Campaña

La soja y el clima: comienza el descenso de la temperatura

Luego de un verano intenso y de pocas lluvias, se terminan las altas temperaturas. Precipitaciones otra vez, y riesgo de heladas.
31 de mar de 2021 - 16:03
La campaña de soja sigue de cerca a las lluvias

La campaña de soja sigue de cerca a las lluvias, pero no sufriría altas temperaturas.

La soja viene sufriendo los duros embates de las altas temperaturas. Mucho distritos se vieron afectados por la sequía, y en la última semana recibieron mayoritariamente el agua que tanto se les había negado. La novedad es que desde ahora ese calor será el que diga adiós: los especialistas indicaron que en la quincena venidera el termómetro aflojará un poco, y las lluvias estarán presentes nuevamente hacia mediados del mes.

A través de su informe de perspectivas agroclimáticas, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires anunció que el calor que agobió a muchas partes de la zona central de nuestro país, que tuvo el correlato de ver disminuida la estimación de cosecha para la campaña de soja y que afectó los rindes del maíz, dejará de ser el protagonista.

Las temperaturas, mayormente a la baja

“Al comienzo de la primera etapa de la perspectiva se observarán temperaturas mínimas algo bajas, producto de la entrada de vientos marítimos en los días precedentes, con riesgo de heladas sobre todo el oeste y en algunos puntos las serranías pampeanas, aunque sin llegar a su extremo norte”, explicaron los especialistas de la institución porteña.

“Sin embargo los vientos del trópico retornarán rápidamente, lo que producirá temperaturas ‘moderadamente elevadas’ sobre el norte del área agrícola”, agregaron. Mientras, en el centro y el sur “se observarán registros de temperatura algo por debajo de lo normal, debido a la entrada de los vientos de la zona marina”, sostuvieron.

temperatura minima 1 al 7.jpg
Las altas temperaturas ya no tendrán el impacto del verano.

Las altas temperaturas ya no tendrán el impacto del verano.

La zona central del NOA, el centro y el este de Cuyo, más la Mesopotamia, junto al este de la Región del Chaco y la mayor parte de la Región Pampeana “registrarán mínimas entre 10° y 15°", analizaron.

Lo que sí habrá es riesgo de heladas, algo siempre seguido de cerca por los productores: las zonas serranas y cordilleranas del oeste registrarán mínimas por debajo de 10 °C, con riesgo de heladas locales y generales.

Para el centro del NOA, la mayor parte de Cuyo, el este de la región del Chaco, gran parte de Corrientes y la Región Pampeana tendrán temperaturas máximas entre 25 y 30°C. En algunos casos, incluso, el termómetro puede marcar más.

En las zonas serranas y cordilleranas solo experimentarán máximas inferiores a 25°C.

Pero ya en la segunda parte de la quincena, del 8 al 14 de abril, los técnicos de la Bolsa de Cereales analizaron que el calor "puede volver a incrementarse".

Las lluvias, otra vez

Lo que también agregaron los especialistas es que esta última situación depararía nuevas precipitaciones. “Continuarán soplando los vientos del trópico, acentuando el ascenso de la temperatura, con máximas elevadas en el norte del área agrícola, pero sin lograr extenderse hacia el centro y el sur de su extensión”, sostiene el informe.

“Paralelamente comenzará el paso del frente de tormenta que, en la fase inicial de su recorrido, producirá precipitaciones abundantes sobre el sur del área agrícola, moderadas, sobre el centro, y escasas, sobre el norte. La mayor parte de la región pampeana, Cuyo y la Mesopotamia observará precipitaciones de moderadas a muy abundantes (10 a 75 mm). Algunos focos en la zona central serán superiores a 150 mm.