A24

Esteban Trebucq, en La Cruel Verdad: "La mano dura llega tarde"

El conductor de La Cruel Verdad habló sobre las medidas que tomó el presidente Alberto Fernández ante la escalada de violencia en Rosario.
Esteban Trebucq en La Cruel Verdad: La mano dura llega tarde

Esteban Trebucq en La Cruel Verdad: "La mano dura llega tarde"

En su editorial, Esteban Trebucq habló sobre las medidas que tomó el presidente Alberto Fernández ante la escalada de violencia en Rosario y cuestionó que ahora da un mensaje "análogo a lo que habían pedido dirigentes de la oposición, que el mismo Gobierno había criticado".

"Argentina es un país en lágrimas y en el medio del descontrol, el Presidente decide volver sobre sus pasos para dar un mensaje análogo a lo que habían pedido dirigentes de la oposición, que el mismo Gobierno había criticado". "Argentina es un país en lágrimas y en el medio del descontrol, el Presidente decide volver sobre sus pasos para dar un mensaje análogo a lo que habían pedido dirigentes de la oposición, que el mismo Gobierno había criticado".

"La mataron a Bullrich por llevar el ejército. Aparentemente va a ser la fuerza de pacificación". "La mataron a Bullrich por llevar el ejército. Aparentemente va a ser la fuerza de pacificación".

"La mano dura llega tarde" "La mano dura llega tarde"

"Esto fue una idea de Aníbal, ¿uno de los pocos que piensan en el Gobierno? Alberto dista diametralmente de lo que pensaba años atrás en Rosario". "Esto fue una idea de Aníbal, ¿uno de los pocos que piensan en el Gobierno? Alberto dista diametralmente de lo que pensaba años atrás en Rosario".

"De los 1400 gendarmes la mayoría está en Rosario. Es más un mensaje político que un hecho fuerte de praxis". "De los 1400 gendarmes la mayoría está en Rosario. Es más un mensaje político que un hecho fuerte de praxis".

"Es válido decir, 'me equivoqué', lo aplaudiría". "Es válido decir, 'me equivoqué', lo aplaudiría".

"En términos políticos, ¿le quedan balas al presidente?" "En términos políticos, ¿le quedan balas al presidente?"

El editorial de Esteban Trebucq en A24

Embed