Industria

Funes de Rioja asumió en la UIA y va por la doble indemnización y la prohibición de despidos

También solicitó que se defina un acuerdo con el FMI y el Club de París. En la entidad preparan un conjunto de propuestas para los poderes Ejecutivo y Legislativo.
Funes de Rioja: El proceso inflacionario ha preocupado

Funes de Rioja: "El proceso inflacionario ha preocupado, preocupa y seguirá preocupando".

El nuevo presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, asumió este martes formalmente la conducción de la entidad e insistió en la necesidad de que el Gobierno elimine la prohibición de los despidos y la doble indemnización, debido al crecimiento que viene registrando el empleo en los últimos meses.

"Venimos por una continuación de un modelo federal, productivista, pro iniciativa privada, con crecimiento, inversión y empleo, luego de los avatares de la economía nacional de las últimas décadas", dijo el titular de la UIA en una conferencia de prensa virtual después de su nombramiento. Minutos antes, el Consejo General Ordinario de la entidad había aprobado por consenso la lista de unidad que lo llevó a la presidencia, donde estará acompañado por Miguel Ángel Rodríguez, como secretario General, en representación de las pymes industriales y las entidades regionales.

En cuanto a los lineamientos para la gestión de las nuevas autoridades de la industria, el también presidente de Copal afirmó que pretenden "una Argentina que propugne el desarrollo pyme, las exportaciones con valor agregado, y ser una institución con propuestas y no de mera protesta, con la integración de jóvenes y género en el accionar fabril".

Estas ideas, agregó, serán reflejadas en las próximas semanas en un conjunto de propuestas que darán forma a "un proyecto industrial, federal, sustentable, integrado e inclusivo" que elevarán a los poderes Ejecutivo y Legislativo.

La relación de la UIA con el Gobierno

Sobre el vínculo que tendrá su gestión con el Gobierno nacional, Funes de Rioja aseguró que "la pluralidad y la diversidad son circunstancias naturales" y que la entidad defenderá "el diálogo como mecanismo hacia la credibilidad, la confianza y la concertación".

"No significa que todos piensen igual sino que desde visiones distintas se puede construir un modelo compatible", afirmó el titular de la UIA quien junto al resto del Consejo Directivo ya solicitó audiencia con el presidente Alberto Fernández.

Entre los puntos de divergencia con el Gobierno, Funes de Rioja insistió en su desacuerdo con lo que denominó el "triple cepo laboral", en referencia a las prohibiciones de despidos, suspensiones y doble indemnización implementadas para sostener el empleo en medio de la pandemia.

"Desde septiembre tenemos un dato positivo en términos de empleo austero, modesto, pero que se genera empleo en vez de destruirse", detalló al asegurar que "cuando se generan obstáculos de esta naturaleza a la posibilidad de contratar y despedir se dificulta la entrada de nuevos trabajadores".

El tema que ya fue planteado al Gobierno en distintas reuniones bajo la presidencia del saliente Miguel Acevedo, significa para su sucesor "una defensa del empleo en blanco, registrado y socialmente protegido y queremos productividad desde el punto de vista laboral", dijo al plantear "revisarlo porque fueron medidas de emergencia que tienen que durar lo razonablemente posible".

La agenda de la UIA

Por otra parte, el flamante presidente adelantó que la representación industrial va a "analizar los problemas y plantearlos a quien corresponda" sobre "una agenda que la UIA tiene en el tema fiscal, laboral, de un proceso de recuperación industrial, para lo cual es clave contar con medidas pro inversión, menor presión tributaria y menor competencia del sector informal".

Entre otras definiciones, señaló que el proceso inflacionario "ha preocupado, preocupa y seguirá preocupando" a los miembros de la entidad, un problema para el cual "la Argentina tiene que buscar el equilibrio macroeconómico, algo que en proceso de esta crisis tiene limitaciones".

Al referirse sobre cómo el sector productivo está atravesando la pandemia, el directivo abordó la necesidad de incluir en "la calificación de riesgo" la vacunación de los trabajadores industriales.

"Creemos prioritario para el funcionamiento de la industria tener acceso a la vacuna. Queremos llegar a los sectores de la población fabril con la vacuna no solo pensando en este año, sino para 2022, porque todo indica que el primer semestre de año próximo va a tener algún coletazo posible del COVID-19".

Finalmente, remarcó que para el fortalecimiento del sector se necesita una solución al problema de la deuda que la Argentina negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París. "Es importante desde el punto de vista de apertura del crédito internacional que significa cumplir los compromisos con la viabilidad de poder asumirlos, teniendo en cuenta una pandemia que implica restricciones y limitaciones en la producción", indicó.

Al ser consultado sobre el impacto que puede tener en la industria una postergación de estos acuerdos, el titular de la UIA manifestó que "no quiero imaginar hipótesis respecto de un default, pero es necesario normalizar esta situación y acceder al crédito internacional para crecer".

Se habló de