Consumo

Desabastecimiento: cómo afectan los ausentismos y el personal de vacaciones a la distribución de mercaderías

Una situación que se evitó al inicio de la pandemia, vuelve a plantearse ahora como interrogante por el alto nivel de ausentismo por COVID-19 y el personal de vacaciones. Cuál es la realidad de las empresas de logística y distribución de productos.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Abastecimiento: los altos índices de ausentismo por COVID-19

Abastecimiento: los altos índices de ausentismo por COVID-19, en época pico de vacaciones, exige al máximo al personal de las empresas de logística.  

Ni siquiera pasaron 24 meses para que en Argentina se vuelva a escuchar la palabra desabastecimiento. Al comienzo de la pandemia por COVID-19, allá por marzo de 2020, con las primeras restricciones para circular, uno de los inconvenientes que más preocupaba a las autoridades -además de la cuestión sanitaria- era poder garantizar el abastecimiento de productos, especialmente alimentos y medicinas. La falta de insumos en ese contexto hubiera sido un caos total.

Sin embargo, el Gobierno convocó a las empresas de transporte de cargas y logística para atender la emergencia y, con el esfuerzo de todos, sacaron adelante la situación. Ni siquiera en los días de mayores cuidados o restricciones, los transportistas detuvieron el servicio y entregaron productos con una frecuencia casi normal, pese a las bajas que debieron enfrentar en su personal, por edad o contagios.

Ahora, casi 2 años después, un escenario marcado por altos índices de ausentismo en las compañías por el avance de Ómicron, que coincide con el período de vacaciones, plantea nuevamente el interrogante: ¿es posible el desabastecimiento si las empresas no cuentan con el número de empleados necesarios para realizar sus operaciones de distribución con normalidad?

Esta semana, desde la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, lo dijo sin vueltas: alrededor de 80 mil empleados de la industria dejan a diario de trabajar por estar contagiados con COVID-19 o bien ser contactos estrechos, "situación que pone en peligro el abastecimiento".

Qué pasa en las empresas de logística

Por estos días, en Estados Unidos también hablan y padecen el desabastecimiento por la variante Ómicron. Y por la nieve. En Argentina, en tanto, la segunda causa que afecta la distribución de mercaderías -además de los contagios y aislamientos por el virus- es el período de vacaciones de la mayoría del personal en las empresas.

“En la industria automotriz, en las plantas que operamos, estamos de vacaciones”, explicó Emiliano Karlen, director de Operaciones de Grupo Cargo, con sede en la provincia de Córdoba. Sin embargo, aclara, “estamos atravesando complicaciones en relación a la disponibilidad de flota para mover materiales y hacer movimientos de abastecimiento, justamente, como resultado de los niveles de ausentismo que se están produciendo”.

Según los números de la compañía, que coinciden con el promedio del sector medido por las cámaras empresariales, el promedio habitual por ausentismo va del 2% al 4%, mientras que en la actualidad registran niveles del orden del 15%, entre contactos estrechos o casos positivos.

De todas maneras, comentó Karlen, en las últimas semanas “se ve un amesetamiento de la curva y estamos recuperando dotación que va saliendo del aislamiento. Entendemos que, para finales de febrero, si todo sigue así, estaremos entre 8% y 9% de ausentismos si no pasa nada raro”.

Para Juan Aguilar, presidente de la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (FAETyL), si bien “en general estamos muy complicados por el tema del aislamiento a causa de los contagios por COVID, por el momento eso no representaría posibilidades de desabastecimiento”. Por un lado, expresó, debido a que los volúmenes almacenados y transportados “están aún por debajo de los del año 2018”; y, por otra parte, ya que las dotaciones de personal que aún siguen activas están realizando horas extras y recargas, entre otras acciones, para cumplir con las demandas de los clientes”.

Abastecimiento: con demoras y falta de productos

En efecto, desde la mayoría de las empresas coinciden en que difícilmente se llegue a una situación de desabastecimiento. Sin embargo, según pudo saber A24.com, en varios playones de carga y descarga de camiones se escuchó por lo bajo la queja de algunos gerentes ante una situación que puede volverse insostenible de extenderse en el tiempo.

