Iglesia Católica

Acusan a Benedicto XVI por no haber actuado contra casos de pederastia en Alemania

Un informe oficial dice que el papa emérito "sabía y no actuó en cuatro casos" de abusos sexuales a menores cuando era arzobispo de Munich
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Conmoción en El Vaticano por una denuncia contra el papa emérito ( Foto: Archivo)

Conmoción en El Vaticano por una denuncia contra el papa emérito ( Foto: Archivo)

La noticia causó conmoción en El Vaticano. Un informe oficial de la iglesia alemana concluye que el papa Benedicto XVI, supo de casos de pederastia al menos en cuatro casos y no actuó. El entonces arzobispo Ratzinger estaba enterado de lo que ocurría en las diócesis de Munich y Freising pero omitió tener cualquier tipo de acción para condenar y castigar esos casos. El papa Francisco había ordenado el fin del secretos pontificio sobre este tema.

Un informe explosivo

La investigación interna en la Iglesia católica alemana se concentró en las numerosas denuncias que se recogieron sobre posibles abusos sexuales a lo largo de los años. El informe tiene más de 1.000 páginas y en casi 100 de ellas se destaca la actuación y las respuestas dadas por el entonces arzobispo de Munich, Joseph Ratzinger.

"Creemos que él puede ser acusado de mala conducta en cuatro casos", dijo el abogado Martin Pusch, uno de los encargados de presentar las conclusiones, en un trabajo de dos volúmenes. Según consta en el estudio, los sacerdotes involucrados en las denuncias - bajo el arzobispado dirigido por Ratzinger siguieron trabajando sin ningún tipo de sanciones.

Los abogados dijeron que pudieron demostrar que Ratzinger estaba informado de los hechos, pero la Iglesia no hizo nada.

ratzinger arzobispo.jpg
Joseph Ratzinger, denunciado por no investigar abusos sexuales mientras fue arzobispo de Munich ( Foto: Archivo)

Joseph Ratzinger, denunciado por no investigar abusos sexuales mientras fue arzobispo de Munich ( Foto: Archivo)

"Ningún interés reconocible"

Así describieron los autores del informe a la conducta del papa emérito. Mientras se desempeñó como arzobispo de Munich, entre 1977 y 1982, la "inacción" del prelado dejó a los involucrados en las denuncias sin ningún tipo de sanción. El informe habla de muchos otros casos, pero el que tuvo repercusión inmediata en todo el mundo es el que señala a Benedicto XVI por "dejar hacer o por no reaccionar".

informe.jpg
El cardenal Reinhard Marx, cercano colaborador del Papa Francisco, promovió el informe en el que se acusa al papa emérito (Foto: Archivo)

El cardenal Reinhard Marx, cercano colaborador del Papa Francisco, promovió el informe en el que se acusa al papa emérito (Foto: Archivo)

Impacto en El Vaticano

El voluminoso dictamen fue encargado expresamente por la arquidiócesis de Munich, que encabeza el cardenal Reinhard Marx.

Es uno de los purpurados mas importantes en la iglesia germana. Además forma parte del Consejo de Cardenales que asesora de manera directa al Papa Francisco. Ese solo dato basta para comprender el impacto del informe en la Santa Sede. El Papa Francisco ha recibido criticas y apoyos por igual por su determinación sobre los posibles casos de abusos en la Iglesia. Los sectores conservadores dicen que va demasiado lejos y los más liberales que es tibio en las reformas que prometió al llegar al trono de San Pedro.

Que ahora, el propio papa emérito, a quien Bergoglio sucedió aparezca involucrado en ese informe sobre abusos en la Iglesia germana es todo un contratiempo.

Entre ambos papas siempre ha trascendido una relación de estrecha cordialidad. Cuando en 2016, se realizó una celebración especial para recordar los 65 años de su ordenación sacerdotal, Benedicto XVI fue muy generoso en sus consideraciones: "Su bondad, desde el primer momento de la elección, en cada momento de mi vida aquí, me impacta. Más que en los Jardines Vaticanos, con su belleza, su bondad es el lugar donde yo habito: me siento protegido".

En tanto, el papa Francisco se refiere a menudo sobre su antecesor como "el hombre que me custodia las espaldas y los hombros con su oración".

Ahora, el "informe de Munich" cayó como una bomba en los jardines vaticanos.

Se habló de
s