icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --

La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas

La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas
La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas

Los adultos mayores son uno de los sectores de la población que necesita más protección ante la pandemia del coronavirus, ya que el virus podría provocarles muchas complicaciones de salud.

Es por ello que las autoridades han repetido en varias ocasiones que son los abuelitos y abuelitas quienes deben de evitar salir de casa a toda costa, sin embargo, muchos de los adultos mayores en distintos países del mundo no tienen la oportunidad de hacerlo y deben romper la cuarentena.

La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas
La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas

Como le sucede a Juanita, una humilde abuela que no puede quedarse en la seguridad de su hogar porque tiene que preparar y salir a vender sus gelatinas con la esperanza de reunir un poco de dinero para subsistir.

Su cansancio y desgaste físico es evidente, pero cada día no pierde las esperanzas de que alguien se acerque a comprar alguna de esas gelatinas que coloca cuidadosamente sobre su bolso, siendo su único acompañante un viejo changuito de metal en el que traslada sus cosas.

A principios de mayo y a través de Twitter un usuario llamado Adolfo Díaz compartió una foto en donde se puede apreciar a la abuelita que está vendiendo sus gelatinas afuera de un establecimiento. “Esta señora vende sus gelatinas afuera de la panadería ‘La Esperanza’ junto a la zona de bancos en Cuautitlan Izcalli”, menciona el hombre en su publicación, donde pide a las autoridades municipales que ayuden a la mujer.

La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas
La abuela que trabaja todos los días para subsistir pero nadie compra sus gelatinas

De acuerdo con otros usuarios, la señora que vende sus gelatinas para poder sobrevivir es conocida como Juanita, y al parecer se encuentra sola porque sus hijos y nietos fallecieron. Es esa la razón por la cual Juanita tiene que salir a ganarse la vida con su mercancía, la cual vende en la calle de Temoaya, en la zona del Centro Urbano Cuautitlán Izcalli (zona de bancos).

En redes sociales muchas personas están compartiendo la historia de doña Juanita para que la gente de Cuautitlán izcalli se anime a comprarle una gelatina y así echarle una mano a la señora, quien esperamos pueda recibir la ayuda que merece y necesita en estos momentos donde es más vulnerable ante la pandemia de coronavirus que vive nuestro país, sobre todo en las zonas del Estado de México y la Ciudad de México, donde los casos son miles.

SUBIR

NWS

OVACION

SHOW

MAS NOTICIAS