Coronavirus

Entre Ríos: el gobierno provincial denunció a un grupo de antivacunas que intentó impedir una jornada de vacunación

Las personas investigadas enfrentan de 6 meses a 2 años prisión por "violar las medidas adoptadas por las autoridades para impedir la introducción o propagación de una epidemia".
Imágen ilustrativa sobre persona recibiendo la vacuna contra el coronavirus (Crédito: Télam).

Imágen ilustrativa sobre persona recibiendo la vacuna contra el coronavirus (Crédito: Télam).

Desde que comenzó el proceso de vacunación, los grupos antivacunas tomaron protagonismo por los reiterados escraches realizados. Esta vez fue en un Centro de vacunación de Entre Ríos, en donde intentaron impedir la jornada de vacunación contra el coronavirus que se desarrollaba en la localidad de Crespo. El gobierno provincial no tardó en expresarse y denunció a las personas involucradas ante la Justicia.

La causa, encabezada por la ministra de Salud Sonia Velázquez junto con el patrocinio del fiscal de Estado Julio Rodríguez, investiga a 10 personas por los delitos tipificados en el artículo 205 del Código Penal de la Nación. El artículo establece prisión de seis meses a dos años a quien "violare medidas adoptadas por las autoridades para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Según Télam, la funcionaria provincial sostuvo que el Gobierno "respeta las decisiones personales que puedan tener". Sin embargo, advirtió que "no tolera esta ni otras formas de violencias o agresiones al personal sanitario". Y también, aprovecho a felicitar a los trabajadores por "su esfuerzo diario para llevar el derecho de estar protegidos y protegidas superando obstáculos".

¿Cómo fue el accionar del grupo antivacunas?

Mientras se desarrollaba la jornada de vacunación en el centro comunitario "Adolfo Goldemberg", de Crespo, a unos 42 kilómetros de la capital entrerriana, cerca de las 13, unas 10 personas ingresaron al lugar y se manifestaron con gritos alegando supuestos efectos de la vacuna en la salud de las personas, según la denuncia radicada este sábado.

Uno de los médicos les pidió dialogar, pero el grupo continuó gritando contra el personal de salud y las personas que se encontraban en el lugar a punto de vacunarse.

Por ello, la directora del hospital San Francisco de Asís de Crespo, Sandra Scarso, realizó la denuncia policial y pidió intervención al Ministerio de Salud, quien inició la causa judicial.

s