Rarezas

Billete de 2 dólares: cuál es la verdadera historia detrás de sus leyendas

Se trata del billete más escaso de toda la escala de las divisas y existen muchos mitos y misterios a su alrededor. ¿Son válidos todavía? Por qué dicen que trae suerte.
Billetes de dos dólares: ¿Son válidos para usar o sólo sirven a los coleccionistas?

Billetes de dos dólares: ¿Son válidos para usar o sólo sirven a los coleccionistas?

¿Viste alguna vez un billete de 2 dólares? Sí, claro que existen y, cuentan, que traen suerte. Sólo que, a lo largo de la historia, los billetes de US$ 2 han tenido una muy baja emisión, a tal punto que muchos norteamericanos, incluso, creen que no existen realmente. Por eso, también, es que abundan historias y leyendas alrededor de este billete de la moneda estadounidense.

Cuándo surge el billete de dos dólares

El billete de dos dólares es la denominación más rara de los Estados Unidos y se han emitido de manera discontinua desde 1862. En sus orígenes, se presentaba el retrato del primer secretario del Tesoro, entre 1769-1795, Alexander Hamilton. Siete años más tarde se reeditó la imagen y se colocó la figura del tercer presidente estadounidense, Thomas Jefferson, que hasta el día de hoy continúa vigente.

Sin embargo, desde 1966 hasta 1976, la denominación de dos dólares se suspendió. Recién en 2003 se volvió a emitir, como parte de la celebración del bicentenario de los Estados Unidos.

Billetes de US$ 2: ¿Son válidos? ¿Traen suerte?

La serie más actual de este billete de dos dólares, corresponde al año 2013, sin embargo, predomina una idea equivocada de que el billete de dos dólares ya no está en circulación.

De hecho, en la web oficial del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos se lo menciona como “actualmente en curso”.

Este billete, con valor nominal relativamente bajo, es el que menos se fabrica: sólo un 1% del total de la producción total de billetes corresponden a esta denominación de dos dólares.

En consecuencia, considerando que circulan 1200 millones de estos billetes en el mundo (frente a los 11.700 millones de US$ 1), toparse con uno de estos billetes de dos dólares es prácticamente una señal de buena suerte.

billete 2 dolares.jpg
Con valor nominal relativamente bajo, el billete de US$2 es el que menos se fabrica. 

Con valor nominal relativamente bajo, el billete de US$2 es el que menos se fabrica.

Eso sin mencionar que, según The Jefferson Space Museum, varios de estos raros billetes se encuentran abandonados en la superficie de la luna hace más de 40 años: la tripulación del Apolo 15 llevó a su viaje 50 billetes de dos dólares hasta la órbita lunar y, por error, se olvidaron uno de los paquetes en el espacio.

Otra historia que relaciona a estos billetes de US$ 2 con el espacio cuenta que, en los años ‘60, el astronauta John Gleenen, hizo un vuelo orbital. El soporte terrestre enrolló en los cables de la nave espacial billetes de 2 dólares, los cuales fueron envueltos con deseos de buena suerte. Ahí también toma relevancia la creencia de la buena suerte asociada al billete.

Cómo son los billetes de 2 dólares

En su reverso, el billete más actual tiene grabada la pintura de John Trumbull “Declaración de Independencia”, aunque se tuvo que modificar un poco por la falta de espacio. En el dibujo original, de hecho, aparecen 47 personas, mientras que en el billete de dos dólares se redujeron a 42 firmantes.

Anteriormente, en otras ediciones, el reverso mostraba la propiedad de Thomas Jefferson en Virginia, Monticello, de 1928 a 1976. Después tendría una viñeta de la firma de la Declaración de Independencia hasta que, finalmente, quedó el recuadro actual.

Una historia de rechazo al billete de 2 dólares

Durante la mayor parte del tiempo, estos billetes fueron poco populares, incómodos para utilizarlos en efectivo. De hecho, como cuentan en la web del Tesoro estadounidense, en la década de 1860 se limitó la cantidad de billetes de US$1 y US$2 que podían emitir los bancos porque se creía que el uso generalizado de billetes de pequeña denominación causaba inflación.

Sin embargo, la suerte del billete de dos dólares se revirtió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando a comienzos de 1942 el Tesoro estadounidense prohibió el transporte de dólares a través de la frontera con México.

Embed

El objetivo de la medida era “evitar que se utilice a México como un lugar en el que los agentes del Eje puedan disponer de las monedas en dólares saqueadas en el exterior”. Pero hubo dos excepciones: los dólares de plata y el de US$2; porque se consideró que no habría muchas de estas divisas fuera de los Estados Unidos. Por supuesto, la demanda del billete se disparó a lo largo de toda la frontera.

Otros mitos y leyendas sobre el billete de US$ 2

  • En 2016, una nena fue detenida en Texas, Estados Unidos, porque intentó pagar la comida del colegio con un billete de dos dólares y creyeron que era falso. Fue acusada de falsificar dinero, aunque afortunadamente, la investigación policial dio marcha atrás con la causa.
  • A menudo, el billete de US$ 2 se usa en Estados Unidos como un indicador de las tiendas pequeñas para rastrear los robos.
  • La población asocia el billete de 2 dólares a hipódromos (por ser la apuesta mínima) o clubes nocturnos.
  • Otra leyenda es que el precio de la entrada de la casa-museo de Thomas Jefferson cuesta 13 dólares, justamente, con la intención de favorecer el cambio con un billete de dos dólares.

Un objeto de deseo para coleccionistas

En la actualidad, al recorrer páginas web de compra-venta en Argentina se pueden encontrar diversas publicaciones ofreciendo este misterioso billete de 2 dólares.

El precio se mueve entre los $1200 y $4200, es decir, mucho más que su valor de cambio real. Es muy buscado por coleccionistas, aunque entre los comentarios de los compradores también se hace mención a otra de sus leyendas: la suerte que trae a quienes lo reciban.

Recordemos que su baja emisión lo convierte en el billete de dólar más escaso de toda la escala de las divisas norteamericanas.

Se habló de
s