Planes por trabajo

El Gobierno abre el diálogo con los movimientos de izquierda para generar "trabajo genuino" y mitigar la tensión social

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, recibió a una docena de dirigentes sociales una semana antes de las PASO.
Flavio Ogrizovic
por Flavio Ogrizovic |
Eduardo Belliboni (Polo Obrero) y Juan Zabaleta

Eduardo Belliboni (Polo Obrero) y Juan Zabaleta, ministro de Desarrollo Social.

A 9 días de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), este viernes se llevó a cabo una reunión entre el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, y una delegación de dirigentes sociales en representación de más de 30 movimientos de izquierda, en la que acordaron entablar una línea de diálogo con el fin de generar "trabajo genuino" y, de manera indirecta, apaciguar el clima social.

El encuentro estaba previsto a las 10:00, pero arrancó 20 minutos tarde porque algunos dirigentes se demoraron por un corte en el Puente Pueyrredón organizado por militantes del MAS, el Frente de Izquierda, el MST, entre otras organizaciones, algo que despertó chicanas entre los partícipes, según contaron a este medio fuentes que presenciaron la reunión.

De parte del Ejecutivo estuvieron presentes Zabaleta; el secretario de Articulación de Política Social, Gustavo Aguilera, y el secretario de Economía Social y dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, mientras que participaron una docena de dirigentes de izquierda que llevaron un plan para generar "un millón de puestos de trabajo genuino", y según indicaron en un comunicado, "desde el ministerio señalaron que compartían la propuesta y que era 'una base de diálogo'".

Para los conductores de las organizaciones, este plan es incompatible con "las políticas de ajuste" que según ellos lleva adelante el gobierno de Alberto Fernández, sumadas al potencial acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, las partes acordaron en la realización de "una mesa de diálogo interministerial" que estudie la propuesta. El Gobierno comparte la idea de "convertir los planes en empleo genuino" y también "se dijo que sí" al pedido de que las cooperativas sumen mayores puestos de trabajo en obras públicas para los barrios populares.

"No se van a crear el mes que viene los puestos de trabajo, no sabemos cuándo se va a lograr, pero la idea es ir hacia ese camino", reconocieron fuentes que formaron parte de la discusión.

Otro planteo de los movimientos fue que se concrete la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil de este mes y que "se discuta un salario equivalente a la canasta básica". Según pudo averiguar A24.com, los dirigentes sociales hacen el cálculo sobre "la canasta básica total para una familia 5 personas que marcó el INDEC en junio", que equivale a $71.076.

Bajar la tensión social, otro objetivo del Gobierno

La apertura de un canal de diálogo con las organizaciones sociales de izquierda, que en las últimas semanas convocaron a distintas movilizaciones en todo el país, pero que tomaron mayor visibilidad mediática en la Capital Federal, le permite indirectamente al Gobierno bajar la tensión social a poco más de una semana de las PASO.

Sin embargo, Eduardo Belliboni (Polo Obrero) confirmó a A24.com que tienen pensado movilizarse cuando se vaya a convocar la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, para la cual todavía no hay fecha definida, y para ejercer más presión, los dirigentes de izquierda llevarán la semana que viene un pedido de convocatoria al ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

s