HABLAN DE "CRISIS HABITACIONAL"

¿Efecto "tierras improductivas"? La trama detrás de las multitudinarias tomas de campos en Reconquista

Se dieron tres usurpaciones casi simultáneamente. Desde la Fiscalía de Reconquista le pidieron "seriedad" a la intendencia y apuntan contra "la palabra del Presidente Fernández" sobre el uso de la tierra.
Ezequiel Morales
por Ezequiel Morales |
En Reconquista se dieron tres usurpaciones en menos de 20 días. (Foto: Aire de Santa Fe)

En Reconquista se dieron tres usurpaciones en menos de 20 días. (Foto: Aire de Santa Fe)

Si bien el invierno llegó con temperaturas bajas y lluvias muy importantes en el norte de Santa Fe, en Reconquista otro clima, el social, por estas horas no tiene nada parecido al frío. El intendente Enrique Vallejos será interpelado en el Concejo Deliberante a raíz las tres usurpaciones de campos que sacudieron la tranquilidad local por su magnitud, y la Fiscalía que investiga las tomas le pidió “seriedad y no confundir a la población”. En el medio de las disputas políticas, el agro también pide respuestas a la Casa Rosada y una familia de pequeños tamberos no puede retomar la actividad.

“Esto se mide hora tras hora”, graficaron desde la Fiscalía Regional de Reconquista ante el llamado de A24.com Agro. Las tomas de tierras comenzaron a principios de mes con un acampe en una plaza del Barrio Belgrano, al sur de la ciudad. En ese momento los funcionarios del Ministerio Público iniciaron una investigación de oficio en coordinación con la Policía, trabajo que se repitió cuando días después, exactamente el jueves 10, inicialmente más de 200 familias usurparon violentamente un campo de 36 hectáreas perteneciente a la familia Cian, reconocidos por tener un pequeño tambo en la zona.

En esa ocasión la Policía buscó impedir la toma, pero contener el desborde fue imposible: 13 efectivos de la fuerza resultaron heridos, y dos personas fueron detenidas, pero las imputaciones se dictaron por los enfrentamientos, y no por la toma. En ese campo las vacas con las que los Cian desarrollan la actividad lechera debieron ser retiradas hacia un sector trasero del inmueble para su resguardo, pero de ahí en más dejaron de producir para las industrias que les solían comprar lo ordeñado.

Terrenos-usurpados-Reconquista-1.jpg
13 efectivos de la Policía resultaron heridos en los enfrentamientos por las usurpaciones en Reconquista. (Foto: Esperanza Día x Día)

13 efectivos de la Policía resultaron heridos en los enfrentamientos por las usurpaciones en Reconquista. (Foto: Esperanza Día x Día)

Y a partir de ese momento, también, comenzaron los cortocircuitos entre el intendente Vallejos y el Ministerio Público.

En declaraciones a la prensa local, Vallejos le pidió a la Fiscalía y a la Policía “que dejaran trabajar” a la Intendencia. “Como lo venimos haciendo con los otros casos, para trabajar pacíficamente y que no tengamos inconvenientes”, remarcó el jefe comunal, justicialista y reelecto por amplia mayoría en 2019.

Embed

Sin embargo la situación, lejos de aliviarse, se agudizó y obligó a Vallejos a ir en sentido contrario.

El pasado fin de semana hubo una tercera toma, en un campo periurbano propiedad de la familia Roberts, uno de los apellidos más conocidos en el ámbito ganadero de Reconquista. Allí se trasladaron aproximadamente unas 100 familias, y algunas, dicen los investigadores, habrían tenido participación en las anteriores usurpaciones. Por es ante la magnitud cada vez más incontrolable del problema, el martes de esta semana Vallejos envió un escrito a la Fiscalía y le pidió su “urgente actuación”.

A24.com Agro se comunicó con el propio Vallejos, pero el intendente solo aportó su escrito hacia la Fiscalía regional y desde su equipo avisaron que no brindaría notas a la prensa. “La presentación ante la Fiscalía va a ser lo único que va a declarar”, dijeron sus colaboradores.

“A mi juicio la Municipalidad buscó solucionar el asunto por sus propios medios sin que nosotros investigáramos ningún delito ni que la Policía actúe, y 20 días después nos envió un comunicado pidiéndonos celeridad”, contó ante este medio Rubén Martínez, a cargo de la Fiscalía Regional de Reconquista, quien supervisa a Leandro Mai, el fiscal que lleva adelante la causa del campo de los Cian, y a Alejandro Rodríguez, fiscal que hace lo propio con la denuncia de los Roberts. Ambas investigaciones, se cree, seguirán su curso por separado y no tendrían una unificación a futuro.

Por eso, un día después del escrito de Vallejos, la Fiscalía Regional lanzó un comunicado con un fuerte mensaje al intendente de Reconquista. “Instamos a quienes tienen responsabilidades gubernamentales a actuar con la seriedad del caso, evitando confundir a la población especialmente vulnerable; en ese aspecto no resulta positivo requerir públicamente que el MPA se abstenga a actuar nada menos que frente a un delito o, lo que es peor, entrometerse en nuestras funciones, aleccionando sobre quien /es eran o no los responsables de los hechos”, sostuvieron los funcionarios judiciales.

