Industria láctea

Dónde se guarda el dulce de leche: heladera o alacena

El 11 de octubre se celebra el Día Internacional del Dulce de Leche y la empresa Luz Azul revela algunos secretos de este clásico argentino. Cómo identificar un producto de calidad y dónde se conserva mejor.
La empresa ofrece tips para identificar un buen dulce de leche.

La empresa ofrece tips para identificar un buen dulce de leche.

Como todos los años, en el Día Internacional del Dulce de Leche, la empresa láctea Luz Azul, lo celebra con recetas, consejos y secretos.

Desde el 1998, cada 11 de octubre se celebra el "Día Mundial del Dulce de Leche” para rendir tributo al producto nacional que fue reconocido como "Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina”.

Desde sus inicios, Luz Azul trabajó para encontrar la mejor versión de la receta de su producto estrella, de los que elabora 5000 kilos por día y aumentó un 200% sus ventas durante la cuarentena estricta. “Lo que pasó con el consumo del dulce de leche durante la pandemia fue extraordinario. Fue un boom del consumo de potes familiar de 400gr y de 1kg. En total vendimos 350 mil y 83 mil respectivamente y produjimos 300 toneladas en todo el 2020”, explicó Gabriela Benac, directora de la firma.

Asimismo, señaló que “pese al complicado escenario de la industria seguimos posicionándonos en el mercado local y redoblamos la apuesta: planeamos invertir $80 millones y nuestra facturación proyectada, para este año, es de $1200 millones”.

¿Cómo elegir un buen Dulce de Leche? “Un buen dulce de leche tiene que ser brillante a la vista, libre de impurezas, que no tenga aspecto arenoso ni harinoso y el color debe ser marrón cobrizo. En la boca se debe fundir bien. Si cuesta disolverlo, no es de buena calidad”, indicó Ismael Bracco, licenciado en Alimentos de la marca.

Debe guardarse en la alacena y no en la heladera. El especialista recuerda que “es un producto que tiene mucha cantidad de azúcar lo que hace que tenga poca presión osmótica, es decir poca agua disponible para que los microorganismos puedan desarrollarse en él, por lo que se conserva bien a temperatura ambiente”.

s