Libros

Un capítulo más contra Woody Allen: su hija Dylan publicará una novela para contar su historia

Su hija adoptiva Dylan Farrow acaba de lanzar "Silencio", una novela fantástica de fantasía y magia, en la que también se cuelan ecos de su memoria personal y los abusos que denunció.
Mia Farrow y Woody Allen

Mia Farrow y Woody Allen, con la pequeña Dylan Farrow en brazos. 

Una palabra es suficiente para medir el tono de una obra. En este caso, la novela que publicará Dylan Farrow, la hija adoptiva de la actriz Mia Farrow y el cineasta y actor Woody Allen, se llama "Silencio", y ese título sirve para decir e insinuar mucho de la historia de abusos, censuras y represiones que sufrió durante su infancia por parte de su padre adoptivo.

Si bien el libro es una novela fantástica, por debajo la trama habla del poder de la verdad y el empoderamiento femenino. La protagonista de “Silencio”, que será la primera entrega de una saga de fantasía y magia, es Shae, una adolescente de 17 años, quien lleva una vida tranquila junto a su madre y disfruta de su amiga Fiona y un chico llamado Mads. Pero todo comienza a complicarse cuando aparece una enfermedad mortal llamada “Mancha”, que se transmite por la tinta, y con la existencia de los Bardos, quienes usan la magia para silenciar el mundo.

“Todo este mundo de las fake news en el que vivimos me inspiró la historia. La forma en que se crea y se consume información hoy en día es lo que más define nuestra época, y me parecía interesante explorarlo”, dijo Dylan en una entrevista con el diario El País.

La palabra Mancha tiene una reverberancia suficiente como para dejar constancia de un pasado oscuro. Sin embargo, la hija de Mia Farrow prefiere descartar ese vínculo. “Lo de la Mancha fue solo algo que se me ocurrió, no tiene que ver con nada. Tampoco quiero que los Bardos tengan un único sentido, quiero que sea el lector el que les dé su propio sentido”, sostuvo Farrow al ser consultada sobre si la novela debía ser interpretada como una “versión literaria” de su historia personal.

Farrow, en cambio, sí acepta que la escritura y la literatura la ayudaron a transitar lo que ocurrió. “La literatura puede ser un refugio para las víctimas de cualquier tipo de abuso, al menos ha sido el mío. La gente lidia con sus problemas lo mejor que puede. Algunos lo hacen a mi manera, otros no. Pero encuentro liberador poder escapar de ser una misma de vez en cuando”, dijo.

La actriz acusó a Allen de haber abusado sexualmente de Dylan cuando tenía siete años. El juez dictó una orden de custodia en la que aseguraba que el comportamiento del cineasta había sido “gravemente inapropiado” y enfatizaba la necesidad de tomar “medidas para proteger a Dylan”. Finalmente, Farrow y el fiscal decidieron evitar someter a la niña a una extensa batalla legal y retiraron los cargos.

En 2014, Dylan publicó una carta en The New York Times en la que contaba su versión de los hechos, pero a lo largo de los años Allen siguió negando las acusaciones. A principios de 2021, la cadena HBO publicó un documental llamado "Allen vs. Farrow", que narra desde la perspectiva de Dylan y Mía Farrow los abusos y la trama de ocultamiento que tuvieron esos abusos. Woody Allen prefirió no hablar del tema. Su versión de los hechos aparece en el libro autobiográfico que publicó en marzo de 2020, titulado "A propósito de nada".

Se habló de
s