Políticas financieras

Criptoactivos: ¿los aliados de la izquierda?

A partir del caso de El Salvador, otros países empiezan a interesarse por las monedas digitales. Qué características tienen en común y de qué manera las herramientas cripto pueden impactar en sus economías.
Juan Frers
por Juan Frers |
Criptoactivos: poco a poco serán más los países que decidan adoptarlos y legalizarlos. 

Criptoactivos: poco a poco serán más los países que decidan adoptarlos y legalizarlos. 

Como pudimos ver desde la última adopción de Bitcoin por parte de El Salvador, ahora son varios los países que comenzaron a tomar a los criptoactivos como moneda de curso legal o, simplemente, optan por legalizarlos.

Los criptoactivos brindan la posibilidad de ser utilizados como activos que generan altos rendimientos y brindan la posibilidad de operar sin requerir permisos de autoridades públicas. Además, traen consigo un sistema de emisión deflacionario.

Si analizamos las características mencionadas y cuáles han sido los países que se encuentran adoptando BTC como moneda de curso legal, podremos ver que existen ciertas características de tinte económico, social y estatal que se repiten en el camino por legalizar a los criptoactivos.

Algunos de los denominadores comunes de estos países suelen ser modelos económicos con altos niveles de inflación, bajo nivel de acceso a sistemas bancarizados por parte de la población y fuertes regulaciones estatales, entre otras.

criptomonedas3.jpg

Países como Cuba, Venezuela, Argentina y El Salvador son los casos más claros de por qué los criptoactivos brindan distintas soluciones a las complejas características económicas y sociales de dichos países.

Los criptoactivos en contextos de inflación

Frente a economías con elevados niveles de inflación que generan grandes pérdidas de valor en el poder adquisitivo de los ciudadanos, los criptoactivos ofrecen una posibilidad de generar rendimientos elevados en poco tiempo y, asimismo, brindan una solución en relación a un sistema de emisión deflacionario.

Al tomar la problemática de fuertes regulaciones estatales y bajo nivel de acceso a los servicios bancarizados, generalmente debido a poblaciones con niveles elevados de pobreza, los criptoactivos traen dos soluciones. Una es el fácil acceso a la operatoria con criptoactivos en relación a la burocracia de los sistemas bancarios tradicionales. La otra es la posibilidad de operar sin la necesidad de contar con permisos por parte del Estado.

Podremos entender que, poco a poco, serán más los países que decidan adoptar criptoactivos y legalizarlos como moneda de curso legal, ya que los mismos traen consigo varios beneficios y soluciones para los distintos males de las estructuras económicas mencionadas.

Como siempre, sólo el tiempo podrá demostrarnos si las adopciones de dichos activos realizarán un cambio real en la economía de estos países o, por el contrario, si únicamente quedarán en decisiones políticas sin generar ningún tipo de efecto estructural en para sus economías.

s