icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
AGRO

El Gobierno sigue con la idea de instalar granjas porcinas para exportar a China, pero el sector necesita un acuerdo país-país

El Gobierno sigue con la idea de instalar granjas porcinas para exportar a China, pero el sector necesita un acuerdo país-país
Las granjas porcinas para exportar a China otra vez en debate

“La Argentina no se bajó del proyecto. Lo que todavía no está es la respuesta del gobierno chino a la última documentación que se mandó desde la Argentina, donde se agregó un párrafo más explícito sobre temas ambientales”. Así respondieron fuentes de Cancillería a A24.com Agro, luego de que el embajador argentino en China, Luis María Kreckler, relativizara la continuidad de la negociación para la instalación de granjas porcinas para exportar carne de cerdo al país asiático.

De todas maneras, admitieron que el tema se enfrió. “Ahora está stand by. La idea original era cerrarlo en el viaje del Presidente a China, programado inicialmente para este mes. Pero la gira no se concretó, así que ahora habrá que esperar un nuevo momento”, explicó la fuente. Y agregó: “De alguna forma, la pelota está en manos de ellos”.

El martes, el embajador Kreckler, dijo al diario BAE, que el tema “no está siendo dialogado” entre ambos gobiernos. “Está dentro de la agenda del sector privado argentino y chino”, afirmó. Aunque advirtió que eso “no quiere decir que en el futuro sea impulsado por los gobiernos”.

La iniciativa, que apunta a duplicar la producción argentina de carne de cerdo en diez años, fue dada a conocer a mediados de julio, lo que provocó rechazo, principalmente entre grupos veganos y ambientalistas.

Esto llevó a un súbito silencio oficial y al agregado de una cláusula al protocolo ya acordado con China, intentando llevar tranquilidad sobre el tema ambiental.

“No se trata de nuevas exigencias, fue una manera de poner por escrito lo obvio: que para invertir se deben respetar las exigencias ambientales del país y de cada provincia”, sostuvo la fuente de Relaciones Exteriores. ¿Por qué lo agregaron? “Para conformar la ola de cuestionamientos que se plantean desde algunos sectores”, reconoció.

En concreto, el artículo que hace referencia al tema ambiental dice lo siguiente: "China considera que dicha cooperación debe hacerse en un marco de respeto al ambiente, las leyes de protección de la naturaleza y los compromisos internacionales en materia de biodiversidad y cambio climático aprobadas por ambos países, promoviendo las buenas prácticas ambientales contribuyendo a que estas actividades conjuntas no sólo sean respetuosas de las respectivas leyes ambientales minimizando sus impactos, sino que además contribuyan activamente a promover la salud ambiental de nuestros ecosistemas y a la protección de los recursos naturales en las regiones directamente involucradas".

Sin embargo, la cláusula no conformó a los opositores del proyecto. En las últimas semanas recibió un nuevo golpe con la circulación de un video donde artistas y periodistas le ponen la voz y el cuerpo a la oposición al acuerdo chino.

Coproducido entre la Unión Vegana Argentina (UVA) y Conciencia Solidaria, y bajo el título "La muerte no es negocio", la iniciativa da su visión sobre lo que implicaría la llegada el desarrollo del proyecto.

Forman parte figuras del espectáculo y la televisión, como Julieta Díaz, Nicolás Pauls, Nacha Guevara, Liz Solari, Fede Bal, Oriana Sabatini y Cande Tinelli, entre otros.

Para Juan Uccelli, expresidente de la Asociación de Productores de Porcinos y consultor sectorial, las críticas del video se basan "simplemente en la falta de conocimiento sobre el tema".

"Se mezclan temas de medioambiente, que coincidimos en que hay que cuidarlo; temas de deforestación, que no estamos pensando en hacerlo, con la cuestión de no comer cerdos, que es una cuestión de veganos, que los respetamos, pero creemos que nos tienen que respetar a los que queremos seguir comiendo proteína animal", sostuvo.

"Respetamos lo que están diciendo, pero pensamos que están totalmente desinformados", lamentó.

Las megagranjas

A24.com Agro accedió a la presentación del proyecto que todavía circula en los despachos oficiales.

Con el sello del ministerio de Agricultura, soporte técnico y demandante de la iniciativa, plantea los requerimientos para la construcción de complejos porcinos de 12 mil madres, divididos en varias granjas.

Los mismos deben estar integrados con:

  • Planta de acopio y acondicionamiento de granos.
  • Planta de prensado de soja y de confección de balanceados.
  • Generación de biodiésel.
  • Frigorífico exportador.
  • Empaque en contenedores frigoríficos congelados.
  • Unidad de compostaje peleteado.
  • Biodigestor con co-generación eléctrica y procesos sin laguna de efluentes.

El concepto es el aprovechamiento de los recursos presentes en la zona, como así también de los productos secundarios que se generen de la industrialización in situ de los diferentes procesos.