“Estamos sin producir”

En el campo de los Cian, antes de dedicarse al tambo se dedicaban a la siembra de diferentes cultivos. Pero debieron modificar su planeamiento productivo y comenzar con unas 40 vacas en el universo tambero, más una ladrillería. ¿Razones económicas? No precisamente: los campos linderos ya habían sufrido usurpaciones hace más de 5 años, y los caballos de los nuevos vecinos a menudo pasaban del lado de los Cian y lo sembrado quedaba destruido por el peso de los animales.

“Ahora no estamos pudiendo producir y no tenemos respuestas de nadie. Los usurpadores cerraron el camino de acceso y no pueden ingresar los camiones que vienen a buscar la leche”, contó Lidia Cuevas, esposa de Horacio Cian, a A24.com Agro.

Lo que explican los Cian es que hubo un convenio firmado con la Municipalidad para llevar adelante la compra de las tierras por parte del Estado comunal, y urbanizar el predio. De la rúbrica de ese contrato pasaron tres años, pero las ahora víctimas de la usurpación aseguran que esas gestiones nunca avanzaron y que el campo seguía, y sigue, en manos de la familia.

“Nunca hicieron nada y la gente pensaba que las tierras eran de la Municipalidad porque hacían publicidades en radio con ese mensaje, pero se cayó el convenio y nunca hicieron la compra. Los propietarios seguimos siendo nosotros”, apuntaron los Cian. Y explicaron que los usurpadores ya contaban con el conocimiento de “cierta planificación” espacial que se condice con dicho convenio urbanizador.

“Alguien les llena la cabeza”

“El mayor problema de esto es el antecedente. Si se llegan a poder quedar, esto es un antecedente para todo el país”, reflexionó Ernesto Roberts, titular de la firma ganadera que lleva su mismo nombre y que desempeña la actividad bovina en la región. Y que sufrió la última de las tomas.

Roberts, al momento de la consulta de A24.com Agro el jueves por la noche, explicó que la situación con un 60% de los ocupantes “estaba pronta a normalizarse”. La versión fue confirmada por el fiscal Martínez, quien en las primeras horas de este viernes 25 de junio estuvo en el campo de la familia para seguir de cerca la problemática allí.

“Nosotros aplicamos todos los protocolos que nos impone el Ministerio Público de la Acusación, pero de todas maneras el derecho penal es ‘de última ratio’, es decir, el menos apto para resolver la problemática. En primer lugar lo que se busca es el cese de la conducta antijurídica, y una vez finalizada esa instancia allí sí comenzar con las tareas de la Justicia”, explicó Martínez sobre los aspectos procesales de las tomas.

terrenos-usurpados-reconquista2jpg.jpg
Los productores del agro reclaman por el respeto a la Constitución y al derecho de propiedad privada (Foto: Aire de Santa Fe).

Los productores del agro reclaman por el respeto a la Constitución y al derecho de propiedad privada (Foto: Aire de Santa Fe).

Por eso, en ese marco, a la fecha la situación más compleja persiste en el campo de los Cian. De no cambiar el curso de los hechos la situación derivaría en un desalojo por la fuerza.

“La oferta de viviendas y terrenos tendría que ir por delante de la demanda, en eso la planificación falla porque el Estado tiene que preverlo. Para eso piden administrar un país. Esto sería un antecedente muy peligroso. Pienso que puede ser gente mal asesorada por alguien que les llena la cabeza, porque tienen una necesidad, pero están impulsados por algo”, concluyó Roberts.

El fantasma electoral

“Las tierras están usurpadas por un montón de familias, muchos de ellos son jóvenes de entre 16 y 19 años a los que les han prometido estas tierras” señaló la diputada nacional de Juntos por el Cambio Lucila Lehmann, presidenta de la Coalición Cívica de Santa Fe y mujer de confianza de Elisa Carrió en la Provincia.

https://twitter.com/LucilaLehmann/status/1406335517034225665

“Esto lo promovieron punteros del Movimiento Evita, principalmente Haydeé Vargas, puntera de ese espacio y que trabaja en Tierra y Hábitat de Reconquista”, denunció Lehmann. “Los dueños de estas tierras no son ningunos ‘oligarcas’, ni ‘terratenientes’. Se está enfrentando a pobres contra pobres”, indicó en un video que subió a sus redes sociales y que filmó a metros de la usurpación en el campo de los Cian.

“El problema fue la palabra del Presidente”

A raíz del vaivén del Intendente Vallejos el Concejo Deliberante local pidió su interpelación en el recinto. La iniciativa se conoció en las últimas horas del jueves. Los concejales buscan precisiones sobre el alcance de la crisis habitacional en la ciudad y mayores datos sobre las tomas. Sin embargo, en la Justicia también ponen la lupa en lo que llega desde Buenos Aires.

“El principal problema a nivel país fue la palabra del Presidente Alberto Fernández sobre las “tierras improductivas”. Fue desafortunado hacer una valoración respecto de la tenencia de la tierra porque la Constitución garantiza la propiedad privada, más allá de lo que piense. Los funcionarios no podemos separar a la persona del funcionario”, opinó el fiscal Martínez.

Y agregó: “y digo esto porque muchas personas que fueron entrevistadas por la prensa que llevaron adelante las tomas dijeron que tienen el apoyo del Presidente Fernández. Creo que eso por lo menos fue desafortunado en una situación compleja, en una economía que está sufriendo los efectos de la pandemia y donde en Reconquista hay cerca de 5.500 familias anotadas para ser adjudicatarias de un terreno municipal. Y Reconquista tiene 90.000 habitantes”.

s