Entrevista en A24.com

Claudio Loser, sobre la negociación de la deuda: "El impedimento no es el FMI, sino la situación de la economía política argentina"

El exfuncionario del organismo de crédito califica de "un evento positivo" el acuerdo con el Club de París. Las señales contradictorias y "nebulosas" que rodean a Martín Guzmán.
Julia D´Arrisso
por Julia D´Arrisso |
Claudio Loser fue director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI)

Claudio Loser fue director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI)

El exdirector para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) Claudio Loser mira de cerca lo que sucede en Argentina, especialmente todo lo relacionado con la deuda.

Radicado en Washington, el economista analizó en una conversación con A24.com cómo avanzan los acuerdos con el Club de París y el FMI, y se anima a dar algunas definiciones.

En primer lugar, consideró que el pago parcial al Club de París es un "evento positivo" y servirá para acordar con el FMI, algo que, según su visión, podría suceder entre julio y agosto o después de las elecciones. Sin embargo, insiste en una advertencia sobre la negociación de la deuda: "El impedimento no es el FMI, sino la situación de la economía política argentina".

-Esta semana se conoció que el Gobierno acordó realizar un pago parcial al Club de París para luego entablar una nueva negociación en 2020. ¿Qué opina de esto?

-Creo que lo del Club de París es un evento positivo. Muestra la buena voluntad de los países del organismo que son miembros importantes y constituyen casi una mayoría dentro del Fondo. Es una forma de ayudar a Argentina en su pedido de arreglar las cosas con el FMI. El hecho de que Argentina esté dispuesto a pagar una parte los ha convencido y también dada la conexión estrecha entre el Club de París y el Fondo, habrán visto progreso y eso da un espacio importante de respiro a Argentina, por lo menos hasta marzo del año próximo.

-¿Cómo funciona esa conexión estrecha entre el FMI y el Club de París?

-El Club de París es realmente una asociación, no una institución rígida dentro de la Organización de Naciones Unidas (ONU) como el Fondo. Fundamentalmente, cuando hay problemas económicos, el Club de París depende del Fondo en el sentido de que, aunque pudiera hacer una restructuración, necesita un programa económico, entonces, delega eso en el FMI y negocia después los plazos a pagar. Además, los países acreedores son los principales votantes del Fondo. Es la misma audiencia en definitiva.

Guzmán y Georgieva.jpg
Guzmán y Georgieva, en uno de sus encuentros para avanzar con la negociación entre la Argentina y el FMI

Guzmán y Georgieva, en uno de sus encuentros para avanzar con la negociación entre la Argentina y el FMI

FMI: una negociación "nebulosa"

-¿Cómo ve el avance de la negociación de la Argentina con el FMI?

-La veo un poco nebulosa la negociación. Hay señales de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, quiere negociar antes de las elecciones, pero en el Congreso dicen que hay que esperar. En ese sentido, creo que no es tanto el tema del diseño de un programa económico, sino la aceptación interna de la necesidad de tener un plan de gobierno para los próximos años. Debe haber más bien un problema interno dentro de la Argentina.

-¿De qué manera afecta eso en la negociación?

-Afecta porque tiene que haber credibilidad por parte del país. No es solo firmar una carta. Si en el Fondo se dan cuenta de que hay una oposición dentro del Congreso, la credibilidad se pone en duda.

-¿Considera que a Argentina le "ayudó" la pandemia en ese sentido?

-Sí. Aunque Argentina tenía los problemas de antes. La pandemia, en alguna forma perversa, ayudó porque le hizo cambiar la actitud a los países acreedores, que le dieron un perdón importante a los países pobres y de alguna manera contribuyó en la negociación privada el hecho de que se le haya complicado tanto al mundo la situación por la pandemia.

-¿Cómo analiza la estrategia de Guzmán sobre la negociación?

-Creo que tiene claro lo que hay que hacer. Él arregló con el sector privado, el Club de París y quiere arreglar con el Fondo para correr la deuda dentro de un programa extendido. Está tratando de hacerlo y quisiera negociar lo antes posible, pero el impedimento no es del Fondo, sino de la situación de la economía política.

-¿Y cuáles son los beneficios y costos de esa estrategia?

-Sobre los beneficios le sacaría el peso de encima porque negocia ahora, le dan plata para pagar en los próximos dos años y se correrían los plazos de pago de los próximos dos años a un período de entre cinco y doce años porque se va desembolsando de a poco. Después de los tres años, Argentina terminaría el programa económico y tendría que pagar.

En términos de costos, en este momento se está pagando interés sobre la deuda, pero es relativamente bajo, del 4%. Creo que van a tener que ver la posibilidad de reducir los pagos extra, pero la tasa es más baja que en cualquier otro lado.

Los costos están desde un punto de vista político de tener un programa con el Fondo. En sí no es un costo porque hay que arreglar las cosas con o sin el Fondo. Puede haber un costo político para el kirchnerismo decir que estamos dependiendo del Fondo...

La estimación de un acuerdo que se dilata

-¿Cuándo cree se va a acordar con el FMI?

-Yo diría entre julio y agosto o después de las elecciones. Veo muy poco probable que sea ahora por los problemas políticos que puedan existir. Veo más factible que Argentina le paga el Fondo ahora, que pasen las elecciones y se pongan después a negociar seriamente. Depende del resultado de las elecciones también.

-¿Qué impacto puede tener en el mercado interno la definición de la negociación de la deuda? ¿Qué puede pasar con el tipo de cambio?

-En términos de la situación interna, creo que el Fondo diría que hay que proteger a los más pobres, insistiría en términos de ir reduciendo el déficit, pero no inmediatamente. En eso Argentina está en una dirección correcta y en la parte cambiaria es importante liberar el tipo de cambio. Creo que el Fondo estaría dispuesto a un tipo de cambio comercial para exportaciones e importaciones y otro financiero de mayor variabilidad, pero hay que tratar de reducir la expansión del crédito interno de la economía.

-¿No podría generar una devaluación?

-Del tipo de cambio oficial, sí, pero tiene que haber. Para corregir la presión del cepo y esas cosas.

-¿Qué estrategia adoptaría usted con el Fondo?

-Creo que hay bastante entendimiento y creo que él [por Martín Guzmán] tiene que entender lo de la expansión monetaria, el tipo de cambio, el déficit fiscal. El problema es cómo, antes o después de las elecciones, poder convencer a las fuerzas políticas internas de la necesidad de hacer estas cosas con el Fondo o sin el Fondo.

Se habló de
s