buena onda

De las críticas de un banquero internacional a los comentarios de Julián Serrano: el debate detrás del récord que marcó el bitcoin

por Julia D´Arrisso | 10 de feb de 2021 - 06:57
De las críticas de un banquero internacional a los comentarios de Julián Serrano: el debate detrás del récord que marcó el bitcoin

La cotización del bitcoin (BTC) marcó un nuevo récord este martes y encendió un debate de amplio espectro que traspasó las fronteras del ámbito financiero. Desde el vicepresidente del Banco Central Europeo hasta el influencer Julián Serrano, distintas personalidades opinaron sobre la criptomoneda y despertaron varias inquietudes: ¿el bitcoin es considerado una moneda? ¿Puede el bitcoin incorporarse como un activo “de refugio” para las reservas de un país?

Este martes, el BTC superó los US$46.000, lo que representa una suba de más del 17% durante las últimas 24 horas después de que Elon Musk, dueño de Tesla, anunció la compra de US$ 1.500 millones en criptomonedas.

Ese movimiento disparó la cotización y provocó consideraciones dispares sobre este instrumento. Por ejemplo, el exvicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio, sostuvo que “el bitcoin es sólo una serie de ceros y unos en una red de ordenadores” que “no tiene valor fundamental porque nunca será una moneda” y opinó que “ninguna empresa podría operar un presupuesto o hacer una planificación financiera basada en una unidad que puede variar tanto”. Del lado contrario, el influencer Julian Serrano utilizó su cuenta de Instagram para indicar que “lo que deberían hacer en la Argentina, si tuviesen dos dedos de frente, es bajar impuestos y crear una criptomoneda propia, blockchain, anti-inflación”, ya que, en sus palabras, “en el contexto global en el que estamos es claro que las riquezas se van a donde haya más libertad financiera”.

Si bien la cotización subió notablemente gracias a la inversión de Tesla, la decisión de Musk responde a una tendencia mayor. “Hacia fines del año pasado se aceleró la aparición de un fondo de inversión muy grande, Microstrategy, que se convirtió en promotor de la adopción de bitcoin por parte de las empresas, sumado a que Paypal comenzó a permitir la compra de bitcoin dentro de la plataforma. Todo fue ‘encendiendo la mecha’ y dejó demostrado que los inversores miran con atención la criptomoneda, que es un activo ajeno a las regulaciones de un Estado”, explicó a A24.com Rodolfo Andragnes, presidente de la ONG Bitcoin Argentina.

A partir de esto, varias entidades pusieron en duda si bitcoin podía ser considerado como una moneda que cumple con los requisitos de reserva de valor, medio de intercambio y unidad de cuenta. Sobre este punto, Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango, expresó que “por ahora no lo es, pero no quiere decir que no lo pueda ser”. “Tiene características del oro, de la moneda, de los pagos digitales y es un poco de todo eso, pero no responde a ninguna de las categorías rígidas”, señaló en diálogo con este medio.

“El bitcoin no va a ser el reemplazo de la moneda, pero podría compensar la política monetaria. El mercado está haciendo relevante este instrumento porque la gente lo adopta, más allá del precio o la cotización”, analizó Manuel Beaudroit, CEO de Belo. Asimismo, Bari dijo que “mirar la cotización es quedarse con muy poquito con lo que pasa detrás, que es un sistema incorruptible y que tiene usos que aún desconocemos".

Pero esto no es todo. Otros especialistas también manifestaron su preocupación por la volatilidad del mercado de las criptomonedas. Entre ellos, los analistas de JP Morgan, John Normand y Federico Manicardi, expresaron que Bitcoin es la "cobertura menos confiable durante períodos de tensión aguda del mercado”, según consignó la agencia Bloomberg.

Esas consideraciones también fueron puestas en tela de juicio. Si bien los especialistas en bitcoin reconocieron que se trata de un mercado pequeño y, por ende, expuesto a grandes movimientos, también destacaron su valor como activo a largo plazo y su crecimiento durante los últimos años. “Hay un demostrado interés de parte de ciertos actores que tienen depósitos en otros activos y que lo quieren invertir como una reserva de valor de largo plazo y varios tenedores de oro empiezan a verlo como una alternativa. Sí, es muy volátil, pero, aunque fluctúe, el bitcoin a largo plazo fue siempre hacia arriba y las chances de que siga así son muy altas. Cualquier gobierno debería tener bitcoin en sus reservas”, apuntó Andragnes.

La propuesta no es nueva. De hecho, en 2014, el desarrollador Santiago Siri sugirió poner el 1% de las reservas del Banco Central en bitcoin y generó la adhesión de varias personas que trabajan con este instrumento. “Las empresas empezaron a volcarse en este tipo de activos. Creo que es una tendencia que se va a mover. Y si los que trabajan en finanzas no se despiertan y ven lo que genera esta tecnología se van a quedar obsoletos. Esto dejó de ser una moda, es una industria nueva y una oportunidad para que la gente aprenda sobre finanzas y pueda tomar mejores decisiones”, cerró Beaudroit.

Se habló de