Denuncia

Sigue la batalla judicial entre Nahir Galarza y el psicólogo Gabriel Cartañá

La joven entrerriana demandó al profesional por la presunta violación del secreto profesional y la "falsificación de su firma". Cartañá desestimó la denuncia. Cómo está la causa.

El psicólogo Gabriel Cartañá. 

El psicólogo Gabriel Cartañá. 

La demanda, caratulada "Nahir Galarza C/ Cartañá Borlenghi Gabriel S/Daños y Perjuicios", se presentó en 2022 en el Juzgado Civil y Comercial N°4 de Paraná, bajo la Jueza Elena Beatriz Albornoz. Por cuestiones de competencia, la causa fue transferida al Juzgado Civil N° 80, a cargo del Juez Dr. Eugenio Labeu, Secretaría N° 110 a cargo del Dr. Ignacio Bravo D'andre, con la intervención de la Fiscalía en lo Civil y Comercial N° 3, dirigida por la fiscal Dra. Raquel Mercante.

Galarza denunció que Cartañá, quien es conocido por su participación en “Bendita TV” (Canal 9), se ofreció insistentemente en 2018 para realizar pericias psicológicas mientras ella estaba detenida en la Comisaría de la Minoridad y la Mujer en Gualeguaychú. De acuerdo a lo trascendido, el psicólogo quedó en realizar tres viajes para visitarla en su celda y practicarle una docena de tests con la intención de incluirlos en el expediente judicial.

Sin embargo, la defensa de Galarza, representada por el Dr. Horacio Dargainz, afirmó que Cartañá solo le realizó dos entrevistas de 40 minutos y que su informe fue "básico e incompleto", siendo rechazado por su inconsistencia profesional y no utilizado en el juicio oral. Galarza resumió su experiencia diciendo: "Menos mal que no me abrí con él, para mí solo era un viejo baboso que decía las mismas boludeces que en Bendita TV”, dijo Galarza, según consta en el libro “El Silencio de Nahir, Crónica de un Linchamiento Mediático” de su ex vocero Jorge Zonzini.

nahir galarza.jpeg

Nahir Galarza denunció a Gabriel Cartañá: cómo sigue la causa

El Dr. Dargainz explicó que la decisión de demandar a Cartañá en forma penal y civil se tomó "para proteger a otras adolescentes" de sufrir violaciones a su intimidad y ser explotadas mediáticamente para beneficio económico. Cartañá, por su parte, desestimó la denuncia como "una maniobra de promoción" y presentó una carta con la supuesta firma de Nahir Galarza, en la que ella supuestamente aceptaba que el psicólogo divulgara la información en los medios. Esta carta fue denunciada como falsa por la querella.

Recientemente, la firma apócrifa de Nahir habría sido probada por peritos calígrafos, lo que podría implicar para Cartañá el delito de estafa procesal según el Artículo N° 172 del Código Penal, el cual estipula penas de prisión de uno a seis años para aquellos que mediante engaño inducen a un juez a emitir una resolución perjudicial para la otra parte. Este hallazgo agrava la situación procesal de Cartañá, sumándose a las acusaciones de violación del secreto profesional y daño por divulgar un diagnóstico sin autorización.

Se habló de