La Cruel Verdad

Esteban Trebucq en La Cruel Verdad: "El kirchnerismo es un carnaval en contramano"

El conductor de La Cruel Verdad cuestionó al kirchnerismo por sus discursos actuales sobre las fuerzas de seguridad tras las medidas tomadas por Alberto Fernández en Rosario.
Esteban Trebucq en La Cruel Verdad: El kirchnerismo es un carnaval en contramano

Esteban Trebucq en La Cruel Verdad: "El kirchnerismo es un carnaval en contramano"

En su editorial, Esteban Trebucq cuestionó al kirchnerismo por sus discursos actuales sobre las fuerzas de seguridad tras las medidas tomadas por Alberto Fernández en Rosario.

"Todo lo que decían ayer lo borraron con el codo. Desde el cuadro de Videla hasta las tropas en Rosario", advirtió el conductor en A24.

"Probablemente estas sean las imágenes finales del kirchnerismo. Con tanques y armas. ¿Dónde ha quedado el relato?" "Probablemente estas sean las imágenes finales del kirchnerismo. Con tanques y armas. ¿Dónde ha quedado el relato?"

"El kirchnerismo es una fuerza que se ha quedado sin sustento narrativo. Todo lo que decían ayer lo borraron con el codo. Desde el cuadro de Videla hasta las tropas en Rosario". "El kirchnerismo es una fuerza que se ha quedado sin sustento narrativo. Todo lo que decían ayer lo borraron con el codo. Desde el cuadro de Videla hasta las tropas en Rosario".

"Este es un Gobierno desbordado y sin relato. Se han quedado sin gestión". "Este es un Gobierno desbordado y sin relato. Se han quedado sin gestión".

"Hoy hace flamear las figuras del extitular del Ejército César Milani, denunciado por delitos de lesa humanidad, a Sergio Berni, que no está a la izquierda de nada". "Hoy hace flamear las figuras del extitular del Ejército César Milani, denunciado por delitos de lesa humanidad, a Sergio Berni, que no está a la izquierda de nada".

"El kirchnerismo es un carnaval en contramano. Con ideas absolutamente disímiles". "El kirchnerismo es un carnaval en contramano. Con ideas absolutamente disímiles".

El editorial de Esteban Trebucq en A24

Embed

Se habló de