icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Qué hacer en Bariloche?

¿Qué hacer en Bariloche?
¿Qué hacer en Bariloche?

San Carlos de Bariloche es una de las ciudades más importantes de toda la República Argentina. Pero, ¿Qué hacer en Bariloche? Son muchas las actividades que se pueden desarrollar en esta maravillosa ciudad que siempre tiene secretos que sorprenden a sus visitantes.

Bariloche funciona durante todo el año: tiene una temporada especial dedicada al ski y otros deportes de nieve en el invierno, época de viajes de egresados y discotecas activas durante todo el año, y excursiones lacustres de verano. Por lo tanto, cuando se piensa qué hacer en Bariloche la respuesta depende mucho de ese aspecto.

Un poco de historia sobre la ciudad

La ciudad lleva el nombre de San Carlos De Bariloche en base a dos pilares: el nombre Carlos en homenaje a Wiederhold y Bariloche de una deformación del término Vuriloche, (gente distinta o diferente de atrás o del otro lado) denominación que recibían los indígenas que habitaron los valles del sector oriental de la Cordillera De Los Andes antes del ingreso de los Mapuches.

Es muy común encontrar elementos de este tipo de culturas en todos los barrios de Bariloche, ya que son sus pueblos originarios quienes construyeron la ciudad y aportaron gran valor y cuidado a los recursos naturales que la rodean.

A fines de ese verano, arribaron al famoso lago Nahuel Huapi, sobre el que en la actualidad se realizan toda clase de actividades como paseos en kayak y pesca deportiva, provenientes de Buenos Aires, los primeros visitantes que se auto titulan turistas: Aarón Anchorena, Carlos Lamarca y Esteban Llavallol.

Más tarde, comienzan a abrirse las rutas de llegada a la ciudad hasta que en 1913 terminan de construir el primer camino para autos, gracias a la visita del ex presidente norteamericano, Theodore Roosevelt. Muchos personajes internacionales visitaron en la historia la ciudad y hoy encontrarían su nombre en calles y monumentos.

En 1912 se produce el primer arribo en avión a Bariloche, que partiendo el día anterior desde San Isidro, en la provincia de Buenos Aires, se hace escalas en Bahía Blanca, Río Colorado y Cipolletti.

En 1934, con la llegada del ferrocarril se culminó un largo período de aislamiento y rápidamente el tiempo de los pioneros fue quedando atrás y se incorporaron rápidamente los más modernos adelantos.

A partir de esta época y del lanzamiento de este importante hito del transporte que permitió la llegada de más personas, se iniciaron los deportes invernales como actividad recreativa vecinal. La primera competencia de ski tuvo lugar en el Cerro Otto y participaron una docena de deportistas. Esa noche hubo un colorido baile social en el Hotel Suizo y se eligió a la primera Reina de la Nieve.

La aventura y los deportes, la mejor respuesta a qué hacer en Bariloche

Son muchos los deportes que se pueden practicar en Bariloche. Muchos turistas vienen de todas partes del mundo a practicar actividades físicas que permiten ejercitar el cuerpo, y disfrutar de los paisajes más increíbles de la naturaleza.

Cabalgar es una experiencia colmada de sensaciones: transitar diferentes terrenos, sea al trote o al galope, oír el relajante sonido de los cascos al resonar en las piedras o en los arroyos y sentir una conexión única con un animal noble e incondicional.

Las cabalgatas pueden ser cortas, (ideales para familias con niños), o realizar travesías de varios días que conducen hasta el país vecino de Chile, pernoctando en cálidos refugios donde el sueño se vuelve más reparador que nunca. El recorrido estará guiado por baqueanos expertos, sabios conocedores del lugar.

La Patagonia andina se caracteriza por cambiar de topografía y vegetación en un área de pocos kilómetros. Un solo paseo a caballo puede implicar, por lo tanto, recorrer una asombrosa variedad de paisajes, flora y fauna.

Se pueden hacer recorridos por la estepa, parando en excepcionales puntos panorámicos. Durante la excursión, los turistas se pueden cruzar con variados ejemplares de la fauna local como liebres, ciervos y guanacos, mientras se observa el mágico vuelo de majestuosos cóndores y espectaculares águilas.

Otra excursión muy solicitada es la de los paseos en kayak. Los kayaks simples o dobles tienen compartimentos que se mantienen secos, lo que permite llevar equipo y comida.

Además, son sumamente estables, por lo que las personas sin experiencia o con algún tipo de discapacidad también pueden disfrutar de esta maravillosa aventura. Previo al embarque se les ofrece a los pasajeros una charla sobre seguridad.

Además, se hace entrega de chaquetas impermeables, manoplas (en caso de que el clima lo requiera), chalecos salvavidas y faldones. Los turistas deberán traer sólo un par de sandalias o un calzado que se pueda mojar.

En compañía de un guía especializado, se puede tener el beneficio de explorar una gran diversidad de lagos: Nahuel Huapi, Moreno, Gutiérrez, Mascardi, Los Moscos, Hess, Fonck, Roca, Guillelmo y Steffen, entre otros. Las salidas incluyen transporte, comidas, equipos para remar y guías bilingües; para las expediciones, también están incluidas las carpas y los equipos de cocina. En caso de que la excursión dure varios días los kayakistas deben traer sólo su propia bolsa de dormir y su aislante.

Muchos otros deportes se pueden realizar en San Carlos de Bariloche admirando las mejores vistas y disfrutando en compañía de los seres queridos de una de las ciudades más bellas del planeta.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show