icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Significado de soñar con gatos: ¿Buena suerte?

Significado de soñar con gatos: ¿Buena suerte?
Significado de soñar con gatos: ¿Buena suerte?

El gato es un animal que está presente en la vida del ser humano desde hace miles de años. En la cultura egipcia fueron pintados y convertidos en dioses y grandes protectores de los templos. Mientras que, para la cultura japonesa son quienes traen prosperidad, salud y bienestar. Lo cierto es que, independientemente del significado que la cultura le otorgue al animal, en la actualidad muchas familias optan por tener un gato como mascota por su personalidad tan divertida, compañera pero independiente al mismo tiempo. Sin embargo, soñar con gatos puede ser en muchas oportunidades, una alerta de un mal presagio.

Entender el verdadero significado de soñar con gatos es complejo porque pueden estar asociados tanto a la mala como a la buena suerte. Por lo general, la presencia de un felino en el sueño se interpreta como el reflejo de una situación amorosa o económica que está atravesando una persona. Si existe una connotación negativa o positiva dependerá esencialmente de cómo sea el sueño, el animal y las sensaciones que el mismo transmite.

Los gatos y el amor

Todos los felinos son un fuerte símbolo de seducción y, por supuesto, que el gato no queda fuera. Por eso, soñar con ellos puede representar una situación de la vida sentimental. Acariciarlo refleja que se siente pasión por alguien, mientras que si se sueña que se le da de comer es símbolo de infidelidad También puede tomarse como una advertencia de que los enemigos siguen presente en tu vida o que descubrirás traiciones en tu círculo íntimo.

Los gatos y el dinero

Muchas veces, un buen presagio para iniciar un negocio viene de la mano de soñar con gatos que están jugando con vos o a tu alrededor. De hecho, se cree que significa éxito y prosperidad en la vida profesional. En el caso de soñar que se está acariciando un gato, se puede traducir como que llegará prontamente una suma de dinero importante. Por el contrario, si el animal ataca, huye o está muerto puede interpretarse como un mal augurio que traerá un robo, problemas laborales o una presunta estafa.

Soñar con gatos pequeños

Soñar con gatos que son pequeños, es decir, cachorros o recién nacidos, puede dar la idea de ternura pero lo cierto es que su significado es totalmente opuesto: en realidad, es un reflejo de necesidad de cariño. Tener este tipo de sueños es muy común cuando la persona está atravesando un momento sentimental complicado como por ejemplo la ruptura con su pareja, el distanciamiento de su familia o un ser querido que se fue a vivir lejos.

Según algunos psicólogos también es una invitación a reflexionar sobre cómo te relacionás con tu entorno, qué rol ocupás en la familia y cómo te hace sentir ese contexto.

Soñar con gatos negros

Desde la antigüedad, los gatos negros siempre representaron malos augurios y estuvieron incluso relacionados con las brujas porque eran sus “files compañeros”. Lo cierto es que en esta interpretación, la superstición tiene un papel protagonista: soñar con un gato negro, en efecto, habla de lo desconocido. Es decir, de esas áreas de la vida que no se experimentaron o exploraron por miedo a enfrentar algún tipo de situación, persona o cosa. En este sentido, soñar con un felino oscuro invita a dejar de lado el temor y el miedo quizás a las críticas para tomar decisiones más atrevidas.

Soñar con gatos blancos

Por el contrario a soñar con gatos negros, soñar con uno blanco es un motivo para desertarse más que feliz. El color blanco en los sueños representa la limpieza, pureza, autenticidad, equilibrio, paz y bienestar. Por lo tanto, es una fuerte señal de que hay que vivir la vida teniendo estas premisas como guías. Es decir, aplicar estos conceptos para conseguir equilibrio y estabilidad en el día a día.

Soñar con gatos enfermos

Cuando se presenta en un sueño un gato enfermo puede ser la clara representación de que la libertad y la independencia se están viendo dañadas o sacrificadas. De hecho, es un símbolo de inseguridad, infelicidad, baja autoestima y cansancio extremo. Si bien, la connotación puede parecer negativa, lo cierto es que este sueño puede tomarse como una alerta de que algo hay que modificar para sentirse mejor porque de ese modo no se puede continuar.

Soñar con un gato que persigue al ratón

Para comprender este sueño es imprescindible analizar el simbolismo del gato y del ratón: en el primero de los casos es un reflejo de independencia y, en el segundo, de personas tóxicas. Es decir, este sueño representa una alerta roja y una clara advertencia sobre la relación que se está sosteniendo en pareja. Para interpretarla correctamente es necesario recordar si eras el gato -quién atemoriza al ratón- o si estabas escapando -luchando para sobrevivir y con temor-. En cualquier caso, este sueño indica que se está viviendo una relación de pareja que no es sana para el bienestar emocional. Y que, en consecuencia, algo debe cambiar.

SUBIR

Poder

Ovación

Show