Segunda ola

"Lara no murió en el piso": la palabra del director del hospital donde no pudieron atender a la joven

Francisco Villano explicó que Lara es una muestra de que en la Argentina "se está muriendo gente más joven" por la segunda ola y que el promedio de edad de los fallecidos hoy es de 50 años.
La mamá contó que insistió tres veces en Admisión para que los hicieran pasar porque Lara se desmayaba y

La mamá contó que insistió tres veces en Admisión para que los hicieran pasar porque Lara se desmayaba y, tras ser atendida por una enfermera, salió del consultorio y se quedó en un pasillo, acostada (Foto: archivo).

Espero horas tirada en el piso de una guardia y murió a los pocos días en una cama de hospital. Lara Arreguiz tenía 22 años, era oriunda de la provincia de Santa Fe, y su caso impactó en toda la Argentina. Este martes, A24 dialogó con Francisco Villano, director del hospital Iturraspe, lugar donde la estudiante de Ciencias Veterinarias esperó ser atendida. Aclaró que "la paciente no murió en el piso", que en la segunda ola "se está muriendo gente más joven" y que el promedio de edad de los fallecidos hoy es de 50 años.

"Se consideró que tenía que ser internada y tenía comorbilidades. Se la deja internada en el área de aislamiento en la guardia y se solicitó una cama a otro hospital, al cual fue derivada después de cinco horas. En ese momento no necesita una sala de terapia intensiva y fue internada en una sala de terapia general en otro hospital", manifestó.

Lara era insulinodependiente y murió el viernes pasado a causa de una pulmonía bilateral derivada de su cuadro de coronavirus. Su madre, Claudia Sánchez, contó que había asistido dos veces previas a un centro asistencial y las dos veces la habían enviado a su casa. Luego, con el empeoramiento de su estado general, su familia la trasladó hasta el nuevo hospital Iturraspe, donde tuvo que esperar en el pasillo y se le tomó una imagen que pronto se viralizó en redes sociales.

"Hoy, en toda la ciudad de Santa Fe, tenemos cuatro camas libres de terapia y la liberación de camas principalmente es por muerte de un paciente. Tenemos un 60% de mortalidad y se está muriendo gente más joven, con un promedio de edad de 50 años. Es un grupo etáreo que no está vacunado y que necesitó salir para trabajar o sale por otras razones sociales. Hoy se está enfermando la gente joven: llegan bien, a las 48 horas necesitan un respirador y luego el 60% se está muriendo", detalló Villano.

Embed

Por su parte, la mamá contó que insistió tres veces en Admisión para que los hicieran pasar porque Lara se desmayaba y, tras ser atendida por una enfermera, salió del consultorio y se quedó en un pasillo, donde aguardaban otras personas.

"Me dijo que quería acostarse y le pregunté al de Seguridad si podía recostarse en una camilla del pasillo, pero nos dijo que no", añadió Sánchez, quien contó luego que su hija se acostó en el piso y que una señora les prestó su campera para protegerla del frío. La mujer dijo entender "el colapso sanitario", pero expresó su dolor por "haberla visto tirada en el piso sin respirar y que nadie haga nada".

Tras el paso de algunas horas, la chica fue derivada a una sala del viejo hospital Iturraspe. En los días siguientes, los médicos pudieron controlar la glucemia, pero el coronavirus dañó sus pulmones, por lo cual fue llevada a la sala de cuidados intensivos, donde murió en la madrugada del viernes tras sufrir tres paros.