Qué pasó. María Cristina Portillo Álvarez, de 27 años, fue a una clínica de Recoleta para atenderse por un cuadro de lumbalgia aguda, le practicaron un estudio de rutina con anestesia local y murió.

El cuñado de la víctima le contó a Todo Noticias que mientras esperaba que termine el procedimiento, una médica salió y le contó que habían tenido complicaciones durante el estudio por una reacción alérgica que la descompensó. La entubaron, 15 personas intentaron reanimarla pero no pudieron salvarla.

El abogado de la familia, Alejandro Sánchez Kalbermatten, denunció negligencia médica. El caso ya está en manos de la justicia, que ya investiga si se trató de un caso de "mala praxis".

La clínica de Diagnóstico Médico dio a conocer un comunicado en el que se ponen a disposición de la familia de la víctima.