icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Laringitis en bebés: lo que hay que saber

Laringitis en bebés: lo que hay que saber
Laringitis en bebes

La laringitis en bebés es una inflamación provocada por una infección vírica. Es importante conocer cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica y qué tratamientos se deben seguir.

En algunos casos, sucede que la laringitis en los niños también puede ser una consecuencia de una alergia ya sea al polen, a un medicamento o a cualquier otra sustancia. En esos casos, es posible que el trastorno tienda a aparecer cada vez que el niño entre en contacto con cualquier sustancia alérgeno.

Ya sabiendo que médicamente es una infección vírica, el aparato respiratorio puede llegar a infectarse por varios tipos de virus, y por consecuencia este episodio se puede llegar a repetir varias veces, sobre todo cuando finaliza el otoño o principios del invierno.

Existe un tipo particular de laringitis que es el laringoespasmo y que afecta a los niños de menos de 4 o 5 años de edad. Sucede muy frecuente entre el primer año y los tres años de edad. Luego, de los 4 a 5 años, comúnmente no se producen más ataques porque, con el crecimiento, los cartílagos de la laringe se van reforzando, alargando y ya no se obstruyen por la hinchazón provocada de la inflamación.

Síntomas de la laringitis en bebés

La laringitis en el niño suele aparecer sobre todo, durante la noche. Esto comúnmente se ve cuando el niño durante el día no mostró ninguna señal de malestar, pero cuando se despierta, de repente durante la noche se evidencia. La manifestación más clara es con un violento ataque de tos, ronquidos, le cuesta respirar y hasta cuando inspira, produce un sonido muy fuerte.

A veces pasa que la tos se ve acompañada de fiebre, que comúnmente no suele ser elevada. La crisis puede llegar a durar de unos pocos minutos a varias horas, pero se resuelve espontáneamente, de la misma manera que se originó. El cuadro es un poco impresionante en el momento, pero no hay que alarmarse.

No se recomienda salir de inmediato a una guardia, porque el niño muchas veces mejora inmediatamente, y además el mayor motivo es que el contacto con el ambiente exterior, a menudo más fresco y húmedo que el de casa, puede empeorar la irritación. Es importante saber que este episodio pueda que vuelva a presentarse durante algunas noches seguidas con más, menos o los mismos síntomas de los episodios precedentes, pero muy raramente se prolongue durante varios días.

Tratamiento de la laringitis en bebés

Antes de recurrir al uso de medicamentos, los médicos recomiendan el método más sencillo y a menudo más eficaz para aliviar los síntomas de un ataque. Este consiste en llevar al niño bien tapado hasta el baño, cerrar las puertas y ventanas, y abrir la canilla de agua caliente de la ducha o de la bañera.

El fin, es que respire el vapor del agua, que naturalmente es muy efectivo. Como alternativa, muchos prefieren hacerlo en la cocina y hacerles respirar el vapor de una olla de agua caliente, aunque no es de lo más recomendable cuando son tan pequeños.

Para reducir el riesgo de que la crisis se vuelva a repetir, se aconseja que el niño duerma apoyado sobre un par de almohadones, de modo que la cabeza le quede ligeramente elevada.

Medicamentos más utilizados para tratar la laringitis

El pediatra es quien está habilitado para prescribir la administración de determinados medicamentos y tratar la laringitis. En cuanto a los antibióticos, solo se usan en los casos de laringitis causadas por bacterias. Sin embargo, sucede que la mayoría de las laringitis, se deben a un virus y en esos casos, los antibióticos no tienen ningún efecto.

Por lo contrario, utilizar antibióticos cuando no se necesitan, pueden llegar a provocar resistencia a los mismos. Por esa razón, es que siempre deben estar prescritos por el médico. Es necesario saber que los mismos pueden provocar efectos secundarios importantes, siendo el más frecuente la diarrea y más cansancio de lo normal.

Los corticosteroides son medicamentos que se prescriben, sobre todo para reducir la inflamación de las cuerdas vocales, pero siempre se debe recordar que debe ser el pediatra el que prescriba su tratamiento.

Remedios para disminuir la tos perruna

La tos de perro o más conocida como tos perruna suele estar asociada y provocada en muchos casos, por la laringitis hipoglótica. Se trata de una inflamación de la laringe en la parte donde se encuentran las cuerdas vocales.

A este tipo de tos, se la llama así porque su sonido es similar al ladrido de un perro. Es una tos seca y donde la garganta se nota irritada, 2 síntomas que muchas veces es confundida con la tos provocada por el asma.

Ante esta situación, se les puede ofrecer líquidos frescos que ayudan a calmar la tos y a rebajar la inflamación de la laringe. Se sugiere abrir la ventana de su habitación o sacarlos a la calle, para que el aire fresco también ayude a aliviar la inflamación.

Utilizar, en caso de que se tenga, un humidificador y sobre todo, intentar tranquilizar al niño para que no se ponga nervioso y la tos no se acentúe cada vez más. Solo en algunos casos, es necesario dirigirse al pediatra cuando el laringoespasmo se llega a manifestar después de que se haya administrado algún medicamento, si las dificultades respiratorias no disminuyeron con la inhalación del vapor caliente o si el ataque dura más de una hora.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show