La camiseta que usó Argentina ante Inglaterra en el ’86 se compró en la calle y se cosió a mano un día antes del partido | A24
MundialRusia2018

La camiseta que usó Argentina ante Inglaterra en el ’86 se compró en la calle y se cosió a mano un día antes del partido

Camiseta negra, así será la suplente de la Selección Argentina en el Mundial de Rusia, un color nuevo para el conjunto nacional y distinto del azul de la remera alternativa clásica, esa con la que venció a Inglaterra en México 1986 y que también perdió las finales de 1990 y 2014 ante Alemania.

Hay diversas historias de las camisetas de la Selección en los mundiales, una de ellas es la de la remera que usó el equipo de Carlos Bilardo en aquellos inolvidables cuartos de final ante los ingleses con la actuación descomunal de Diego Maradona: fue comprada en la calle y cosida a mano horas antes del partido.

La historia de la camiseta contra Inglaterra

En los primeros tres partidos de México ‘86 (victorias ante Corea del Sur y Bulgaria y empate contra Italia), la Selección usó la camiseta celeste y blanca. Era un modelo liviano que Le Coq Sportif, la empresa que vistió al equipo argentino en esa Copa del Mundo, había confeccionado especialmente con la tecnología Air-Tech para hacerle frente a los efectos de la altura. Por cuestiones presupuestarias y de tiempo, no se llegó a producir un modelo similar de la camiseta suplente azul, que era de algodón y mucho más pesada.

Contra Uruguay en octavos de final, la Selección vistió por primera vez en México la camiseta azul. A Bilardo no le gustó nada el peso que tenía esa camiseta. Por eso, cuando se enteró que contra Inglaterra debía usar la remera alternativa, el Doctor pidió confeccionar un nuevo modelo, algo imposible por los tiempos. Cuando le mostraron la camiseta, Bilardo tomó una tijera y empezó a tajearla para mostrar cómo quería que estuviera calada para que la tela fuera lo más liviana posible.

A recorrer México DF

Faltaban dos días para el partido y la Argentina no tenía camisetas para enfrentarse a Inglaterra. Rubén Moschella, administrativo de la AFA que viajó a ese Mundial, salió por Ciudad de México a buscar camisetas azules marca Le Coq que fueran más livianas. Recorrió seis negocios hasta que encontró dos modelos distintos azules y de la marca. Le pidió al dueño del local que le reservara los juegos de remeras y se llevó una de cada juego para mostrárselas a Bilardo. Al DT mucho no le gustaron, pero fue justo en ese momento cuando entró en escena Diego Maradona. “¿Cuál te gusta más, Diego?”, le preguntaron. El Diez eligió la más brillosa y contestó: “Con ésta le ganamos mañana a Inglaterra”. La decisión estaba tomada.

Moschella salió lo más rápido que pudo y compró 38 camisetas azules de Le Coq. La idea era utilizar una en cada tiempo. Llegó a la concentración la noche previa al choque contra Inglaterra con todas las casacas. Había camisetas, pero sin escudo ni números. La Selección usaba la concentración del club América, entonces se les pidió a las chicas de limpieza del predio que ayudaran a coser los escudos en las camisetas azules y los números, que fueron unos de fútbol americano.

A pocas del partido, estaban listas las camisetas, esa camiseta que entró en la historia por los goles de Maradona y un triunfo inolvidable que luego fue aún más grande al ganar la Copa del Mundo.

Así cosieron las camisetas a mano un día antes del partido

Fuente: Revista El Gráfico