicamos en general a actividades relacionadas con el turismo: trabajamos en restaurantes, cafés, hoteles. Frente al avance del coronavirus, nos quedamos sin trabajo. Intuyendo que todo se pondría peor, muchos argentinos sacamos pasajes en aerolíneas comerciales para volver lo antes posible”, señala.

“Pero el cierre de fronteras dispuesto a partir del 26 de marzo nos dejó a muchos en el aeropuerto viendo cómo nuestro vuelo se iba sin nosotros porque nuestro país no nos dejaba entrar y las aerolíneas tenían órdenes de no dejar embarcarnos”, completa.

Frente a esta situación, intentaron obtener una respuesta de la Embajada de Argentina en Australia y el Consulado. Primero les dijeron que no atendían al público y que enviaran un mail. Cuando lo hicieron, “la respuesta fue un copypaste de páginas de ONG´s que podrían ayudarnos si no teníamos para comer y hostels donde vivir”, detalla.

El canciller Felipe Solá decidió reforzar la ayuda humanitaria a los varados y anunció la entrega de 25 a 32 dólares por día para los argentinos o residentes que demuestren fehacientemente que no poseen recursos para comer y vivir. Además, proveerán de medicamentos a los pacientes oncológicos y analizan la quita del impuesto del 30%.

Esperan sin dinero, sin trabajo y sin sus familias
Esperan sin dinero, sin trabajo y sin sus familias

Pero para lo que no hay respuesta es la fecha de retorno. A24.com se comunicó con Migraciones y desde allí indicaron que esa información corresponde a Cancillería. En tanto, en ese organismo, específicamente desde la oficina de prensa, señalaron que ellos no manejan en detalle esos datos y que solo algún vocero podría brindar la información. Al final de la jornada, nadie desde Cancillería dio una respuesta concreta de qué ocurre con los vuelos o cuáles son los que piensan programar.

Cada día que pasa hay gente que aparece en escena. Se acaba la plata o se les cancelan los vuelos que todavía figuran como activos”, explica Sofía. Los más de 400 argentinos están angustiados y aseguran sentirse abandonados por el Estado: lloran y ruegan por una solución. Pero principalmente, que les respondan a una sola pregunta: cuándo podrán regresar.

por Jesica Mihelj
SUBIR

Poder

Ovación

Show