icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Embarazo después de los 40: pros y contras

Embarazo después de los 40: pros y contras
Embarazo después de los 40

Las exigencias de la sociedad actual hacen que la maternidad tardía sea un fenómeno cada vez mucho más frecuente y el embarazo después los 40 tiene sus pros y contras. Pero, si una mujer realmente desea ser madre, el hecho de haber llegado a esa edad, no debería ser un impedimento.

No obstante, el embarazo después de los 40 plantea una serie de dudas, como así también ventajas y desventajas que son necesarios conocer y tener en cuenta.

Conociendo que cada vez son más las mujeres que tienen a su primer hijo después de los 40, por diferentes circunstancias personales y también profesionales, hacen que algunas ya no se planteen la maternidad siendo jóvenes. Esta realidad, está instalada hace unos años y cada vez menos se plantea como un conflicto, debido a que existen varias opciones para conseguir igual ser mamá.

Uno de los motivos de esta decisión es la búsqueda de estabilidad económica y profesional, siendo que termina recayendo en un inevitable retraso de la maternidad. Sin embargo, se debe tener en cuenta que a partir de los 35 años, las condiciones reproductivas no son las mismas y se puede tener mayor dificultad para concebir.

A partir de esa edad, se debe saber que se produce una disminución de la fertilidad, y muchas mujeres se preguntan si esa decisión de postergar, conlleva a algún tipo de riesgo. Los pros y contras de ser madre después de los 40 varían en cada mujer, por eso la información se debe considerar en términos generales y consultar con su médico de confianza.

Los pros y contras del embarazo después de los 40

Existen ventajas y desventajas de la maternidad tardía, como la madurez a la que muchas le hacen frente sin inconvenientes. Con la edad, se sabe que se alcanza cierta tranquilidad y placidez. Esto, muchas veces es lo que ayuda a superar con mayor facilidad aquellas dificultades y momentos de cansancio que son inevitables y que existen durante el embarazo, pero sobre todo en los primeros años del niño.

La estabilidad económica y familiar es uno de los principales factores que influyen en la postergación de la maternidad. A veces se los considera como positivos porque evitan ciertas dificultades y problemas.

La espera y postergación, no siempre presentan problemas para quedar embarazada, pero lo que sí se debe saber es que puede implicar más riesgo para el feto. Esto se simboliza en una posible mayor probabilidad de enfermedades genéticas o ciertas malformaciones congénitas, como es el síndrome de Down.

Decidir un embarazo después de los 40 requiere de exponerse a un mayor riesgo de cesárea casi inevitable y embarazos de gemelos también. Los avances en medicina con los años, contribuyeron mucho a reducir los riesgos, aunque nunca se tiene exactitud de las consecuencias.

La diabetes, es una enfermedad que se tiene muy presente cuando una mujer decide quedar embarazada después de cierta edad. La diabetes transitoria gestacional y la alta tensión arterial, pueden llegar a producirse por primera vez durante un embarazo en una mujer que pasó los 35 años, sobre todo en las que ya son mayores de 40 años. Normalmente, se lo consideran como trastornos sin riesgo, ni para la madre ni para el bebé, siempre y cuando se diagnostique desde el comienzo y se siga el tratamiento adecuado.

Reducir los riesgos en un embarazo después de los 40

Existen maneras de reducir los riesgos durante un embarazo después de los 40, como acudir regularmente al ginecólogo para que haga el seguimiento del embarazo y así en lo posible detectar las complicaciones que puedan llegar a existir a tiempo, poniendo todas las soluciones al alcance.

El ácido fólico es una vitamina del grupo B que ayuda de por sí, a todas las mujeres cuando deciden ser mamás, independientemente de la edad. Esta vitamina es esencial porque ayuda a prevenir ciertos problemas en la médula espinal y posibles defectos en el nacimiento.

Se advierte de no consumir bebidas alcohólicas, tabaco, drogas o cualquier medicamento durante el embarazo. Que se lleve una dieta sana y un peso adecuado, es fundamental para evitar riesgos de todo tipo.

Lo que se debe saber para ser madre a los 40

Es preciso que la mujer que desee ser mamá después de los 40, sea consciente de que tiene el tiempo en contra y que la reserva ovárica es mucho menor. Es fundamental tener toda la información para que se afronte el proceso desde un principio sin miedos y con responsabilidad.

Conocer que existen más probabilidades de que el futuro bebé pueda llegar a tener alguna anomalía, aunque gracias a la ciencia hoy en día se puede prever y actuar en consecuencia. Igualmente, se debe tener en cuenta que hay más posibilidades de complicaciones en el embarazo, sabiendo que se puede producir con mayor incidencia un aborto espontáneo.

El apoyo psicológico es una herramienta que los médicos invitan para afrontar el proceso. Conociendo que es necesario prever todas las posibles complicaciones que puedan llegar a surgir, recomiendan el seguimiento desde la fecundación hasta el parto, ya que con los avances ha mejorado mucho.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show