Qué pasó. La compañía china fabricante de coches eléctricos se ha disparado en su segunda jornada de cotización en Wall Street. Terminó ganando un 75,76% hasta los 11,6 dólares por título.

  • La compañía debutó el miércoles en bolsa a un precio de 6,26 dólares por acción y, tras varios altibajos que la llevaron a los números rojos en sus primeros ticks, concluyó en los 6,60 dólares por título.
  • La automovilística, que nació hace cuatro años, ha marcado máximos intra diarios en los 12,69 dólares por acción en la sesión del jueves, lo que suponía un crecimiento del 86% con respecto al cierre anterior.

Por qué es importante. Según los documentos oficiales presentados previos a su OPI, para finales de julio Nio había recibido 17.000 pedidos de consumidores, pero había entregado menos de 500 coches, y en la primera mitad del año había registrado 7 millones de dólares en ventas y 503 millones en pérdidas.

  • Tesla, por su parte, registra en lo que va de año ventas por valor de 2.000 millones de dólares en China, lo que ha llevado al fundador de la empresa, Elon Musk, a querer construir una fábrica en Shangai que podría manufacturar unos 500.000 vehículos al año.