Las condiciones para la instalación de los módulos son:

Zona: que el establecimiento tenga un mínimo de 100 ha, una capacidad de siembra en la región de 12000 Hs. de maíz y 5000 Hs de soja, provisión de agua de 1,5 millones de litros diarios y un terreno consolidado no inundable en 50 años.

Servicios: existencia de un camino consolidado/asfaltado hasta el ingreso; cercanía de una red ferroviaria en actividad, para movimiento de aceite, combustible y contenedores de congelado; suministro eléctrico rural con doble vía; cercanía de una población que permita tener la mano de obra tanto para la granja como para el frigorífico; y servicio de internet.

Además, contarán con controles de Senasa, que fiscaliza la entrega según las normas entre países, y de Aduana para la supervisión de documentación, fiscalización y precintado de contenedores.

La idea es asegurar el control y la trazabilidad de la carga a puerto para impedir que se vuelque carne de esos emprendimientos al consumo interno para evitar el colapso del mercado y daños a los productores locales.

En total, se estimó una inversión de USD129 millones por complejo y la creación de 380 empleos directos.

Con Chaco en punta

Hace diez días, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich firmó con la empresa de capitales chino-argentinos Feng Tian Food un convenio para poner en marcha en su provincia tres complejos productivos porcinos integrados con destino a exportación.

En realidad, se trata de un acuerdo para avanzar en la búsqueda de capitales para concretar la inversión. "La firma Feng Tian Food, cuenta con líneas comerciales desarrolladas entre ambos países y a partir del instrumento firmado con la Provincia comenzará inmediatamente a desarrollar contactos directos con inversores chinos de acuerdo al modelo productivo planteado por el gobernador para alcanzar los primeros acuerdos que promuevan esas inversiones", dijo la información oficial.

Cada complejo estará integrado por cinco granjas de 2.400 madres; un frigorífico exportador; una planta de biodiesel; un biodigestor con generación de energía; y una planta de alimentos balanceados. Además, por cada unidad se prevé la generación de 360 empleos directos, con una inversión de USD 129 millones.

Cualquier similitud con el proyecto del ministerio de Agricultura NO es coincidencia. Incluso Capitanich se encargó de intentar despejar uno de los argumentos ambientalistas: el avance de la frontera agrícola para conseguir el alimento para las granjas.

"Cada uno de los complejos demandará al año 32.300 toneladas de soja y 87.400 de maíz para la alimentación de los cerdos. Es un volumen que se podrá abastecer locamente sin inconvenientes ya que la provincia produce aproximadamente un millón de toneladas de maíz por año y 1,6 millones de soja”, indicó.

La similitud con el proyecto nacional también es admitida en el Palacio San Martín. "Nosotros quisimos ordenar las inversiones, darles un marco, que tuvieran más sustancia, pero el río no se detiene, el agua va a seguir avanzando", graficó el mismo funcionario. Y reiteró que mientras esperan "la respuesta de China se va a ir dando inversiones de esta manera, por las provincias o de empresas privadas".

Por qué se necesita un acuerdo país-país

Pero más allá de la fuerza de ese río que relata el funcionario, para que finalmente se concreten las inversiones en Chaco y en las demás provincias, el Ejecutivo Nacional deberá cerrar los acuerdos marco país-país y revisar su sistema de amortización de inversiones.

Otra vez, Uccelli explica las dificultades para la llagada de capitales. "El IVA inversión es mortal para el sector porcino, nos aumenta un 20% el costo comparado con cualquier otro país del mundo", subrayó. Y agregó: "Es irrecuperable, es la más cara del mundo. Y es un tema que el Gobierno tiene que solucionar si quiere inversiones. De otra manera no se van a dar".

El problema data de 2018, cuando buscando equiparar el tributo a todas las carnes y bajar precios al consumidor, el Congreso aprobó la baja del IVA al consumidor del 21 al 10,5%. "Esto frenó las inversiones, nadie va a invertir esa cantidad de plata en algo que no puede recuperar", enfatizó.

El tema ya fue estudiado por el Gobierno y está siendo discutido en las mesas de trabajo con el Consejo Agroindustrial.

Además, se debe incluir al sector porcino dentro del esquema de amortización aceleradas de inversiones que incluirá el proyecto de Ley de promoción agroindustrial. Incluso, a las producciones que directamente saldrán para ser comercializadas al exterior hay que asegurares un mecanismo dinámico de devolución de impuestos internos.

Por eso también es importante el acuerdo país-país con China. Porque más allá de las cuestiones ambientales, el proyecto incluye sistemas para dar previsibilidad a las inversiones.

Desde el sector, estiman que los capitales necesarios para el desarrollo de las granjas son unos USD 4.000 mil millones. Nada despreciable, pero muy difícil de concretar si ambos países no se ponen de acuerdo hasta el último detalle.

por Marcos Lopez Arriazu
SUBIR

Poder