Emprendedores

Crearon una app para ayudar a las familias y ya piensan lanzarla en Europa

Se trata de Bel, una aplicación de niñeras, apoyo escolar y clases particulares que conecta familias con profesionales de manera 100% segura. Cuánto invirtieron, cómo es el sistema y qué proyectan para los próximos meses.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Una app para la familia: Javier

Una app para la familia: Javier, Josefina, Juan y Ángeles, el equipo detrás del éxito de BEL.

El mundo puede cambiar, la tecnología irrumpe y genera debates, pero hay algo que siempre se mantiene igual: los hijos son lo más importante para sus madres y padres. Desde esa certeza, justamente, nació Bel, la aplicación para que las familias recuperen su bienestar, proporcionándoles la ayuda que necesitan con el desarrollo y cuidado de sus hijos.

¿Cómo es eso? Fácil, la app ofrece servicios de niñeras, apoyo escolar y clases particulares, y conecta a las familias con profesionales –validados previamente- que más necesitan para sus hijos para lograr una experiencia segura, confiable y dinámica.

Bel fue creada y desarrollada a mediados de 2021 por dos emprendedoras: las hermanas Ángeles y Josefina Bustamante. Profesora de inglés y actual responsable de la comunicación, la primera; e ingeniera en informática y a cargo del área tecnológica de la compañía, la segunda.

En la primera etapa, levantaron una inversión de 120.000 euros de “Friends & Family”, que apoyó la idea al comprobar que no existían apps similares en Argentina.

Sin embargo, el avance del proyecto hizo que el equipo crezca y ahora son cuatro socios, con la incorporación de Javier Camacho, como CEO de la marca, y de Juan Codrón, a cargo del marketing.

Una app con la seguridad como diferencial

Con apenas unos meses de funcionamiento, la aplicación ya cuenta con más de 400 “Belers” (profesionales) y más de 1.000 familias registradas, que pueden optar por la modalidad online o presencial.

Sin dudas, uno de los puntos clave para el éxito del proyecto es que permite que las familias contraten a diferentes profesionales de manera 100% segura: quienes forman parte de la comunidad de profesionales, ya fueron validados previamente por un equipo de psicólogos. Además, para reforzar este aspecto, el equipo realiza entrevistas personalizadas y psicotécnicas, así como también se encarga de verificar las referencias de cada experiencia previa, junto con todos los antecedentes laborales de los “Belers”.

“Tanto en la modalidad a domicilio como en la virtual, ofrecemos la posibilidad de contratar profesores de apoyo para materias que van desde matemáticas hasta lengua o inglés, fundamentales para lidiar con los boletines en esta época de exámenes finales”, afirma Ángeles Bustamante.

Asimismo, poseen profesionales para actividades de ocio y recreación como clases particulares de artes plásticas, guitarra o piano, siempre con el objetivo de ofrecerle a cada familia una experiencia confiable y validada previamente.

En ese sentido, al conformarse como una comunidad confiable de familias y profesionales, la empresa tiene una doble misión social: para con las familias, brindarles bienestar, ayudándolas a cuidar, entretener y educar a sus hijos. Y, para con los profesionales, favorecer su inserción laboral y dignificar su labor.

BEL APP.jpg

“Consideramos que los profesores y las personas que cuidan de nuestros hijos son figuras fundamentales para el desarrollo de nuestras sociedades. Por eso quisimos brindarles herramientas que les faciliten la vida y los acerquen a más y mejores oportunidades”, señala Javier Camacho.

El modelo de un servicio innovador

Desde un comienzo, aseguran, la idea era sumar innovación y colocarla al servicio de las familias y los profesionales. Por eso, explica Josefina, a nivel tecnológico decidieron comenzar por solucionar la fricción del pago.

“Descubrimos que un 80% de nuestros usuarios contratan a sus Belers semanalmente, así que apostamos por un servicio por suscripción: si María toma clases de matemáticas cada jueves de 18 a 19 con Agustina, le permitimos contratar este servicio con la modalidad ‘recurrente’, y el pago se le debita de su tarjeta cada semana, sin tener que interactuar con la aplicación”, asegura.

A su vez, para formalizar y asegurar el tipo de negocio que ofrecen, crearon un “protocolo de tratos” que busca brindar a las familias los mejores servicios con la mejor actitud. “Nuestra tecnología y componente humano se complementan para que todos los servicios estén respaldados con la mayor seguridad”, remarcan sus fundadores.

Más inversión y expansión en Europa

Con el éxito de la aplicación en tan poco tiempo, sus creadores no piensan detenerse. Por eso, ya anunciaron que el próximo paso será el lanzamiento de los talleres grupales y colonias de verano, en Palermo y Recoleta.

Venimos creciendo más de un 10% semanal desde el lanzamiento de la app en agosto, y esperamos mantener este crecimiento varios meses más”, reconoce Camacho. Y asegura que “estamos consiguiendo lo que la mayoría de nuestros competidores no han sido capaces: que las familias y profesionales prefieran transaccionar los servicios por dentro de la app, mediante un modelo de suscripción semanal a los profesionales”.

Según su visión, “la clave pasa por la confianza que transmite Bel y en la comodidad que proporciona automatizar los pagos por la app”. Por eso, sostiene, ya planifican su expansión: “Lanzamos en Argentina y el próximo desembarco será en España. Para eso, estamos levantando una ronda de 750.000 euros con Fondos de Capital Riesgo, lo que nos permitirá seguir creciendo y poner un pie en Europa”.

De esta manera, la aplicación apunta a seguir brindando soluciones a las familias, para que puedan trabajar mientras sus hijos son cuidados; a la vez que ofrecen más oportunidades de trabajo a los profesionales.

Se habló de
s