Opinión

Emprendedores: cuál es el potencial real de Latinoamérica como semillero global de startups

Brasil, Chile, Argentina, México y Colombia se ubican entre los 50 mejores países para emprender. Cuáles son las particularidades que distinguen a los emprendimientos de la región y que los destacan en el mundo de los negocios.
Emprendedores argentinos: uno de los pilares de las startups locales es contar con muy buen capital humano y talento profesional. 

Emprendedores argentinos: uno de los pilares de las startups locales es contar con muy buen capital humano y talento profesional. 

Por Ezequiel Braun Pellegrini (*)

En 2021, 26 startups de América Latina se convirtieron en empresas unicornio, alcanzando una valuación superior a US$1.000 millones. Además, emprendedores y compañías tecnológicas ya representan el 3.4% del PIB total de la región. En este contexto, la digitalización se vuelve un motor de innovación, inclusión, desarrollo, empleo y proyección internacional.

Según el “Startup Ecosystem Ranking”, elaborado por Startup Blink, los tres mejores países para emprender a nivel global son Estados Unidos, Reino Unido e Israel.

Por su parte, en América Latina, el primero en posicionarse es Brasil (20°), seguido por Chile (34°), Argentina (38°), México (41°) y Colombia (46°). El ranking resulta de un algoritmo que contempla tres componentes esenciales: cantidad de startups, calidad en cuanto a innovación y ambiente de negocios, el cual se refiere a infraestructura y libertad de operatividad.

Emprendedores: la realidad argentina de las startups

Si hay algo que caracteriza a las startups y emprendedores argentinos y latinoamericanos es la resiliencia. Para emprender con éxito y poder sostenernos en el tiempo, es clave “pivotear”, adaptarse, escuchar al mercado, revisar constantemente los planes ante un contexto muy cambiante.

Poder combinar nuestra tozudez con esta elasticidad es lo que explica en gran medida que hoy la región sea un semillero para el mundo.

Otro de nuestros pilares indiscutidos es contar con muy buen capital humano: tenemos personas muy bien preparadas y con mucha capacidad, flexibilidad, creatividad e inteligencia.

Asimismo, somos muy permeables en función de la realidad con la que nos encontramos diariamente, por lo que estamos más acostumbrados a lidiar con los cambios constantes en términos económicos, políticos, sociales y a trabajar en torno a escenarios inciertos.

Argentina tiene un gran ecosistema emprendedor y de startups, a pesar de sus dificultades económicas, lo que deja en evidencia el ingenio latinoamericano y la alta capacidad de los profesionales de la región para gestionar exitosamente sus organizaciones.

Si bien contamos con una menor presencia de inversiones en comparación a otros países de la región como México, nuestro talento queda demostrado en cada uno de los 13 unicornios locales y en las numerosas startups con un potencial global latente.

Startups: mucho potencial en Latinoamérica

En la actualidad, la región muestra un potencial enorme en lo colectivo que tiene la posibilidad de repercutir en el crecimiento individual de cada país.

Brasil es el mercado más grande de la región, con un PBI que supera al de sus vecinos latinoamericanos, haciendo del tamaño de su economía un atractivo clave.

México, en tanto, también cuenta con una característica similar, sumado a una cercanía -geográfica y estratégica- con EE.UU. Mientras que Chile y Colombia, por su parte, son mercados muy desarrollados y tienen mucho progreso en términos de la facilidad de adopción de herramientas tecnológicas.

Cualquiera sea el ámbito de aplicación, el desarrollo tecnológico representa un motor de crecimiento e innovación sin precedentes. Las startups que potencian y lideran esta revolución tienen una capacidad transformadora a escala global.

El gran semillero latinoamericano continúa brillando en el escenario local e internacional, abriendo nuevas oportunidades para un ecosistema sin fronteras.

(*) El autor es CEO y fundador de Brevity.

s