El rumbo de la economía

Acuerdo con el FMI: la última carta que se juega Guzmán para evitar un default

El canciller Cafiero la semana próxima viaja a EE.UU. para entrevistarse con el secretario del Departamento de Estado Anthony Blinken. ¿Se podrá destrabar la negociación?
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
El ministro de Economía

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el canciller, Santiago Cafiero. (Foto: MECON)

El ministro Guzmán se juega la última carta para evitar el default con el FMI en marzo: el viaje del canciller Santiago Cafiero la semana próxima a Estados Unidos para entrevistarse con el secretario del Departamento de Estado Anthony Blinken. El encuentro está pactado para el martes próximo y las negociaciones de la Argentina con el FMI serán el tema central del diálogo entre las partes.

Las chances de que se destraben las negociaciones con el organismo internacional son muy bajas. La razón: todos los asuntos relacionados con el FMI los lleva adelante siempre el Departamento del Tesoro a cargo Janet Yellen. En paralelo las diferencias con el staff del organismo son tan amplias que es inviable que se puedan acercar con la intervención de Blinken.

Pero más allá de estas cuestiones arriba mencionadas, la postura del gobierno argentino en temas sensibles a Estados Unidos como son los apoyos a Nicaragua, Venezuela y los acercamientos a Rusia y China hacen también altamente improbable que el Departamento de Estado norteamericano salga a apoyar fervientemente al gobierno de Alberto Fernández en la negociación con el FMI.

Por si fuera poco, las empresas norteamericanas que operan en la Argentina se han manifestado en dos oportunidades en los últimos tres meses, a través de la Amcham, la cámara que las nuclea, con fuertes críticas por medidas oficiales que las afectan seriamente, como el control de precios.

Los mercados ya acumulan diez jornadas en negativo, con subas del riesgo país por el fracaso de las negociaciones con el FMI y la alta probabilidad de que en marzo el país entre en default. A ello se sumará el incumplimiento con el Club de París, los países acreedores directamente por préstamos bilaterales otorgados en el pasado.

El viaje de Cafiero así, y la última carta de Guzmán, tienen altas chances de no tener ningún resultado positivo. Tampoco se aguardan avances en la presentación del ministro de Economía el martes próximo a las 17 horas en el Congreso ante un auditorio más difícil aún: los jefes de bloque de la oposición.

Se habló de
s