Puede haber en determinados productos locales, y sobre todo importados, cierta demora o falta de entrega, pero sin llegar al desabastecimiento”, confirmó Fabián Yannone, vicepresidente de la Asociación Argentina de Logística (ARLOG). Incluso, agregó, “se dieron picos durante la última semana de diciembre y primera semana de enero a raíz de que las medidas de aislamiento por contagios y contactos estrechos eran más prolongadas”.

Wharehousing Cargo.jpg
Ausentismo: Las dotaciones de personal que aún siguen activas están realizando horas extras y recargas, aseguran desde FAETyL.

Ausentismo: Las dotaciones de personal que aún siguen activas están realizando horas extras y recargas, aseguran desde FAETyL.

Por su parte, Hernán Sánchez, presidente de CEDOL, cámara que reúne a las empresas de logística en el país, confirmó que, si bien hay algunos inconvenientes por la suba de casos, “no estamos cerca siquiera de llegar a una situación tan compleja, menos aún con las nuevas disposiciones del Gobierno que reducen los días de aislamiento en algunos casos y que sirven de alguna manera para sacar tensiones en la cadena de abastecimiento”.

No obstante, respecto de esas disposiciones, desde algunas empresas señalaron que se trata de medidas generales, pero después en cada colaborador hay una particularidad, por ejemplo, respecto del esquema de vacunación o las demoras en los turnos para hisoparse en la obra social, etc.

Cómo es esa situación. Una persona de vacaciones no está disponible en nómina y, si contrae COVID, la empresa debe suspender la licencia por vacaciones durante los días que permanece aislado y reconocérselos luego; por lo que, si ese colaborador tenía 15 días de licencia, se van a 21 días cómo mínimo. Eso, claramente, impacta en la cantidad de personal disponible, altera los cronogramas y multiplica costos.

En definitiva, sostienen fuentes del sector, la reducción a 5 días de aislamiento no aliviana mucho la realidad en las empresas, apenas en un par de días nomas, porque en realidad, esos 5 días, por diversos factores particulares, puede convertirse en 7, 8 o 10. Además, comentan por lo bajo, también se encuentran con algunas “avivadas argentas” por parte de los colaboradores: “Que la obra social no les da turnos para el testeo; o calculan los días para que en vez de 5 sean 10; o dicen que todavía no se sienten bien pese a tener el alta, etc.

Cómo actúan frente al ausentismo

Ante la imprevista suba en los niveles de ausentismo, las empresas de logística destinan recursos extra -tanto económicos como de personal- para que la situación no vaya más allá de límites manejables.

“Desde el área de recursos humanos hacemos un seguimiento a cada colaborador en cuanto a las fechas de diagnóstico, turnos con la obra social, cuándo comenzaron los síntomas, cuándo se hisopó o cuándo podría reincorporarse, cumpliendo con los cronogramas de aislamiento”, contó Néstor Membrive, CEO de Distribuidora Metropolitana. Y agregó que, además, de reforzar al máximo las medidas sanitarias como uso de barbijos, distanciamiento en las instalaciones, alcohol en gel o lavado de manos, “la información permanente es clave en este contexto para concientizar sobre las pautas de cuidado que reforzamos al extremo, incluso mucho más que al comienzo de la pandemia”.

El tema resulta más complejo por el super-posicionamiento que se da en esta época entre las vacaciones y el pico de contagios. Pero, “con la colaboración de las personas que siguen en sus puestos de trabajo en almacenes o en distribución, a través de horas extras y jornadas adicionales, se está llevando adelante la actividad, con limitaciones lógicas que el público consumidor debe comprender y ser paciente ante posibles demoras ”, sostuvo Yannone.

Por último, Karlen aclara que en algunos casos ya están considerando la devolución de los días perdidos por el personal en sus vacaciones, relacionados con el COVID. “Es una cuestión de planificar para devolverlos durante el transcurso del año”, finalizó.

-

Últimas Noticias

s