Covid-19

No quedan camas libres de terapia intensiva en tres ciudades de Santa Fe

Los hospitales de Rosario, Rafaela y la capital santafesina están colapsados y los médicos pidieron al gobernador Omar Perotti que apriete el "botón rojo" e imponga restricciones.
La terapia intensiva del hospital Centenario

La terapia intensiva del hospital Centenario, de Rosario, colapsó por el aumento de casos de Covid-19 (Foto: archivo).

Los hospitales de Rosario, Santa Fe y Rafaela, las principales ciudades de la provincia, están colapsados y anoche, a las 22, dejaron de tener camas libres en las salas de terapia intensiva, una situación que provocó un dramático pedido de los médicos al gobernador, Omar Perotti, para que "apriete el botón rojo" e imponga restricciones a la movilidad en el territorio.

"Desde anoche no quedan más camas críticas en Rosario, Santa Fe y Rafaela", le comunicó el director provincial del tercer nivel de Salud santafesino, Rodrigo Mediavilla, a la ministra del área, Sonia Martorano.

El panorama, informó el gobierno provincial, se agravó este domingo, cuando el Ministerio de Salud de Santa Fe aseguró que se registraron 1.321 nuevos contagios de coronavirus, de los cuales 520 corresponden a Rosario. Además, fueron reportados 15 muertos en las últimas 24 horas, lo que elevó la cifra a 4.848 víctimas fatales.

"Estamos en un mes dificilísimo. El fin de semana llevamos las camas al limite de las que habíamos ampliado”, reconoció hoy Perotti al participar de un acto oficial.

El gobernador santafesino aseguró que este lunes la provincia recibirá otros 17 respiradores de parte del gobierno nacional, pero admitió que "todo lo que se amplió" el sistema sanitario la semana pasada fue "consumido” con la alta ocupación de este fin de semana.

Federico Fiorilli, coordinador de terapias intensivas de la provincia y del Hospital Centenario de Rosario, explicó en declaraciones a La Red que se vive "una situación de mucha angustia desde hace 15 días", cuando el sistema sanitario empezó a sufrir una tensión que derivó en el colapso de las últimas horas.

"No podemos ubicar pacientes en las salas de terapia intensiva y la posibilidad real de ampliar las camas llegó a su límite porque no tenemos más equipos" de médicos, comentó Fiorilli.

Por ese motivo, pidió al gobernador Perotti que "apriete el botón rojo" y disponga medidas de control a la circulación para disminuir el flujo de contagios y atención en los hospitales.

"Que se conserve abierto lo mínimo indispensable, pero aunque limiten desde hoy la circulación vamos a ver el alcance de la medida en cuatro semanas. Si se prolonga la decisión, se va a prolongar la situación. De todas formas, vamos a vivir cuatro semanas muy estresados", señaló Fiorilli.

Consultado por la prensa, Perotti dijo que está analizando medidas que permitan "quitar circulación para ayudar al sistema de salud” al borde de su capacidad de atención, aunque no específico cuándo lo haría y cuál sería su alcance.

Se habló de