Afganistán

Afganas desafiaron las reglas islámicas y protestaron contra las restricciones de los talibanes a sus libertades

Reclamaron por el derecho a la educación y con la consigna "pan, trabajo y libertad". Una acción considerada "peligrosa" por la dureza de las reglas islámicas para con las mujeres.
Mujeres afganas se animaron a protestar por sus derechos al régimen talibán

Mujeres afganas se animaron a protestar por sus derechos al régimen talibán

Desde su regreso al poder en agosto, este movimiento fundamentalista islámico fue limitando las libertades conquistadas por las mujeres en estos últimos 20 años tras la caída del anterior régimen talibán (1996-2001).

"¡La educación es mi derecho! ¡Reabran las escuelas!", repetían las manifestantes frente al Ministerio de Educación, muchas de ellas con velos que cubrían también su rostro, informó la agencia de noticias AFP.

Las mujeres pudieron caminar unos metros antes de que talibanes les cortaran el paso y las dispersaran. "Queríamos leer una declaración, pero los talibanes no lo permitieron", dijo una de las participantes.

"Tomaron los teléfonos móviles de algunas de las chicas y nos impidieron tomar fotos o hacer videos de la protesta", explicaron.

Desde su retorno al poder los talibanes han querido que la vida de las mujeres se pliegue a su interpretación integrista del islam. Así, excluyeron a las afganas de los empleos públicos, restringieron sus movimientos y les impidieron asistir a la escuela secundaria.

mujeres escuela afganistan.jpg

A principios de mayo, un decreto estipuló que el velo integral en público era obligatorio para las mujeres, preferentemente un burka, y que era mejor que "se quedaran en sus casas" si no tenían una razón urgente para salir. Estas nuevas medidas provocaron la indignación mundial.

Hace dos días, los talibanes rechazaron el llamado del Consejo de Seguridad de la ONU que les pidió dar marcha atrás en estas restricciones y consideraron que estas preocupaciones "no tenían fundamento".

El organismo pidió el martes a los talibanes "que reviertan rápidamente las políticas y prácticas que actualmente restringen los derechos humanos y las libertades fundamentales de las mujeres y niñas afganas", en una declaración aprobada por unanimidad.

Las 29 prohibiciones que los talibanes imponen a las mujeres

  1. Completa prohibición del trabajo femenino fuera de sus hogares. Solo unas pocas doctoras y enfermeras tienen permitido trabajar en algunos hospitales en Kabul.
  2. Completa prohibición de cualquier tipo de actividad de las mujeres fuera de casa, salvo que sea acompañadas de su mahram (parentesco cercano masculino como padre, hermano o marido).
  3. Prohibición de cerrar tratos con comerciantes masculinos.
  4. Prohibición de ser tratadas por doctores masculinos.
  5. Prohibición de estudiar en escuelas, universidades o cualquier otra institución educativa. Los talibanes han convertido las escuelas para mujeres en seminarios religiosos.
  6. Requerimiento para las mujeres de llevar un largo velo (burka), que las cubre de la cabeza a los pies.
  7. Azotes, palizas y abusos verbales contra las mujeres que no vistan acorde con las reglas del talibán o contra las mujeres que no vayan acompañadas de su mahram (su marido y guardián).
  8. Azotes en público contra aquellas mujeres que no oculten sus tobillos.
  9. Lapidación pública contra las mujeres acusadas de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio. Incluso, un gran número de amantes son lapidadas hasta la muerte bajo esta regla.
  10. Prohibición del uso de cosméticos. Por ejemplo, a muchas mujeres con las uñas pintadas les han sido amputados los dedos.
  11. Prohibición de hablar o estrechar las manos a varones que no sean mahram.
  12. Prohibición de reír en voz alta ya que ningún extraño debe oír la voz de una mujer.
  13. Se prohíbe a las mujeres llevar zapatos con tacones, que pueden producir sonido al caminar, debido a que ningún varón puede oír los pasos de una mujer.
  14. Prohibición de montar en taxi sin su mahram.
  15. Prohibición a las mujeres de tener presencia en la radio, la televisión o reuniones públicas de cualquier tipo.
  16. Prohibición de practicar deportes o entrar en cualquier centro o club deportivo.
  17. Prohibición a las mujeres de montar en bicicleta o motocicletas.
  18. Prohibición de llevar indumentarias de colores vistosos. En términos de los talibanes, se trata de “colores sexualmente atractivos”.
  19. Prohibición de reunirse con motivo de festividades como el «Eids», con propósitos recreativos.
  20. Prohibición de lavar ropa en los ríos o plazas públicas.
  21. Modificación de toda la nomenclatura de calles y plazas que incluyan la palabra «mujer». Por ejemplo, el «Jardín de las Mujeres» se llama ahora «Jardín de la Primavera».
  22. Prohibición de asomarse a los balcones de sus pisos o casas.
  23. Opacidad obligatoria de todas las ventanas, para que las mujeres no puedan ser vistas desde fuera de sus hogares.
  24. Prohibición a los sastres de tomar medidas a las mujeres y coser ropa femenina.
  25. Se les prohíbe a las mujeres el acceso a los baños públicos.
  26. Prohibición de viajar en el mismo autobús que los hombres. Los autobuses se dividen entre los que son “solo para hombres” o “solo para mujeres”.
  27. Prohibición de usar pantalones acampanados, aunque se lleven bajo el burka.
  28. Prohibición de fotografiar o filmar a mujeres. No pueden aparecer en fotografías y vídeos. No existen.
  29. Prohibición de publicar imágenes de mujeres impresas en revistas y libros, o colgadas en los muros de casas y tiendas.
  30. Otras prohibiciones “legisladas” son: escuchar música, de ver películas, celebrar el tradicional año nuevo porque la festividad es “pagana”, tener un nombre no islámico e, incluso, ¡volar barriletes!
s